bolina


También se encuentra en: Sinónimos.

bolina

(Del fr. bouline < ingl. bowline.)
1. s. f. NÁUTICA Cabo o cuerda que sirve para oblicuar la vela cuando el viento sopla por los lados.
2. coloquial Ruido que provoca una riña o un alboroto.
3. ir o navegar de bolina NÁUTICA Navegar de forma que la dirección de la quilla forme con la del viento el menor ángulo posible.
Traducciones

bolina

bolina, burina

bolina

SF
1. (= cabo) → bowline; (= sonda) → lead, sounding line
de bolinaclose-hauled
navegar de bolinato sail close to the wind
2. (= jaleo) → racket, row
Ejemplos ?
Construido sobre una quilla de roble, montaba un total de 74 piezas (14 cañones de a 24 por banda en la batería baja y 15 de a 18 en la segunda, además de otras 16 de a 8 en el castillo y la toldilla), alcanzando una velocidad máxima de unos 14 nudos —10 navegando de bolina— con la carena limpia.
El lunes 23 de marzo, fue el cierre con broche oro, con el reencuentro de dos leyendas mexicanas: Santana y Javier Bátiz, además de El Tri, Maldita Vecindad y Bolina Sin Parné.
navegar a toca paños, ceñir tanto el viento o navegar tan orzado que toquen o quieran flamear los paños de barlovento de las velas navegar en tantas cuartas navegar de bolina...
Un avión estándar para despegar debe alcanzar los 200 km / h; La velocidad máxima de un portaaviones es de 50 km / h; Con un viento de frente que sopla a 20 km / h, el avión puede despegar tan pronto como alcanza los 130 kmh. Bolina Viento VMG Bordada Ángulos del viento Velero Vela (deporte) Vela de barco Software para viento aparente, matemáticas: solución de vectores y ejemplos.
cinerea Castellano: bolina, bolina grande, escoba de flor amarilla, flor de tinteros (2), flor de tintoreros (3), gayomba, genista pequeña (2), ginesta, ginesta pequeña (2), ginestra, giniestra (5), hierba de la sarna (3), hiniesta (11), iniesta, jinestra, retama (10), retama blanca, retama común, retama macho (3), retama merina, retama moruna, retama real, taragonda (5), yerba de curar la sarna.(el número entre paréntesis indica las especies que tienen el mismo nombre en España) Terminología descriptiva de las plantas Historia de la Botánica Greuter, W.
Ir, venir, llevarlo, traerlo al viento: son voces de mando al timonel para que orce. Ir a medio viento: ceñir, bolinear, navegar de bolina, ir a orza.
Según Antonio de Ulloa, con respecto a su dirección, se dice: viento por la proa es el que precisamente trae su dirección del mismo punto a que debe dirigirse el rumbo el contrario es el que se le aproxima mucho o con la sola diferencia de una a tres cuartas en su dirección escaso, el que ni aun de bolina permite navegar al rumbo que debe hacerse y solo deja seguir alguno de los inmediatos de bolina, es el que sopla desde las seis a las ocho cuartas o permite hacer rumbo de derrota, navegando de bolina el ancho, el largo y el abierto el que viene en dirección que forma con la del rumbo un ángulo mayor que el de las seis cuartas de la bolina.
En el caso de ser el verbo activo, se dice por orzar cuando se va en popa cerrado o arribar cuando se navega de bolina, hasta tener el viento a un largo Siendo el verbo neutro, significa girar el viento desde el de popa cerrado o desde el de bolina hasta hacerse largo en uno y otro supuesto También se dice que el viento abre, cuando en una virada por avante pasa, por efecto del movimiento giratorio del buque, desde la posición de fil de roda a la banda que va a ser nuevo barlovento Cerrar el viento: orzar para disminuir el ángulo en que se navega con el viento y es equivalente a cerrar el rumbo, en uno de sus casos.
El padre del Tuerto, tío Bolina llamado, porque siempre al andar se ladeó de la derecha, sigue, a pesar de sus años, bregando con la mar, como el tío Tremontorio, y no por afición a ella, como diría muy serio un poeta del riñón de Castilla o de la Mancha, acostumbrado a mandar las maniobras y a conjurar tormentas desde un escenario o en el estanque del Retiro, sino porque viven de lo que pescan, y sólo pescan para vivir exponiendo la vida cien veces al año en el indómito mar de Cantabria sobre una frágil lancha.
No se ve la escena porque lo impide el humo de la cocina, que sale a borbotones por el balconcillo, conductor único que para él hay en la casa. La mujer de tío Bolina está clavando unas rabas de pulpo en la pared de su balcón para que se oreen.
Tío Tremontorio, que vino de la mar con Bolina y el Tuerto, se halla en su balcón tejiendo red (su ocupación preferida cuando está en casa) desde el principio de la reyerta de sus vecinos, y tirando de vez en cuando un mordisco a un pedazo de pan y a otro de bacalao crudo, manjares que constituyen su comida ordinariamente.
Cuando va Tremontorio juzgaba excesiva la soledad de su buhardillón, pues la vecindad de Bolina era una necesidad para su alma, aunque él creía otra cosa, antojósele al propietario derribar la casa y construir otra capaz de más lucidos inquilinos; con lo cual, el célibe pescador trasladó sus penates a una bodega de la calle del Arrabal, donde vivía desde entonces, dedicando, como de costumbre, a hacer redes primorosas, todo el tiempo que le dejaba libre la lancha en que tenía una soldada .