bodrio


También se encuentra en: Sinónimos.

bodrio

(Del bajo lat. brodium, caldo < germ. brod.)
1. s. m. Objeto o acontecimiento de mal gusto o poca calidad la película es un bodrio.
2. Comida mal condimentada, de sabor desagradable. bazofia, comistrajo
3. Sangre de cerdo mezclada con cebolla que se usa para hacer morcillas.
NOTA: También se escribe: brodio

bodrio

 
m. Guiso mal aderezado.
Sangre de cerdo mezclada con cebolla para embutir morcillas.
fig.Mezcla confusa de varias cosas.
fig. y fam.Cosa mal hecha o de mal gusto.

bodrio

(bo'ðɾjo)
sustantivo masculino
1. cosa desordenada, mal hecha, de mala calidad o de mal gusto Esta película es un bodrio.
2. sopa preparada con sobras El bodrio se daba a los pobres en la puerta de los conventos.
3. sangre de cerdo mezclada con cebolla para hacer morcillas bodrio de morcilla
Sinónimos

bodrio

sustantivo masculino
1 bazofia, comistrajo (col.), guisote (desp.), sambumbia (América), sancocho, batiburrillo, mezcla*. manjar.

bodrio:

comistrajoguisote, mejunje, bazofia, potingue,
Traducciones

bodrio

junk, rubbish

bodrio

gâchis

bodrio

rotzooi

bodrio

SM
1. (= porquería) → rubbish, garbage (EEUU), trash
la película era un bodriothe film was rubbish o a load of tosh
un bodrio de sitioan awful place
2. (esp LAm) (= confusión) → mess
Ejemplos ?
También en El País la describen como «un bodrio» destinado a un público «con la sensibilidad cinematográfica labrada a golpe de zapping».
Los socialistas, individualistas, los católicos, los liberales, los proteccionistas, los librecambistas, los colegialistas y anticolegialista, los partidarios del gobierno presidencial o del régimen parlamentario, etc., etc.,pueden realizar una obra que a todos conforme y satisfaga por igual, sin exponerse a no hacer nada o a hacer un bodrio!
Llevan al desgraciado a 80 leguas de Concepción, allí le dicen que del salario hay que deducir la comida a no ser que el anticipo se acepte. El mozo verifica que su labor no alcanza a saldar su miserable bodrio y por milagro consigue escapar y regresar a su pueblo.
Tengo para mí que éste sería uno de los capítulos que sulfuraron al inquisidor Gaitán hasta el punto de encontrar masa de hereje en el autor; y también sospecho que otro capítulo en que Ovando niega a ciertas familias el derecho de anteponer la partícula de al apellido, debió levantar gran polvareda en la sociedad limeña, tan dada a lo nobiliario entonces como ahora en nuestra edad democrática, en que tratándose de humillos aristocráticos no sólo hay crème sino crème de la crème. ¡Valiente bodrio!