bordear

(redireccionado de bordeaban)
También se encuentra en: Sinónimos.

bordear

1. v. tr. Pasar, andar o ir cerca del borde o la orilla de un lugar bordearon el lago.
2. Rodear o estar una cosa situada al borde de otra las rosas bordean el jardín. circundar
3. Acercarse, aproximarse, estar cerca de sus ideas bordean la estupidez; bordea los cuarenta años. frisar
4. v. intr. NÁUTICA Navegar una embarcación de bolina virando alternativamente a uno y otro costado.

bordear

 
intr. Andar por la orilla o borde.
Hablando de una serie o fila de cosas, hallarse en el borde u orilla de otra.
Frisar, acercarse mucho a una cosa.

bordear

(boɾ'ðeaɾ)
verbo transitivo
1. andar por la orilla de algo Bordearon el río.
2. acercarse a un estado o condición El poblado bordea la miseria.

bordear


Participio Pasado: bordeado
Gerundio: bordeando

Presente Indicativo
yo bordeo
tú bordeas
Ud./él/ella bordea
nosotros, -as bordeamos
vosotros, -as bordeáis
Uds./ellos/ellas bordean
Imperfecto
yo bordeaba
tú bordeabas
Ud./él/ella bordeaba
nosotros, -as bordeábamos
vosotros, -as bordeabais
Uds./ellos/ellas bordeaban
Futuro
yo bordearé
tú bordearás
Ud./él/ella bordeará
nosotros, -as bordearemos
vosotros, -as bordearéis
Uds./ellos/ellas bordearán
Pretérito
yo bordeé
tú bordeaste
Ud./él/ella bordeó
nosotros, -as bordeamos
vosotros, -as bordeasteis
Uds./ellos/ellas bordearon
Condicional
yo bordearía
tú bordearías
Ud./él/ella bordearía
nosotros, -as bordearíamos
vosotros, -as bordearíais
Uds./ellos/ellas bordearían
Imperfecto de Subjuntivo
yo bordeara
tú bordearas
Ud./él/ella bordeara
nosotros, -as bordeáramos
vosotros, -as bordearais
Uds./ellos/ellas bordearan
yo bordease
tú bordeases
Ud./él/ella bordease
nosotros, -as bordeásemos
vosotros, -as bordeaseis
Uds./ellos/ellas bordeasen
Presente de Subjuntivo
yo bordee
tú bordees
Ud./él/ella bordee
nosotros, -as bordeemos
vosotros, -as bordeéis
Uds./ellos/ellas bordeen
Futuro de Subjuntivo
yo bordeare
tú bordeares
Ud./él/ella bordeare
nosotros, -as bordeáremos
vosotros, -as bordeareis
Uds./ellos/ellas bordearen
Imperativo
bordea (tú)
bordee (Ud./él/ella)
bordead (vosotros, -as)
bordeen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había bordeado
tú habías bordeado
Ud./él/ella había bordeado
nosotros, -as habíamos bordeado
vosotros, -as habíais bordeado
Uds./ellos/ellas habían bordeado
Futuro Perfecto
yo habré bordeado
tú habrás bordeado
Ud./él/ella habrá bordeado
nosotros, -as habremos bordeado
vosotros, -as habréis bordeado
Uds./ellos/ellas habrán bordeado
Pretérito Perfecto
yo he bordeado
tú has bordeado
Ud./él/ella ha bordeado
nosotros, -as hemos bordeado
vosotros, -as habéis bordeado
Uds./ellos/ellas han bordeado
Condicional Anterior
yo habría bordeado
tú habrías bordeado
Ud./él/ella habría bordeado
nosotros, -as habríamos bordeado
vosotros, -as habríais bordeado
Uds./ellos/ellas habrían bordeado
Pretérito Anterior
yo hube bordeado
tú hubiste bordeado
Ud./él/ella hubo bordeado
nosotros, -as hubimos bordeado
vosotros, -as hubísteis bordeado
Uds./ellos/ellas hubieron bordeado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya bordeado
tú hayas bordeado
Ud./él/ella haya bordeado
nosotros, -as hayamos bordeado
vosotros, -as hayáis bordeado
Uds./ellos/ellas hayan bordeado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera bordeado
tú hubieras bordeado
Ud./él/ella hubiera bordeado
nosotros, -as hubiéramos bordeado
vosotros, -as hubierais bordeado
Uds./ellos/ellas hubieran bordeado
Presente Continuo
yo estoy bordeando
tú estás bordeando
Ud./él/ella está bordeando
nosotros, -as estamos bordeando
vosotros, -as estáis bordeando
Uds./ellos/ellas están bordeando
Pretérito Continuo
yo estuve bordeando
tú estuviste bordeando
Ud./él/ella estuvo bordeando
nosotros, -as estuvimos bordeando
vosotros, -as estuvisteis bordeando
Uds./ellos/ellas estuvieron bordeando
Imperfecto Continuo
yo estaba bordeando
tú estabas bordeando
Ud./él/ella estaba bordeando
nosotros, -as estábamos bordeando
vosotros, -as estabais bordeando
Uds./ellos/ellas estaban bordeando
Futuro Continuo
yo estaré bordeando
tú estarás bordeando
Ud./él/ella estará bordeando
nosotros, -as estaremos bordeando
vosotros, -as estaréis bordeando
Uds./ellos/ellas estarán bordeando
Condicional Continuo
yo estaría bordeando
tú estarías bordeando
Ud./él/ella estaría bordeando
nosotros, -as estaríamos bordeando
vosotros, -as estaríais bordeando
Uds./ellos/ellas estarían bordeando
Traducciones

