bloqueador

(redireccionado de bloqueadora)

bloqueador, -ra

 
adj.-s. Que bloquea.
Traducciones

bloqueador

m. blocker;
___ de canal cálcico, antagonista cálcicocalcium channel ___.

bloqueador

m (pharm) blocker; — beta beta blocker; — de los canales del calcio calcium channel blocker; — del receptor de angiotensina angiotensin receptor blocker; — H2 H2 blocker; — neuromuscular neuromuscular blocker; — solar sunscreen, sunblock
Ejemplos ?
El 14 de mayo de 1898, tras reducirse la escuadrilla bloqueadora a dos cruceros y cuatro cañoneros auxiliares, se ordenó la salida del crucero Conde de Venadito y del cañonero-torpedero Nueva España.
La decisión de levantar el bloqueo, en opinión de algunos historiadores chilenos era fruto de "una apreciación errada de la situación", no fue del agrado de Simpson, quien despachó inmediatamente de regreso a Bynon al Callao con su bergantín Aquiles y también a la barca Santa Cruz comandada por el teniente 1° Buenaventura Martínez, ya que preveía las consecuencias funestas que el inusitado levantamiento del bloqueo del Callao podía tener a medio plazo y a corto plazo para la corbeta Valparaíso al mando del capitán de corbeta Roberto Henson, que ignorante de la situación se dirigía como refuerzo al Callao donde esperaba reunirse con la flota bloqueadora.
La fuerza bloqueadora destacó sus faluchos y capturó dos lanchas de tráfico al anochecer y otras dos al amanecer y notificó a los buques extranjeros que debían retirarse a Montevideo o Maldonado (a los ingleses a través de Elliot).
Al producirse el bloqueo francés al Río de la Plata en 1838, López comisionó a Domingo Cullen, su ministro, ante Rosas, para obtener un acercamiento entre éste y el jefe de la flota francesa. Pero el enviado intentó pactar con el jefe de la escuadra bloqueadora, quitando a Rosas las relaciones exteriores.
Espora continuó viaje pero el 29 de mayo se encontró en aguas de Samborombón en el centro de la escuadra imperial bloqueadora al mando del capitán de fragata Juan Francisco de Oliveira Botas, fuerte en 10 buques, 129 cañones y 1.200 hombres.
Mejor atacadora y la jugadora más valiosa..Medalla de Oro en el Campeonato del Mundo de Brasil en 1994. Mejor bloqueadora..Medalla de Oro en el Campeonato del Mundo en Japón.
Jugadora Más Valiosa y Mejor bloqueadora..Condecorada por la Federación Internacional de Voleibol, FIVB como la atleta más destacada del Siglo XX.Este título fue ganado por la versatilidad con que contaba, con ella se podía contar en el terreno para cualquier imprevisto, pues era una gran atacadora central, también dominaba en el recibo y en el saque..Elegida para el Salón Internacional de la Fama de Voleibol, ubicado en Holyoke, Massachusetts, Estados Unidos..Le hacen una estatua en reconocimiento de su labor como voleibolista, en el XX Aniversario del torneo Masters de Montreux, en Suiza 2004.
Mejor Sacadora..Medalla de Oro en el Grand Prix en 2000..Medalla de Plata en los Grand Prix de 1994, 1996 y 1997. Mejor bloqueadora..Medalla de bronce en los Grand Prix de 1995 y 1998.
El 4 de marzo la escuadra bloqueadora, compuesta por 7 buques, incluido el bergantín Cisne, al mando de Primo de Rivera, abandonó su fondeadero habitual y entró en balizas donde tomó posiciones al mediodía.
A inicios del año 1825, el almirante Guise, Comandante en Jefe de la Escuadra bloqueadora del Callao, arriba a Guayaquil a bordo de la fragata “Protector” para realizar reparaciones, y por presentarse en este puerto un conflicto entre Guise y el Intendente de Guayaquil, general Juan Paz del Castillo, por ciertas irregularidades en el comportamiento del primero, es destituido, nombrándose en su reemplazo como comandante de la Escuadra Unida al comandante Juan Illingworth.
Tanto el primero, que pretendía atemorizar al vecindario y obligar así al gobierno a someterse a las condiciones de Elío, como los restantes que se concentraron en mayor medida en aniquilar tempranamente las escasas fuerzas navales patriotas antes que dejaran de ser una molestia para la escuadra bloqueadora y se convirtieran en una amenaza no lograron sus objetivos e incluso fueron contraproducentes: los daños fueron mínimos, se fortaleció el patriotismo de los ciudadanos y los realistas cedieron incluso la victoria moral a sus adversarios faltando a las normas de guerra cuando menos en el primer ataque, al bombardear sin aviso una ciudad indefensa.
Una vez derrotado el movimiento de los Libres del Sur en la batalla de Chascomús del 7 de noviembre de 1839 por el régimen rosista, la mayor parte de los estancieros y oficiales huyeron a la costa de la bahía de Samborombón, gracias a que el hacendado Gervasio José Ortiz de Rozas y López de Osornio —quinto hermano de Rosas— entre otros conspiradores que no habían participado del movimiento, dieran aviso a la escuadra bloqueadora francesa para que se acercara a la costa y pudieran embarcar a Montevideo...