bledo


También se encuentra en: Sinónimos.

bledo

(Del lat. blitum < gr. bliton.)
1. s. m. BOTÁNICA Planta quenopodiácea comestible, de tallos rastreros, hojas de color verde oscuro y flores rojas.
2. importar o valer un bledo coloquial No preocupar nada o valer muy poco las notas le importan un bledo.
NOTA: Nombre científico: (Blitum virgatum.)

bledo

 
m. bot. Planta de la familia quenopodiáceas (Amaranthus retroflexus). Tiene los tallos estriados y pubescentes y las hojas ovales. Las flores son unisexuales, dispuestas en espigas.
Importar un bledo. loc. adv. No valer nada; no ser importante.

bledo

('bleðo)
sustantivo masculino
botánica planta de color verde o rojizo y hojas triangulares Los cerdos se alimentan con bledos.
preocupar nada o muy poco Le importa un bledo la escuela.
Sinónimos

bledo

sustantivo masculino

no importar un bledo locución no importar un ardite, no importar un comino, no importar un ochavo, no importar un pito, no importar un huevo (malsonante).
Existen variantes como no importar un pimiento, un pepino, un rábano, etc.

bledo:

ochavopequeñez, comino, pizca, pimiento, pito, minucia, ardite, insignificancia, menudencia, nimiedad,
Traducciones

bledo

bietola

bledo

اللعنة

bledo

SM
V importar 2 A2.1
Ejemplos ?
En 2004 Blomberg contradijo estas declaraciones, en una entrevista, "No me importa bledo si los fanáticos son de color blanco, negro, verde, amarillo o azul.
Se acostumbraba realizar sacrificios de personas y se hacían grandes comidas. Después, ponían una figura de bledo en la punta del árbol y danzaban, vestidos con plumas preciosas y cascabeles.
Compuso unas décimas muy graciosas contra el muftí, que á este no le importáron un bledo, y se dedicó á viajar de planeta en planeta, para acabar de perfeccionar su razon y su corazon, como dicen.
No se le importe a vuesa merced un bledo de las venidas de don Carlos a este país, pues que la Cuádruple Alianza está contratada para su conducción fuera de la península, cuantas veces se le hallare; porque en lo de dejarle venir, coja vuesa merced el texto y verá como nada hay tratado, además de que mal pudiera la Cuádruple Alianza sacarle de la península si él no viniera.
Al virrey, conde de Alba de Liste, se le dio un bledo del proceso inquisitorial, y apoyándose en sus fueros de grande de España y en sus prerrogativas como representante de Felipe IV, se negó a comparecer ante sus jueces.
A este principio inconcuso se debe, sin duda alguna, la consecuencia que estamos tocando a cada hora, a saber: que la moda sea en nuestros días un sendero por donde caminamos como mulos en reata, en pos de una cosa cuyos géneros, especie, forma y valor importan un bledo si la opinión, otra fruta, del tiempo, la ha colocado en el lugar más avanzado del referido sendero.
Porque el heroico defensor del orden público descarga el rifle, sin averiguar por qué ni sobre quién, importándole un bledo que la bala hiera al amigo, al hermano, al padre o al hijo.
A pesar de la fruta, no le importaba un bledo de los que se iban ni de los que se quedaban; con tal que no faltase gente, que fueran estos o los otros, le importaba un rábano.
Fué el caso que se dió á la vida contemplativa en términos que se abstraia del cuerpo como si fuese un espíritu puro; y fuese bien dejado de la gracia del Criador, ó llevado de la de sus Criaturas, él fué de hito en hito sin parar hasta que cayó en una rara tema: persuadióse que estando el alma quieta en Dios, importa un bledo que el cuerpo esté con quien quiera.
No obstante, las opiniones se dividirán grandemente: unos querrán comer y vestir barato sin pensar en la paralización del trabajo nacional; otros querrán fomentar este trabajo, importándoles un bledo la carestía del pan, de la carne, del vino, del vestido, etc.
Sin embargo, a pesar de todo esto, o ig-norándolo, importándole un bledo, un hombre de delgadez felina, no muy alto y con traje a la moda, camina somnámbulo sobre el puente.
Yo he visto a muchos como ella que por más que se esfuerzan nada logran y siguen en lo mismo; en cambio otros, sin que les importe un bledo los libros, se divierten y hasta logran hacer buenos negocios que les permiten darse una vida de reventón.