boa


También se encuentra en: Sinónimos.

boa

(Del lat. boa, serpiente acuática, culebra de gran tamaño.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Serpiente carnívora de gran tamaño, fuerza y corpulencia.
2. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Prenda de vestir femenina de piel, de pluma o de algún material sintético, parecida a una serpiente, que se usa como abrigo o adorno del cuello.

boa

 
f. zool. Nombre común de diversos ofidios, de grandes dimensiones y no venenosos. Matan a sus presas asfixiándolas.
Sinónimos

boa

sustantivo femenino
Traducciones

boa

boa

boa

Boa

boa

BOA

boa

boa

boa

boa

boa

Боа

boa

博阿

boa

博阿

boa

Boa

boa

ボア

boa

보아

boa

Boa

boa

SFboa
Ejemplos ?
V ¿Y qué dice usted sobre la influencia del cigarro en la paz doméstica? ¿Tie­ ne un marido alguna desazón con el boa constrictor llamado suegra?
Tan grande fue mi espanto que sin darme cuenta corrí y corrí; miraba violentamente hacia atrás y veía como la gigantesca alimaña me venía persiguiendo; su hocico abierto dejaba ver unos brillantes y filosos colmillos dispuestos a devorarme y su lengua parecía una enorme boa que se movía golosa.
"Bokapi y yo caminábamos tranquilamente, cuando, de pronto, ella me apretó el brazo, deteniéndome. "A cinco metros de nosotros, desenvolviendo sus pesados aros amarillos, irritada, nos miraba una boa.
Un sobresalto de terror dejó rígido su cuerpo y rápidamente llevó la mano al alfanje. No lejos del caballo, sobre la arena, completamente dormida, se veía una boa constrictor.
Íbamos a perecer los dos. Bokapi lo comprendió, se despidió de mí con una mirada y rápidamente se lanzó a la boa. "¡Quién pudiera contar la inútil lucha de la negra con la boa!
Tú puedes evitar el ataque del león que te asalta de frente y en despoblado; puedes esperar el ataque del mugiente toro, del boa espirálico y envolvente; son fuerzas que ves y percibes para la defensa.
Por el ramaje obscuro Salta huyendo el canguro. El boa se infla, duerme, se calienta A la tórrida lumbre; El pájaro se sienta A reposar sobre la verde cumbre.
Un mundo nuevo, un joven planeta, se adelantaba hacia mi, trazando su circulo en el vacío, fascinado e inocente como el ave atraída por el boa.
Se acercó a la boa y le abrió el vientre. En su interior estaba el hombre muerto. Envuelto en un rico albornoz ensangrentado, con puñal de empuñadura de oro al cinto.
¡Dios, que conservas cuanto existe, apartando las tempestades y la muerte de la cabeza de los hombres, no interpongas tu poder entre mi corazón y la flecha de los guerreros, entre mi vida y las garras del tigre o los anillos del boa gigante; pero defiéndeme contra mi mismo, arráncame el amor y la conciencia, cuyos golpes matan sin que se vea la mano que los dirige!
La escuela producía muy poco, tanto que difícilmente hubiera bastado para proporcionarle el pan de cada día pues era un gran comilón y, aunque flaco, tenía la capacidad de expansión de una boa.
Te lo entrego para que tomes cumplida venganza de él. -Soy inocente -exclamó Fernando-. Le encontré en el vientre de una boa. Con los pies fuera de la boa.