bocín

bocín

1. s. m. Agujero de los molinos por donde cae el agua al rodezno.
2. Pieza de esparto con que se recubrían los cubos de las ruedas de los carruajes.

bocín

 
m. Pieza de esparto que se pone por defensa alrededor de los cubos de las ruedas de los carruajes.
Ejemplos ?
Aparte de la llanta de hierro y de las belas, bocín y la barquilla (piezas también de hierro que cubrían el cubo de la rueda o espacio para el eje), el vehículo estaba construido con madera y mimbre.
La puntuación es acordada por los rivales, aunque en la mayoría de lugares se cuantifica de la siguiente manera: Mano:Otorga 1 punto al tejo más cercano al bocín al terminar la ronda, exceptuando si en esa ronda hubo mechas, embocinadas o moñonas.
En La Torre todavía se conservan estos ventanucos en algunos pajares. En los pajares para el heno se abre una vano de 60 x 80 que se denomina bocín en el Valle de Amblés.
La idea del juego es lanzar el tejo e introducirlo en un círculo metálico (bocín) en el cual se colocan las mechas, gana el jugador quen complete primero 27 puntos, reventando la mayor cantidad de mechas, introduciendo el tejo en el bocín, agarrando algunas manos o haciendo moñona.
l tejo (también se conoce con el nombre de la localidad de Turmequé) es un juego que consiste en lanzar un disco metálico de aproximadamente 680 gramos a través de una cancha de arcilla de 18 metros de largo para hacer estallar las mechas (pequeños sobres con pólvora) que se encuentran en el bocín (círculo metálico que está ubicado en la cancha) y así ir sumando puntos.
Mecha: también conocida como balazo, otorga 3 puntos o manos al jugador que con su tejo estalla una mecha de pólvora. Embocinada:Otorga 6 puntos al jugador que logre que su tejo caiga justo en el centro del bocín.
El terreno por 1849 era todo llano y de secano excepto 3 huertas que se regaban por una fuente llamadas del Bocín a la que podía bajarse por unas escaleras.
Este característico hueco se denomina bujarda o boquerón en los Valles del Tormes y del Aravalle, y bocín o ventano en La Moraña y en toda la zona central de Ávila, como en el Valle de Amblés y Sierra de Ávila.
Las aceñas poseían una construcción adyacente denominada “caz” o “balsa”, que hacía de depósito. El agua se mete en un acanalamiento que se va estrechando y se denomina “bocín”.
El agua que sale del bocín cae en los engranajes o “rodeznos”. Las cercas que delimitan tanto las áreas específicas de cultivo o de retención de ganado, que delimita a sus respectivos propietarios.