brillador

(redireccionado de brilladores)

brillador -ra

 
adj. Que brilla.
Ejemplos ?
Bajaba ya la noche, y las ruedas del coche, tachonadas de estrellas, brilladores diamantes y centellas, detrás de las montañas resonaban; los pájaros callaban, dejando el campo yermo, cuando los pajes del galán enfermo en el alto desván hachas metían, que alumbrar la carroza prevenían.
Rosario, sentada en una mecedora, taconeaba nerviosamente, mientras el Niño, de pie y apoyado un codo en el tablero de mármol de la cómoda, contemplaba con algo irónica y acariciadora expresión a la hembra que, gracias a un aguacero providencial, había él conseguido unir para siempre a su buena o mala fortuna; a aquella tan codiciada por Joseíto el Melones, además de por su renombre, por su semblante de tez morena, por sus ojos rasgados y brilladores...
Sí, los ojos brilladores, los ojos que tienen fama en toda la Andalucía, por su fuego y sus pestañas, en el peñón, que lejano apenas se dibujaba entre la neblina (seña de mudarse el tiempo), clava.
Detallaba a Regina, hermosa realmente en aquel momento, bajo el velo blanco que nubaba los cabellos brilladores, ondulados con coquetería, adornada con el azahar céreo de verde follaje, resplandeciéndole en las orejas dos gotas de agua, limpias, gruesas, mil duros en cada lóbulo; el derroche del espléndido y entusiasmado consorte...
Los brilladores reflejos de los ojos de las bellas; la luz, salpicando estrellas en los grandiosos espejos; los tapices, las pinturas, los elegantes tocados, las alfombras, los brocados, las correctas esculturas, los cojines orientales, las blondas, la gentileza de las damas, la riqueza de mármoles y cristales, el raso, perlas y tul, plumas, risas y fragancia, forman de la hermosa estancia un mundo de oro y azul ..............................
Sobre su frente arremolinábanse los encrespados y brillantísimos cabellos, que desbordábanse en brilladores bucles sobre sus sienes y se retorcían en relucientes vedijas sobre la nuca y amenazaban, al desatarse, inundar la espalda como un torrente de rizos.
Hay algo en esos rayos brilladores que juegan por la atmósfera azulada, que me habla de ternuras y de amores de una dicha pasada, y el viento al suspirar entre las cuerdas, parece que me dice: « ¿no te acuerdas?».
Muéstrame sí, tu cielo engalanado con riquísimas franjas de colores, de trémulas estrellas salpicado, y sus lindos luceros brilladores.