bobo

(redireccionado de bobas)
También se encuentra en: Sinónimos.

bobo, a

(Del lat. balbus, tartamudo.)
1. adj./ s. Que tiene poca inteligencia ¡qué bobo es!, ni esa adivinanza supo solucionar. lelo, necio, simple
2. Que es muy ingenuo o cándido. crédulo, inocente, simple
3. s. m. TEATRO Personaje gracioso en las comedias teatrales.
4. bobo de capirote coloquial Tonto en grado sumo es una boba de capirote, no hace nada con sentido.
5. entre bobos anda el juego coloquial Indica que los que intervienen en una acción son igualmente astutos.

bobo, -ba

 
adj.-s. De muy corto entendimiento.
Extremadamente cándido.
m. Gracioso de teatro.
ant.Adorno femenino.

bobo, -ba

('boβo, -βa)
sustantivo masculino-femenino
persona de corto entendimiento, cándido o ingenuo El bobo se dejó engañar.

bobo, -ba


abreviación
que es de corto entendimiento hombre bobo
Sinónimos

bobo

, boba
adjetivo
pazguato, paparote, simple, tonto*, tarugo, bodoque, bolonio, lelo, memo, idiota, estúpido, necio, baboso, cipote, zonzo, torpe, gilipollas (malsonante), merluzo (col.), tarado. listo.
Lelo y memo cuando se trata de excesiva bobería y de alteración de la capacidad mental.

bobo:

cortoganso, zoquete, simplón, obcecado, pasmado, ingenuo, ignorante, alelado, borrico, tenaz, obstinado, terco, cabezota, bruto, torpe, rudo,
Traducciones

bobo

bobo, tolo

bobo

pitomý

bobo

tåbelig

bobo

typerä

bobo

budalast

bobo

ばかな

bobo

어리석은

bobo

dwaas

bobo

głupi

bobo

fånig

bobo

โง่

bobo

saf

bobo

ngớ ngẩn

bobo

/a
A. ADJ (= tonto) → silly, stupid; (= ingenuo) → simple, naïve
estar o andar bobo con algoto be crazy about sth
B. SM/F (= tonto) → idiot, fool (Teat) → clown, funny man
entre bobos anda el juego (iró) → they're well matched, one's as bad as the other
a los bobos se les aparece la madre de Diosfortune favours fools
C. SM/F
1. (Caribe) (= reloj) → watch
2. (Cono Sur) (= corazón) → heart, ticker

bobo-a

m., f. fool, simpleton;
a. silly, foolish.
Ejemplos ?
Dime, Plaza de Armas, de las párvulas lindas y bobas, que vertieron con su mano inconsciente un perfume amistoso en el umbral del alma y una gota del filtro del amor en mi frente.
Salió de la cárcel, pero no quiso volver a estar con su compañero, dándole por disculpa que en los días que había estado preso le había visitado la Argüello y requerídole de amores: cosa para él de tanta molestia y enfado, que antes se dejara ahorcar que corresponder con el deseo de tan mala hembra; que lo que pensaba hacer era, ya que él estaba determinado de seguir y pasar adelante con su propósito, comprar un asno y usar el oficio de aguador en tanto que estuviesen en Toledo; que, con aquella cubierta, no sería juzgado ni preso por vagamundo, y que, con sola una carga de agua, se podía andar todo el día por la ciudad a sus anchuras, mirando bobas.
Los ingenios de las gitanas van por otro norte que los de las demás gentes: siempre se adelantan a sus años; no hay gitano necio, ni gitana lerda; que, como el sustentar su vida consiste en ser agudos, astutos y embusteros, despabilan el ingenio a cada paso, y no dejan que críe moho en ninguna manera. ¿Veen estas muchachas, mis compañeras, que están callando y parecen bobas?
-Antes mirarás hermosas que bobas en esta ciudad, que tiene fama de tener las más discretas mujeres de España, y que andan a una su discreción con su hermosura; y si no, míralo por Costancica, de cuyas sobras de belleza puede enriquecer no sólo a las hermosas desta ciudad, sino a las de todo el mundo.
EIlos quitaron los le- trones de las puertas de las iglesias, y en su lugar plantaron otros contra Olivera y los jesuitas. En aquellos tiempos ls excomuniones andaban bobas, y producian menos efecto que los polvos de Jalapa, purgativo a la moda.
Hoy que en Colombia, Ecuador y hasta en el Perú, hay reacción favorable al fanatismo y adversa á la libertad de con- ciencia, ¿se atreve usted á decir las verdades del barqupro á los simoniacos de sacristía? ¿Aspira usted acaso á que en su patria la excomulguen, ya que en las postrimerías del si- glo XIX las excomuniones andan bobas?
Aquellos eran los tiempos en que las excomuniones y censuras andaban bobas, pues todo títere de sayal o sotana se creía autorizado para formularlas.
La Castellana era aquel día de famélicos peregrinos. ¡Escaparate de cursilería de niñas bobas y sietemesinos! El menestral de ojos de lumbre fruncía el ceño en fuerte arruga, y subía la muchedumbre ondulante como una oruga.
Desengáñese usted. Nada hay como el tabaco para volver bobas hasta a las culebras de cascabel. Decididamente hay que saber echar agua al vino.
DON DUARTE Juntos los dos posaremos, digo, en un mismo aposento. Ramírez, ¿no hay dos alcobas dentro de mi sala? MARÍA ¡Y bobas! Como celdas de un convento.
Visitando un día el czar de Rusia el hospital de la Salpêtrière en París: «Bobas mías, -les dijo a unas loquitas jóvenes que le rodeaban-, ¿hay muchas locas de amor entre las francesas?».
Desde su niñez, oía repetir María del Deseo que la tía Rafaela era una santa. No de esas santas bobas, de brazos péndulos y cerebro adormido, sino activa, fuerte, luchadora.