bravamente


También se encuentra en: Sinónimos.

bravamente

 
adv. m. Con bravura.
Cruelmente.
Bien, perfectamente.
Copiosa, abundantemente.
Traducciones

bravamente

bravamente
Ejemplos ?
Florecen las rosas en torno de ella, vuelan los faisanes, agitan los árboles su cabellera verde a lo largo de las majestuosas avenidas; pero en el suelo cubierto de flores, de perfumes y susurros se adivina la presencia de algo enorme que está allí enterrado: una España que fue, y no cayó bravamente en heroica y tenaz resistencia, sino que se desplomó de anemia, dulcemente, con el cráneo hueco y un paternóster en los labios como último suspiro.
"El espía del Gran Mundo", novela francesa, en la cual hay una especie de Calibán, pero bueno y fiel, que chupa en una herida el veneno de una víbora; "La gran artista y la gran señora", que después he sabido fue por un año la coqueluche de las damas de Buenos Aires; "La verdad de un epitafio", donde el héroe roba de un sepulcro a su amada, aletargada como Julieta, y le abre la mejilla de un feroz tajo para desfigurarla a los ojos de sus enemigos; "El Clavo", un individuo a quién le perforan el cráneo durante el sueño, con un clavo invisible a la autopsia, pero que algunos años después aparece Bravamente incrustado en su calavera...
Aquella misma noche, al cuarto de la prima, dieron sobre nosotros otros siete o ocho mill indios, y peleamos con ellos más de dos horas, e se nos defendían bravamente, cerrados en un escuadrón, como tudescos: al fin dieron lado, y matamos muchos dellos y al capitán que los guiaba.
-¡Ay de nosotros!-dijo uno-, que nos condenamos por el pecado de la carne sin conocer mujer, tratando más en huesos. Lamentábase bravamente, cuando dijo un diablo: -¡Ladrones!
Al terminarse los responsos, cuando Fray Lope Castellar se volvía para bendecir a los fieles, alzáronse en tropel algunos mercenarios de mi escolta, apostados en la puerta durante la misa, y como gerifaltes cayeron sobre el presbiterio, apri-sionando a un mancebo arrodillado, que se revolvió bravamente al sentir sobre sus hombros tantas manos, y luchó encorvado y rugiente, hasta que vencido por el número, cayó sobre las gradas.
Como, cuando en la jaula que contenga leona vieja ya curtida en guerra, para que el pueblo esparcimiento tenga, con ella un toro indómito se encierra, y ven los cachorrillos que a ellos venga altivo mientras muge y bravo yerra, y, en cuanto el cuerno con asombro miran, tímidos a una parte se retiran; mas si la madre contra él se lanza y en sus orejas clava el crudo diente, también ellos pretenden su matanza y, saliendo en su auxilio bravamente, muerde uno al toro el lomo, otro la panza: así contra el pagano hace esta gente.
En Eridu, al entrar en la mansión de Enki, Llora ante Enki: "Oh, Padre Enki, no permitas que tu hija...(70) ¡El Padre Enki, Señor de la Sabiduría, Que conoce el "alimento de la vida", que conoce el "brebaje de la vida", Me hará volver, seguramente, a la vida!» Inanna se dirigió, pues, hacia los Infiernos, Y a su mensajero Ninshubur le dijo: «¡Vete, Ninshubur, Y no te olvides de las órdenes que te he dado!» Cuando Inanna hubo llegado al Palacio, en la montaña de lapislázuli, En la puerta de los Infiernos, ella se comportó bravamente, Ante el Palacio de los Infiernos, ella habló bravamente: «¡Abre la casa, portero, abre la casa!
Todavia conservo los dolores que esperimenté la noche del 4 de Mayo en el bajo de la residencia: ¿se acuerda compadre? —Toma si me acuerdo; nunca crei que un puñado de hombres se defendiesen tan bravamente como aquellos energúmenos de unitarios.
Y en tanto en una antesala Don Juan esgrime y revuelve Contra tres que cara le hacen, Con el juez que se defiende Pues insultado Aguilera Por él, y mofado al verse, Tiró el bastón y echó mano Al estoque bravamente.
Y, mientras tanto, el compadre, dominado por el egoísmo brutal de la vida, regateaba bravamente con los compradores de pescado que querían adquirir la hermosa pieza.
Antes de exponer mi navío a caer parcial o totalmente en manos del enemigo, después de haberse batido bravamente, he decidido no combatir, sino destruir su material y hundirlo… Desde un principio he aceptado sufrir las consecuencias que implicaba mi resolución.
Una noche no pude resistir al pasar frente al Colón; vi entrar a un pariente amigo con su familia; comprendí que tenía un palco donde meterme medio escondido, y tomando mi entrada, penetré bravamente, un poco pálido, por la convicción profunda de que todo el mundo me observaba.