borbollón

(redireccionado de borbollones)

borbollón

1. s. m. Movimiento o agitación del agua debido al vapor que se desprende al hervir o al aire que se mezcla con ella al manar.
2. a borbollones loc. adv. coloquial A borbotones, de forma atropellada les relató la escena a borbollones.
NOTA: También se escribe: borbolla, borbotón

borbollón

 
m. Erupción que hace el agua, elevándose sobre la superficie.
A borbollones. loc. adv. fig.Atropelladamente.
Traducciones

borbollón

SM = borbotón
Ejemplos ?
El dinero brotaba a borbollones de sus manos, como para formar un océano inconmensurable que lograra llegar más allá de barreras temporales y materiales.
Allí, lo levantó, lo hizo pasar a fuera, pasó él, y en el pastito verde y tupido, le cortó la garganta y lo dejó desangrarse y patalear, en los últimos estertores de la muerte, mientras iba él a buscar la chaira, y que los perros, ávidos, sorbían en el suelo, la sangre espumante, a medida que iba saliendo en borbollones.
Pues ¿quién para escribir no cobra bríos, viendo que hasta Forner tiene ya fama, y de Huerta se loan los desvaríos? No más, que ya la cólera se inflama, ya la bilis rebosa a borbollones, y ya brotan mis ojos viva llama.
Se desplomaron las casas de Locumba, se abrieron grietas en la superficie de la tierra, brotando de ella borbollones de agua fétida, los hombres no podían sostenerse de pie, los animales corrían espantados y se desbarrancaban y un derrumbamiento volvía a cubrir la tumba del cacique.
Adelante, a los costados, atrás, la eterna muralla lúgubre, en cuyo fondo el río arremolinado se precipita en incesantes borbollones de agua fangosa.
Este bello Lucifer infunde admiración cuando se tira de rodillas en presencia del Parnaso, y deja salir de su pecho a borbollones el raudal de su divina poesía: cuando, en pie delante del Partenón, poseído por el espíritu de la antigüedad, evoca las sombras de Fidias y Pericles: cuando, errante a media noche por entre los escombros de la ciudad eterna, ve con la imaginación el espectro de Sila, y le dirige la palabra en términos tan grandes como ese gran tirano.
Almoloya, nombre del idioma sonoro náhuatl cuya etimología deriva de las radicales: al, contracción de atl "€œagua"€; molo de molloni o mollini, "€œmanar"€, "€œbrotar"€; y la partícula verbal ya, yan, "€œen"€ o "€œdonde"€, "€œlugar"€. "Donde brota el agua", "el lugar donde mana el agua a borbollones".
Nace el río Corbones en la provincia de Málaga, cerca de la pedanía de La Atalaya perteneciente al municipio de Cañete la Real, en las faldas de las Sierras de Blanquilla, Mollina y de los Borbollones, cerca de la Sierra del Tablón donde nace el Guadamanil del que le separa una divisoria que, en este punto, alcanza los 1.100 msnm.
Al llegar al predio donde están los saltos del Tabay, una tupida vegetación recibe a los visitantes, con los más diversos y añosos ejemplares, enormes árboles y plantas autóctonas, donde se respira el ambiente selvático único de la tierra colorada, para luego asombrarse con el esplendoroso espectáculo de los numerosos saltos rumorosos, despeñándose sobre las piedras en cascadas de espumas y borbollones, atrapando por su magnificiencia en un espectáculo multicolor al visitante más indiferente o al ávido turista.
Igual daño a la jangada podían infligir en épocas de bajantes del nivel del río, los rápidos y correderas, es decir, anfractuosidades de piedras duras que afloraban interponiéndose en la corriente, generando borbollones y correntadas que aflojaban las ataduras de las jangadas.
A una legua, al Oriente de esos manantiales al pie del cerro llamado “El Mono”, existían algunas cavidades que variaban de lugar y arrojaban borbollones de una especie de barro gredo amarillo diluido, frío, inoloro, que las gentes se aplicaban para las dolencias reumáticas con resultados saludables.
Siendo principalmente una montaña de roca caliza, la Sierra de Neiba tiene pocas corrientes fluviales de caudal permanente; la gran mayoría de las aguas corre subterráneamente, brotando en forma de grandes manantiales, como por ejemplo Las Barías (La Descubierta), Las Marías (Neiba) y La Furnia (Clavellinas). Los Borbollones brota en la misma orilla del Lago Enriquillo.