bordear

skirt, border on, to border, fringe, edge, abut

bordear

lavieren

bordear

louvoyer

bordear

A. VT
1. (= rodear) → to skirt (round)
tuvimos que bordear la montañawe had to skirt round the mountain
navegamos bordeando la costawe sailed along the edge of the coast
2. [calle, árboles] (= estar alrededor de) → to border, border on; (= flanquear) → to line
la calle que bordeaba el parquethe street bordering (on) the park
un paseo que bordea el mara promenade running along the sea
un camino bordeado de cipresesa road lined with cypress trees
3. (= acercarse a) [+ edad] → to be approaching, be close to; [+ genialidad, obsesión] → to border on
bordea los sesenta añoshe's approaching sixty, he's close to sixty
su comportamiento bordea la estupidezhis behaviour borders on stupidity
4. (Cono Sur) (= evitar) bordear un asuntoto skirt round o avoid a (tricky) subject
B. VI (Náut) → to tack
Ejemplos ?
Carlos tomó las regiones exteriores del reino, las cuales bordeaban el mar, es decir, Neustria, el oeste de Aquitania y el norte de Austrasia; mientras que a Carlomán le correspondió la región interior: el sur de Austrasia, Septimania, el este de Aquitania, Borgoña, Provenza y Suabia, territorios que limitaban con Italia.
Él entonces envió una gran cantidad de tropas a la Eritrea italiana y a la Somalilandia italiana, las dos colonias de Italia que bordeaban Etiopía.
Se sabe que los zenues construyeron una red secundaria de caminos que bordeaban las montañas y en las zonas altas de las planicies para mantener conectadas las ciudades y el campo durante las sequías y las inundaciones.
En los inicios del siglo XX se decidió que no había lugar para el tigre en las tierras que bordeaban el mar Caspio y se ordenó al ejército que se asegurase de exterminarlo, labor que completó en poco tiempo.
Avanzando, avanzando por entre los inmensos jardines que bordeaban la margen del río, llegó al fin al pie de las rocas sobre las que se eleva la ermita de San Saturio.
Después de recorrer un sinfín de calles y avenidas en la parte baja, y de plazas ruinosas y desiertas que bordeaban el pie del cerro, llegó finalmente a una calle en cuesta, flanqueada de gastadas escalinatas, de torcidos porches dóricos y cúpulas de cristales empañados.
Lanzaba sus resplandores a todas las poblaciones que bordeaban las transparentes aguas de aquella azul y verde región y a través de bellas y amplias calzadas se comunicaba a las principales ciudades de la tierra firme.
Aquel parloteo de la joven rítmicamente cortado por el paso del militar, aquella forma graciosa y ligera que andaba a saltitos enlazada a la otra, pesada y rígida, se perdieron pronto en la sorda sombra de los pilares que bordeaban la calle de la Tonnellerie, no dejando en los ojos de Eustaquio más que una sombra y en sus oídos un zumbido.
Poco después, mientras rodábamos silenciosamente por las suaves calles, por donde las hojas se esparcían desde las columnatas de árboles que las bordeaban, comencé a proferir exclamaciones en relación a la precocidad de los niños de la escuela, que a la edad de trece o catorce años eran capaces de manejar temas habitualmente reservados en mi época a los institutos superiores y las universidades.
En las espesas copas de los sauces que bordeaban el remanso se detenían bandadas de aves confiadas, que se espiojaban al sol; cantaban alegremente, extrañas del todo a la acechanza de la honda cuyo proyectil las sorprendía en plena felicidad.
La plata relucía en las tiendas de los orfebres, y la luz que llegaba oblicuamente a la catedral ponía reflejos en las aristas de las piedras grises; una bandada de pájaros revoloteaba en el cielo azul alrededor de los campaniles trilobulados; la plaza que resonaba de pregones de los vendedores olía a las flores que bordeaban su pavimento: rosas, jazmines, claveles, narcisos y nardos, alternando de manera desigual con el césped húmedo, hierba de gato y álsine para los pájaros; en medio hacía gorgoteos la fuente, y bajo amplios paraguas, entre puestos de melones en pirámides, vendedoras con la cabeza descubierta envolvían en papel ramilletes de violetas.
Tras cruzar el Danubio 35 kilómetros al norte de VienaJuan Sobieski y Carlos de Lorena intentaron hacer avanzar al ejército por una zona boscosa salpicadas de colinas al norte de la ciudad, con la intención de tomar las alturas que bordeaban Viena y sorprender desde allí a los otomanos.