borrico


También se encuentra en: Sinónimos.

borrico, a

(Del bajo lat. burricus, caballo pequeño.)
1. s. ZOOLOGÍA Asno, animal cuadrúpedo.
2. s. m. CARPINTERÍA Caballete o trípode de madera u otro material que usa el carpintero como soporte para labrar la madera. borriquete
3. adj./ s. coloquial Se refiere a la persona que es muy necia es un borrico insoportable.
4. puesto en el borrico coloquial Se usa para designar a la persona que está resuelta a continuar con un empeño.

borrico

 
m. zool. Asno.
art. y of. Armazón en que apoyan los carpinteros la madera que labran.
adj.-m. fig.Asno (persona ruda).

borrico, -ca

(bo'riko, -ka)
sustantivo masculino-femenino
mamífero équido doméstico borrico de carga
Sinónimos

borrico

sustantivo masculino
Traducciones

borrico

Esel

borrico

donkey, ass

borrico

âne

borrico

asino, ciuco

borrico

ezel

borrico

حمار

borrico

osioł

borrico

Магаре

borrico

borrico

borrico

Æsel

borrico

ロバ

borrico

당나귀

borrico

ลา

borrico

/a
A. SM/F
1. (Zool) → donkey/she-donkey
2. (= persona) → fool
B. SM (Téc) → sawhorse, sawbuck (EEUU)
Ejemplos ?
Ha reasumido su brutal dictadura. Y me azuza, como si fuese un buey, con su doble aguijón: "¡Arre, pues, borrico! ¡Suda, esclavo!
Sin perjuicio de la azotaina, al que durante tres días no sabía al dedillo la lección lo plantaba en el patio de la casa a la vergüenza pública, adornándole la cabeza con una coroza o cucurucho de cartón donde estaban escritas con letras gordas como celemines estas palabras: «¡Por borrico!».
Por muerte de don Juan Fermín, recayó el título en su pri- mogénito don Juan Fulgencio que era, en lo físico, un feo con efe de fonda de chinos, y en lo moral un candido de los de som- brero con cuña.— ¿Qué se vende en esta tienda?— Cabezas de borrico, contestó amostazado el mercader.— Si la de usted es la de muestra, no compro, y sigo mi camino.— El cuentecito podría aplicársele al de Torre-hermosa.
Entonces, Abdalá el Susi se incorpora de un salto, se acerca a uno de los pordioseros y de un puñetazo trata de derribarlo del borrico.
El viejo que recibe el puñetazo de Abdalá no se cae del borrico, se inclina a un costado, y permanece allí inerte, mientras que el otro trata de escapar, pero es sujetado por los hombres del teniente Levil.
Entonces, Abdalá el Susi le dice al teniente: -Mira. Han atado a un muerto al borrico. Dentro del pecho del muerto viene oculta la ametralladora.
- Escuche su merced. Ayer mañana hizo ocho días que caímos mi borrico y yo en poder de unos ladrones. Me maniataron muy bien, y me llevaron por unos barrancos endemoniados hasta dar con una plazoleta donde acampaban los bandidos.
Protegido por sus sombras salí a todo escape, y, a la luz de las estrellas, divisé mi borrico, que comía allí tranquilamente, atado a una encina.
Doña Antonia oyéndose así insultada, tomó de la mano a Rosita y se encaminó a la puerta, diciendo en alta voz: — Vamos, niña, que no está bien que sigamos oyendo las insolencias de este zambo, borrico y majadero.
Aquel año ejercía el cargo de Juez de paz en Corongos un vecino principal llamado don Macario Remusgo, el cual, á pe- tición del pueblo, levantó sumaria información del suceso, y en vez de terminar declarando, por lo expuesto por los testigos, que la muerte del muchacho era un hecho casual motivado por su travesura, concluyó dictando auto de prisión contra el burro. Pero el condenado borrico se había hecho humo, y no hubo forma de encontrarlo y meterlo en la cárcel.
-¿.Zambo dijiste? ¡Santo Cristo de los temblores! ¿Y también borrico? ¡Válganme los doce pares de orejas de los doce apóstoles! El Arcediano, crispando los puños, quiso levantarse en persecución de la señora; mas se lo estorbaron el sacristán y el perrero de la Catedral.
¿Yo, zambo? ¿Yo, borrico? En puridad de verdad lo de borrico no era para sulfurarse mucho, y bien pudo contestársele con el pareado de un poeta : Hombre, no te atolondres: borricos, como tú, hay hasta en ::Londres.