bollo

(redireccionado de bollos)
También se encuentra en: Sinónimos.

bollo

(Del lat. bulla, burbuja, bola.)
1. s. m. COCINA Panecillo muy esponjoso hecho con harina, azúcar, huevos, leche y otros ingredientes acompañó el café con un par de bollos tiernos.
2. coloquial Abultamiento, chichón de la caída le salió un bollo en la frente.
3. Relación sexual entre lesbianas.
4. Abolladura hecha por un golpe en un objeto o superficie.
5. armarse un bollo Organizarse un alboroto, lío o situación confusa se armó un buen bollo en la familia cuando llegó la nieta desaparecida con su amigo.

bollo

 
m. Panecillo de harina amasado con huevos, leche, etc.
Convexidad que resulta en una de las caras de una pieza por golpe dado o presión hecha en la cara opuesta.
fig.Chichón.
fig.Disputa, alboroto, confusión.

bollo

('boʎo)
sustantivo masculino
culinario masa esponjosa amasada con leche y huevos bollo casero

bollo

('boʎo)
sustantivo masculino
1. irregularidad en una superficie a causa de un golpe ¡Qué bollo tiene ese automóvil!
2. bulto producido por un golpe Después de la caída me salió un bollo.
Traducciones

bollo

houska

bollo

bolle

bollo

pulla

bollo

pecivo

bollo

バン

bollo

작은 빵

bollo

bolle

bollo

bulle

bollo

ขนมปังนุ่ม

bollo

çörek

bollo

bánh bao

bollo

кок

bollo

SM
1. (Culin) [de pan] → bread roll; (dulce) → scone, bun
perdonar el bollo por el coscorrónto realize that it's more trouble than it's worth
no pela bollo (Caribe) → he never gets it wrong
2. (en el coche) → dent
tengo el coche lleno de bollosmy car is full of dents
3. (Med) → bump, lump
4. (Cos) → puff
5. (= confusión) → confusion, mix-up
armar un bolloto make a fuss
meter a algn en un bolloto get sb into trouble
6. bollos (Andes) (= problemas) → troubles
7. (CAm, Caribe) → cunt
Ejemplos ?
Pero lo malo es que tiée un metal de voz que parece que es que flée embargá una alondra en la campanilla y aluego que güele como si tuviera en ca poro una violeta, y no te digo na de cuando trinca la guitarra, porque es que cuando la trinca, me río yo del Pipi, del Tunela y hasta del hijo del de los Bollos calientes.
Sea de ello lo que fuere, lo positivo es que de repente dieron los jesuitas en echarla de obsequiosos, y consiguieron del virrey permiso para enviar de regalo a España, y sin pago de derechos aduaneros, cajoncitos conteniendo bollos de riquísimo chocolate del Cuzco, muy apreciado, y con justicia, por los delicados paladares de la aristocracia madrileña.
En estas y las otras se les durmió una vez el diablo a los teatinos; y un aduanero dio, en secreto, aviso al virrey Amat de que uno de los cajoncitos pesaba como si, en lugar de bollos, contuviera piedras.
El virrey quiso convencerse de si aquello era prodigio o patraña, y cuando menos se le esperaba, apareciose en el Callao y mandó abrir el sospechoso y sospechado cajoncito. En efecto. Lo que es bollos de chocolate... a la vista estaban: cuzqueño legítimo y exhalando perfume a canela y vainilla.
La certidumbre de que su ilustrísima acababa de almorzar, en presencia de legos y eclesiásticos, una tísica o robusta polla en estofado, que tanto no se cuidó de averiguar el cronista, con su correspondiente apéndice de bollos y chocolate de las monjas.
Estando en esta consistencia las ponen en planchas de hierro que preparan muy calientes, sobre las cuales se hacen al modo de tortas muy delgadas, que poniéndolas al sol, encima de los cubiertos de las casas, se acaban de secar; y por no perder nada de lo que no pudo pasar por la criba, hacen de ello bollos espesos de la magnitud de cinco o seis pulgadas, los cuales ponen unos sobre otros, dejándolos podrir, con cuya materia preparan un licor, que ellos llaman veycou, y hallan muy excelente, aunque no excede la cerveza del norte.
So color de cazar estos pájaros, Dafnis salió de su casa con el zurrón lleno de bollos de miel, y llevando asimismo, para que le dieran más crédito, lazos y liga.
Fijóse el día de la boda, y la víspera hubo grandes iluminaciones en la ciudad, repartiéronse bollos de pan y rosquillas, los golfillos callejeros se hincharon de gritar «¡hurra!» y silbar con los dedos metidos en la boca...
Pusieron en el centro de la plaza del mercado tres bueyes asados, rellenos de patos y pollos, y cada cual fue autorizado a cortarse una tajada; de las fuentes fluyó dulce vino, y el que compraba una rosca en la panadería era obsequiado con seis grandes bollos, ¡de pasas, además!
Hasta que fueron a la cocina del palacio, donde estaban guisando pescado en salsa dulce, e inflando bollos de maíz, y pintando letras coloradas en los pasteles de carne: y allí les dijo una cocinerita, de color de aceituna y de ojos de almendra, que ella conocía el pájaro muy bien, porque de noche iba por el camino del bosque a llevar las sobras de la mesa a su madre que vivía junto al mar, y cuando se cansaba al volver, debajo del árbol del ruiseñor descansaba, y era como si le conversasen las estrellas cuando cantaba el ruiseñor, y como si su madre le estuviera dando un beso.
Su madre tenía que echar las llaves a todos los armarios porque, al menor descuido, el muchacho cogía los bollos, las onzas de chocolate y los dulces que sabía guardaban en los aparadores del comedor.
Manuel de Amat y Juniet, Pianella, Aymerich y Santa Pan hecho de pasta para no recelar que bollos tales fuesen de imposible digestión.