bombilla


También se encuentra en: Sinónimos.

bombilla

1. s. f. Globo de cristal en el que se ha hecho el vacío y en cuyo interior hay un filamento que se pone incandescente e ilumina al paso de la corriente eléctrica. lámpara
2. Bombillo, tubo para sacar líquidos.
3. Amér. Merid. Caña o tubo delgado usado para sorber el mate.
4. NÁUTICA Farol que llevan sobre la candileja las embarcaciones.

bombilla

 
f. Bombillo (tubo).
Ampolla de cristal en cuyo interior, en el que se ha hecho el vacío, hay un filamento adecuado para que al paso de una corriente eléctrica se ponga incandescente e ilumine.

bombilla

(bom'biʎa)
sustantivo femenino
1. cuerpo hueco de cristal que contiene un filamento que se ilumina al paso de la corriente eléctrica Hay que cambiar la bombilla quemada.
2. vara angosta y hueca con perforaciones en su extremo bombilla del mate
Sinónimos

bombilla

sustantivo femenino
2 (fís.) ampolla.
Traducciones

bombilla

крушка

bombilla

lamppu, hehkulamppu

bombilla

ampoule

bombilla

電球

bombilla

전구

bombilla

kvēlspuldze, spuldze

bombilla

lyspære

bombilla

żarówka

bombilla

žarnica

bombilla

žárovka

bombilla

elektrisk pære, elpære

bombilla

žarulja

bombilla

lichtpeertje

bombilla

lâmpada, bulbo

bombilla

glödlampa

bombilla

หลอดไฟ, หลอดไฟฟ้า

bombilla

ampul

bombilla

bóng đèn

bombilla

灯泡, 电灯泡

bombilla

燈泡

bombilla

הנורה

bombilla

SF
1. (Elec) → bulb, light bulb
se le encendió la bombilla (= se dio cuenta) → the penny dropped; (= tuvo una idea genial) → he had a brilliant idea
bombilla de flash, bombilla fusibleflash bulb
2. (Náut) → ship's lantern
3. (Cono Sur) (= tubito) tube for drinking maté; (= pajita) → drinking straw
4. (Méx) (= cuchara) → ladle

bombilla

f. light bulb.
Ejemplos ?
Él la había cogido por la cintura, arrastrándola hacia el dormitorio, débilmente iluminado por una bombilla de a cinco, las favoritas de la económica prendera.
Ella sonrió amigablemente con una pierna cruzada sobre otra, la espalda ligeramente inclinada, un codo apoyado en la palma de la mano y los dedos de la otra sosteniendo el mate, cuya bombilla niquelada chupaba con lentitud.
–¿Quién puede juzgar a otro? –Entonces no hablemos más. –Otra vez chupaban en silencio la bombilla. Erdosain comprendía la dulzura de muchas cosas.
También aprende a comer galleta, lo que nunca le había sucedido, y a chupar con bombilla, en un puesto hospitalario, un gran tarro de café.
Y a fe que si ahora cuando se escribe una relación de amores, precisamente han de entrar en ella puñal y veneno, en los benditos tiempos de la capa y espada, tiempos de babador y bombilla para la humanidad, todo era serenatas y tal cual zurra a los alguaciles de la ronda.
¡Oh tú, que vas gota a gota, fuente a fuente y río a río, como este tiempo de hastío corriendo a la mar remota, con cuanto quiere nacer, cuanto espera florecer al sol de la primavera, sé piadosa, que mañana serás espiga temprana, prado verde, carne rosa, y más: razón y locura y amargura del querer y no poder creer, creer y creer! Anochece; el hilo de la bombilla se enrojece; luego brilla, resplandece poco más que una cerilla.
Cuando el calor fue suficiente, puso sobre los hierros la tetera con agua para el mate y yendo hacia la cama desenvolvió el paquete y colocó su contenido, una libra de hierba y otra de azúcar, en un extremo del banco donde ya estaba el pocillo de loza desportillado y la bombilla de lata.
En Mercedes, Corralito, en Soriano, y en la Unión, siempre y en tuita ocasión sabimos pegarle al frito; pero por Cristo bendito se vino el dotorerio, de bombilla y tinterio, y ya empezó el barajuste, sin que habiese más ajuste peliaban po el poderío.
Dejó un día de hacer acto de presencia en el taller. Se despertó, y su primera bronca fue darle un mordiscón a la bombilla matera, y decir, rechazando el mate: -Estoy esgunfio.
La comunidad del uso de la bombilla estableció su acostumbrada familiaridad entre aquellas dos personas que se veían por primera vez; y anudaron una sabrosa y cordial conversación sobre la fertilidad de aquellos terrenos, y sobre las noticias más recientes que corrían en la ciudad.
Ese mozo no me gusta», decía a su hija mayor doña Pepa; y rascando con la bombilla el fondo del mate, como muy atenta a lo que estaba haciendo, sin mirar a la muchacha, agregaba: -«Es lindo hombre, no digo nada, y bien parecido, pero no por eso te dejes engañar.
Imagina el chismorreo de sus comadres en canceltas. Las ve de trenza atada y lengua desatada, quemándose con la bombilla para no perdonar silencio.