Ejemplos ?
afé Pombo (aparece también como Antiguo Café y Botillería de Pombo) fue un café madrileño situado en el número 4 de la calle de Carretas.
El establecimiento contaba con servicio de confitería y botillería y, según rezaba un cartel ubicado en su entrada, también contaba con villares, con v, según se escribía en la época para referirse al billar.
Dos tertulias fueron rivales en promocionar la vanguardia artística a principios del siglo XX; Rafael Cansinos Assens tenía una itinerante que empezaba en el Café Colonial de Madrid, cerca a la Puerta del Sol, donde se daba cita un público variadísimo, en el que destacaba la presencia de pintores, artistas y poetas extranjeros llegados a España con la guerra de 1914; rival suya era la de Ramón Gómez de la Serna, en el antiguo Café y botillería de Pombo, en la calle Carretas; esta era acaso la más importante y seguida de Madrid y en su nacimiento se prohibió hablar de la guerra, sirviendo de refugio a todos aquellos que se hartaban en otros cafés donde sólo se hablaba de eso.
En el segundo tramo de la calle existían diversas casas y palacetes nobiliarias, la del Marqués de Santiago (en la que residió por algún tiempo el Casino de Madrid), la casa del Duque de Tamames, la del Marqués de Valdegena (en cuya esquina se encontraba la botillería de Canosa).
En 1928 se cita a la botillería en un estudio realizado sobre las tabernas de Madrid. Autores de finales de siglo XIX mencionan que en esa época se trataba de la botillería más antigua de Madrid junto con la Canosa.
Un buen día entró a tomar algo en una simple botillería de la calle Carretas (calle radial de la Puerta del Sol) situada en el número 4 de la calle Carretas.
Las prostitutas del cercano Café de Zaragoza (al que el humor madrileño denominó: café de la sífilis) le daban un aspecto muy diferente del que tuvo en los años veinte. La botillería cerró definitivamente en 1942 y una tienda de pieles la sustituyó.
El Pombo cerró en 1942, con el peso de la postguerra española y sin el alivio de Ramón, exiliado en Argentina. El Antiguo Café y Botillería de Pombo se ubicaba cerca de la Puerta del Sol.
II Su dirección exacta era en el número 4 de la calle de las Carretas, calle de librerías y tiendas ortopédicas. Es muy posible que fuese una botillería que se transformase poco a poco, por influjo de las modas, en un café.
En su interior había cuartos de habitación de puesteros de la plaza, bodegas para guardar frutas y otros comestibles, fonda y vinatería que se llamaba la botillería, panadería con amasijos, pulquerías, zonas de juego público de naipes y juego de boliche, donde incluso se podía terminar la parranda por la mañana.
A pesar de ello se mencionan la Fonda de Genieys (sita en la calle Jacometrezo), la Fonda de la Perona, la Fonda de los Dos Amigos y la Botillería de la Canosa (una de las más populares, ubicada en la carrera de los Jerónimos).
Bululú, interpretación o lectura dramatizada de la trágica escena duodécima de Luces de Bohemia, preludio de la muerte de Max Estrella en presencia de don Latino de Hispalis.: Café «La Fontana de Oro» - Parada y lectura en dicho establecimiento de ecos «galdosianos», en el pasado fonda de viajeros, luego botillería, ubicada en la esquina de la calle de Espoz y Mina con la Carrera de San Jerónimo.