bocanada

(redireccionado de bocanadas)
También se encuentra en: Sinónimos.

bocanada

1. s. f. Cantidad de líquido que llena la boca de una vez echó una bocanada de sangre.
2. Porción de humo que se echa de una vez al fumar fumaba con ostentación echándole a la cara grandes bocanadas.
3. Gran cantidad o porción de lo que se expresa se perdieron de vista entre la bocanada de gente que salía del cine.
4. echar bocanadas Hablar vanidosamente echaba bocanadas sobre la eficacia de su gestión.

bocanada

 
f. Cantidad de líquido que de una vez se toma en la boca o se arroja de ella.
Porción de humo que se echa cuando se fuma.
Sinónimos

bocanada

sustantivo femenino
buchada, buche, sorbo, fumada, calada (col.).
Se utilizan buchada, buche y sorbo, si la bocanada es de un líquido; si es de humo, se emplea fumada o calada.

bocanada:

soplovaho, vaharada, resuello, hálito, vafo, exhalación, aliento,
Traducciones

bocanada

puff, mouthful, whiff

bocanada

boccata

bocanada

глоток

bocanada

SF
1. (= ráfaga) [de humo] → puff; [de viento, aliento] → gust, blast
echar bocanadasto boast, brag
2. [de vino] → mouthful, swallow
3. bocanada de gentecrush of people
Ejemplos ?
Con bostezo feroz el amarillo pozo a bocanadas parecía pedir algo viviente y aun el barro mismo clamaba por la sangre al ruedo de sediento asfalto.
Los relámpagos sin serie de retumbos, a manera de gigantescas cabelleras de fuego desplegando sus hebras en el espacio lóbrego, contrastaban por el silencio con las rojizas bocanadas de las armas seguidas de recias detonaciones.
Un rumor confuso mezclado de imprecaciones y de metálicos ruidos salía por bocanadas de la cámara inmediata, cuya puerta custodiaba un hombrecillo rechoncho, colorado de fisonomía jovial, que se cuadró para dar paso a los recién venidos, sonriéndoles con un guiño de significativa expresión.
El que había provocado aquella explosión de odio lanzó al aire algunas bocanadas de humo y volviendo la espalda, desapareció La noticias que los obreros daban del accidente calmó un tanto aquella excitación.
Y comenzó a pasearse a grandes pasos por el cuarto, con la mano derecha metida en el bolsillo del chaleco, y arrancándole al puro las primeras bocanadas de humo.
Algunos segundos después, el ruido sordo, lejano, casi imperceptible, brotó de la hambrienta boca del pozo de la cual se escapaban bocanadas de tenues vapores: era el aliento del monstruo ahíto de sangre en el fondo de su cubil.
Se crisparon los nervios con el grito de los pitos metálicos; con la porfía de las máquinas y la epilepsia de las bocanadas de humo, que salían de las chimeneas, obscureciendo el cielo campamental, el destino y la libertad de este pueblo.
Cuando se leía o se contaba algo que no era de su agrado, fumaba nerviosamente su pipa, echando frecuentes bocanadas de humo con gesto de enojo; pero cuando le gustaba, inhalaba lentamente el humo y lo lanzaba formando nubes ligeras y plácidas.
No son de esos recién venidos que quieren hacerse importantes -otra bocanada de humo-. No me vengan a decir que Pedro Stuyvesant se aparece por la noche -más bocanadas de humo.
Como el viento que entraba molestábale, Dío Fetente extendió el brazo, cogió la gorra y se la hundió sobre las orejas, luego sacó del bolsillo una colilla de toscano, la encendió, lanzó largas bocanadas de humo y uniendo las manos bajo la nuca, quedóse mirándome sombrío.
Agotada la copita, encendía cada cual su cigarrito de quirquincho echando bocanadas de humo por boca y narices, salían a dar su paseo, y por lo regular se dirigían a la cumbre del cerro, desde donde, al caer el sol, gozaban de los encantos de la naturaleza, extendiendo su vista por esos campos cubiertos de verdura y arrebolados por los tenues rayos del astro rey, al perderse en el horizonte.
Anchas bocanadas de aromas salen del seno de aquella verdadera naturaleza, vigorosa como una pasiega primeriza; y el indolente oriental, ebrio de narcóticas esencias, se atraca de arroz a la claridad de la luna, pensando en la simbólica flor del Loto, o en algo por el estilo...