blasfemia

(redireccionado de blasfemias)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con blasfemias: publico

blasfemia

(Del lat. blasphemia < gr. blasphemia.)
1. s. f. TEOLOGÍA Expresión ofensiva e injuriosa contra Dios, divinidad o cosas sagradas. reniego
2. Palabra injuriosa proferida contra una persona fue cubierta de blasfemias por quien antes la alabó. insulto, ofensa

blasfemia

 
f. Palabra o expresión injuriosa contra una divinidad o personaje sagrado.
fig.Injuria grave contra una persona.

blasfemia

(blas'femja)
sustantivo femenino
1. religión injuria contra Dios o contra cosas sagradas una blasfemia contra los santos
2. injuria contra otra persona Quien te alababa ahora te dice blasfemias.
Sinónimos

blasfemia

sustantivo femenino
Traducciones

blasfemia

Blasphemie

blasfemia

хула

blasfemia

blasphemy, offence

blasfemia

bestemmia, moccolo

blasfemia

blasphème

blasfemia

التجديف

blasfemia

βλασφημία

blasfemia

亵渎

blasfemia

褻瀆

blasfemia

Rouhání

blasfemia

blasfemi

blasfemia

신성 모독

blasfemia

hädelse

blasfemia

SF
1. (Rel) → blasphemy
2. (= taco) → swearword, curse
Ejemplos ?
Dios era muy grande, muy bueno; debíamos someternos sin rechistar a sus decretos, incluso darle gracias. Carlos prorrumpió en blasfemias.
Noche de torsos yacentes y estrellas de nariz rota aguarda grietas del alba para derrumbarse toda. De cuando en cuando sonaban blasfemias de cresta roja.
Pero como no podía volverse a lo pasado y se había llegado ya a una situación eminentemente liberal, en la que se permitían las tabernas abiertas de día y de noche, y eran lícitas las blasfemias en todas partes, y al más rudo no podía prohibírsele decidir de plano las cuestiones más peliagudas en todos los ramos del saber, escribióse una especie de Constitución, según la cual habría un rey, traído de fuera, que sería el primer vecino del pueblo, con el deber de firmar todo lo que el concejo acordara, por lo cual, y nada más, se le daría un sueldo arregladito, con que pudiera comer y vestir decentemente.
-Y diga usted, y usted dispense -contestó el idealista, salvando al fin la gardenia del ojal y librándose de las manos al natural de Remigio-; y diga usted, y cuando usted suelta un taco, porque le pisan un callo, un par de blasfemias en prosa porque le pisan la mujer (como usted diría), ¿le pagan a usted tres o cuatro duros todos los presentes por la gracia y se la mandan repetir?
Al hacer saltar la puerta de la alcoba que se deshizo al primer empujón brutal, y cedió rompiéndose, un doble grito de terror me sonó en los oídos y antes de que ninguna de las dos pudiera desenlazarse, había alzado con un impulso de loco duplicado por la ira, el grupo infame, lo había tirado al suelo, sobre la piel de oso negro que está al pie del lecho, y lo golpeaba furiosamente con todas mis fuerzas, arrancando gritos y blasfemias, con las manos violentas con los tacones de las botas, como quien aplasta una culebra.
Oía choque de corazas y espadas, sonar de cuentos de lanza sobre baldosas, pasos trabajosos y desiguales, sordas imprecaciones, blasfemias cínicas, sollozos desgarradores arrancados de mujeriles pechos.
El sábado siguiente se congregó casi toda la ciudad para escuchar la Palabra de Dios. 45. Los judíos, al ver a la multitud, se llenaron de envidia y contradecían con blasfemias cuanto Pablo decía. 46.
el loco con el cabello cortado al rape, recibiendo en las flacas espaldas huesosas el chorro helado de la ducha, bajo el ojo imperturbable del hombre de ciencia que anota sus gestos violentos y sus entrecortadas blasfemias para convertirlos en una precisa y razonada monografía...
El primer puncto será ver con la vista de la imaginación los grandes fuegos, y las ánimas como en cuerpos ígneos. 2º El 2º: oír con las orejas llantos, alaridos, voces, blasfemias contra Christo nuestro Señor y contra todos sus santos.
iscurso de Inauguración de la Sociedad Económica de Amigos del País, para promover la felicidad y la riqueza Las desgracias del género humano excitan al mismo tiempo las blasfemias del impío, la confusión del necio, y las meditaciones del filósofo.
En la lobreguez de la sombra agitáronse las luces de las lámparas, moviéndose en todas direcciones y terribles juramentos y atroces blasfemias sonaron en las tinieblas, yendo a despertar a lo largo de los muros los ecos tristemente lúgubres de la roca tan insensible como el feroz egoísmo ante aquella inmensa desolación.
Por consiguiente, no es de extrañar que alguno al interpretarlas, quedándose dentro de los estrechos límites de la pura interpretación literal, pudiera, equivocándose, hacer aparecer en las Escrituras no sólo contradicciones y postulados sin relación alguna con los mencionados, sino también herejías y blasfemias: con lo cual tendríamos que dar a Dios pies, manos y ojos, y, asimismo, los sentimientos corporales y humanos, tales como ira, pena, odio, y aun tal vez el olvido de lo pasado y la ignorancia de lo venidero.