bolso


También se encuentra en: Sinónimos.

bolso

1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Bolsa de mano o con asas, de piel, tela u otro material, que usan las mujeres para llevar objetos de uso personal mientras desayunaba en la cafetería, le robaron el bolso.
2. INDUMENTARIA Y MODA Parte de una prenda de vestir que consiste en una bolsa interior o superpuesta. bolsillo
3. Portamonedas, monedero.
4. NÁUTICA Abultamiento que forma el viento en las velas cuando se maniobra con ellas.

bolso

 
m. Bolsa (saquillo y caudal).
Bolsa de mano, gralte. pequeña, de cuero, tela u otras materias, provista de cierre y frecuentemente de asa, usada para llevar dinero, documentos, objetos de uso personal, etc.

bolso

('bolso)
sustantivo masculino
bolsa de piel, tela o plástico con asas para llevar objetos personales Metió las llaves en el bolso.
Sinónimos

bolso:

bolsa
Traducciones

bolso

mansako

bolso

handväska, axelremsväska

bolso

brašna, kabelka

bolso

håndtaske, skoletaske

bolso

käsilaukku, olkalaukku

bolso

đačka torba, torbica

bolso

ハンドバッグ, 肩掛けかばん

bolso

멜빵 달린 가방, 핸드백

bolso

กระเป๋าถือ, กระเป๋าหนังสือ

bolso

túi đeo vai, túi xách

bolso

bolso

SM
1. [de mano] → bag, handbag, purse (EEUU)
bolso de aseotoilet bag
bolso de bandolerashoulder bag
bolso de viajetravelling bag, traveling bag (EEUU)
2. (= monedero) → purse, moneybag, pocketbook
3. (Náut) hacer bolso [vela] → to fill, belly out
Ejemplos ?
Ante la puerta de la iglesia había un mendigo anciano que se sostenía en sus muletas; Juan le dio los peniques que guardaba en su bolso, y luego prosiguió su viaje por el ancho mundo, contento y feliz.
-exclamó- ¡Hará el viaje conmigo! Y la pieza saltó y cantó de alegría cuando la metieron de nuevo en el bolso. Y allí estuvo junto a otros compañeros extranjeros, que iban y venían, dejándose sitio unos a otros mientras el chelín continuaba en su lugar.
-¿Muy tiesa? --continuó, enderezándose-. ¿Qué lleva un bolso donde podía caber toda la casa... y algo brusca, algo dura con la gente?
-Si no me equivoco -dijo míster Spenlow mientras miss Murdstone sacaba de su bolso un paquete de cartas atado con una preciosa cintita azul-, ¿estas cartas también son de su mano, míster Copperfield?
La puerta había quedado entreabierta. El mendigo pudo ver cómo la buena colocaba el bolso sobre la mesa rinconera. Cuando miró que la gentil había desaparecido en el interior de la casa, se introdujo silencioso y buscó un lugar para esconderse.
Cerró. Fue hasta la rinconera, cogió el bolso y lo abrió. Trémulamente sacó todo el dinero que allí se encontraba y se dispuso a huir.
Ahora no... Otro día... Por favor en esa casa —cortó la entrevista y sacó billetes de su bolso—. Cóbrese... lo que sobre es para usted...
Reñía duro a su criada, luego le hacía regalos o la mandaba a visitar a las vecinas, lo mismo que echaba a veces a los pobres todas las monedas de plata de su bolso, aunque no era tierna, ni fácilmente accesible a la emoción del prójimo, como la mayor parte de la gente descendiente de campesinos, que conservan siempre en el alma algo de la callosidad de las manos paternas.
Sí, sí, ya entiendo, de noventa y dos centímetros aproximadamente por cincuenta, como las hacen ahora. Y un bolso de viaje. «Decididamente pensó Lheureux, aquí hay gato encerrado».
Le tocó a una señora que llevaba un gran bolso de mano, del que sacó de muy mala gana los estipulados cinco chelines, todos en medios peniques, y además dio un penique de menos, no sirviendo de nada el tiempo que se perdió en explicaciones y demostraciones aritméticas, pues no lograron convencerla de ello.
En efecto, en lo más fuerte de la enfermedad de Emma, éste, aprovechándose de la circunstancia para exagerar su factura, había llevado rápidamente el abrigo, el bolso de viaje, dos baúles en vez de uno, y cantidad de cosas más.
No tenía cuello, no tenía talle, no tenía piernas, pues aunque era del tamaño corriente hasta el sitio en que debía haberse encontrado el talle, y aunque poseía pies como todo el mundo, era tan bajita que resultaba delante de una silla lo que cualquier persona delante de una mesa. Depositó sobre la silla el bolso que llevaba.