bofetada

(redireccionado de bofetadas)
También se encuentra en: Sinónimos.

bofetada

1. s. f. Golpe dado en la cara con la mano abierta le amenazó con una bofetada si no se comía las lentejas. bofetón, tortazo
2. coloquial Desprecio, desaire, ofensa que humilla ha constituido una bofetada para su orgullo. afrenta
3. darse de bofetadas coloquial No estar en armonía, desentonar esos zapatos se dan de bofetadas con el bolso que llevas.

bofetada

 
f. Golpe que se da en el carrillo con la mano abierta.
fig.Desaire, desprecio u ofensa.

bofetada

(bofe'taða)
sustantivo femenino
1. golpe dado con la mano abierta en la mejilla dar una bofetada
2. sensación repentina de calor o frío bofetada de calor
3. ofensa realizada a una persona El despido fue una bofetada para el empleado.
Sinónimos

bofetada

sustantivo femenino
bofetón, cachete, cachetada, guantada, guantazo, torta, tortazo, galleta (irón.), sopapo, castaña (col.), chufa (col.), chuleta (col.), tabanazo, manotazo.
Todos se refieren a un golpe dado, especialmente, en la cara, menos tabanazo y manotazo, que son golpes dados con la mano en cualquier parte del cuerpo.

bofetada:

cachetegalleta, soplamocos, revés, guantazo, coscorrón, cachetón, sopapo, mamporro, bofetón, manotazo, pescozón, papirotazo, tabanazo, torta, tapaboca, mojicón, chuleta, guantada, cate, tortazo,
Traducciones

bofetada

slap, buffet, smack, box

bofetada

Backpfeife, Tätsche, Tatschkerl, Watsche

bofetada

gifle

bofetada

bofetada

bofetada

صفعة

bofetada

SLAP

bofetada

SLAP

bofetada

סטירה

bofetada

SF (= tortazo) → slap in the face; (= puñetazo) → punch, punch in the face
dar de bofetadas a algnto hit o punch o slap sb
darse de bofetadas [personas] → to come to blows; [colores] → to clash

bofetada

f. slap.
Ejemplos ?
Algunos se pusieron a escupirle, le cubrían la cara y le daban bofetadas, mientras le decían: Adivina, y los criados le recibieron a golpes.
Sin la preocupación cotidiana de levantarse temprano, sobre todo en el invierno, con la frialdad de sus bofetadas, con el estruendo de su helada piel.
Los chiquillos, entonces, se apretaban alrededor del gran atril, se subían al entarimado del chantre, abrían el misal; y otros, de puntillas iban a meterse en el confesonario. Pero el cura, de pronto, repartió entre todos una granizada de bofetadas.
con esto del naturalismo y el idealismo, y lo de si el teatro moraliza o no... yo he tenido ya tres lances y varias bofetadas. Mire V., aquí para entre nosotros (bajando la voz para que no le oiga Perico), tengo pensado trasladarme a Madrid.
3º 3º: aliende desto los que lo tenían preso se burlaban dél, y le herían, y le cubrían la cara, y le daban de bofetadas; y le preguntaban: (Prophetiza nobis quién es el que te hirió; y semejantes cosas blasphemaban contra él).
2º 2º: tomó a Jesús Pilato, y azotólo, y los soldados hicieron una corona de espinas, y pusiéronla sobre su cabeza, y vestiéronlo de púrpura, y venían a él y decían: (Dios te salve, rey de los judíos); (y dábanle de bofetadas).
Tú solito, que eres hijo de un humano maridaje del instinto y la desgracia, vas a espaldas de tu madre recibiendo las crüeles restallantes bofetadas de las alas de los ábregos revueltos que chorrean gotas de agua.
y en preludios de rabias que despiertan –motores cosmonautas de saetas– extinguieron estulticias de mi mundo desgranado en abandonos torpes, simple nostalgia celeste de las camas. Sus clamores cuadrafónicos tiraron bofetadas que estrellaron hipnotismos a mis ojos apresados en los llantos por nada...
67 Entonces le escupieron en el rostro, y le dieron de bofetadas; y otros le herían con mojicones, 68 Diciendo: Profetízanos tú, Cristo, quién es el que te ha herido.
Luego llega Zelmira, cuya muerte se aproxima; le meten un hierro candente en el coño, le hacen seis heridas en el pecho y doce en los muslos, le pinchan el ombligo, recibe veinte bofetadas de cada amigo.
Tomaron otros la injuria tan a pechos, que cerraron sus cátedras, y aun hablaron de don Juan con harta furia. Mas sus palabras, contadas ante él, en un claustro pleno presentóse y lo hizo bueno con muchos a bofetadas.
No sentía ya temor ni vergüenza; lo único que sentía era un deseo violento de volver al comedor y darle un par de bofetadas a aquella señora grosera, malévola, altiva, pagada de sí.