blandón

(redireccionado de blandones)

blandón

(Del cat. brandó < germ. *brand, tizón encendido.)
1. s. m. Candelero para la vela. bizarrón
2. Vela grande y gruesa de una mecha. hacha
Traducciones

blandón

SM (Rel) (= vela delgada) → wax taper; (= candelabro) → large candlestick
Ejemplos ?
Desde su llegada a Puebla dirigió su atención a la ornamentación de la Catedral de Puebla consagrada por Palafox, dotándola de ornamentos y alhajas, enormes candiles, blandones y lamparas, se dedicó en especial a la terminación de sus fachadas y de la torre faltante y llevó a cabo la ejecución de la capilla del Ochavo en el lapso de 1682 a 1688.
En 1794 las autoridades de la virreinato exhumaron nuevamente los restos de Cortés con el fin de cumplir con los deseos del conquistador de México que en una ocasión solicitó ser sepultado en la iglesia contigua al hospital de Jesús (México), así que sacaron la osamenta de Cortés del templo de San Francisco que yacía en su nicho en una urna de madera y cristal con asas de plata y pintado en la cabecera de la urna el escudo de armas del Marqués de Oaxaca, sus restos fueron trasladados con gran pompa a lo que se creía sería su última morada, se colocaron blandones de plata sobre el sepulcro y dentro del templo se erigió un zócalo y sobre el zócalo un busto del conquistador, en ese sitio sus restos descansarían durante 23 años.
Se tiene constancia de algunas de las obras perdidas: lámparas de plata de gran tamaño, candelabros, blandones y figuras del mismo metal, la custodia de Borda (88 marcos de peso en oro; con 10 perlas, cubierta al frente por 5872 diamantes y al dorso por 2653 esmeraldas, 544 rubíes y 28 zafiros), un pectoral de oro con reliquias, otro con topacios y brillantes y con anillos de accesorio, alfombras, cojines, colgaduras y muchos tesoros más de características similares.
Un túmulo sencillo y decente como fue su vida ocupaba el fondo del templo; las columnas y el pavimento estaban enlutados y cubierto éste de blandones y hacheros; encima del túmulo se hallaba colocado un sepulcro y en su pedestal se leía esta inscripción: "Al Dios de los Ejércitos, aquí yace don José de Antepara, condecorado con la Medalla de los Libertadores de su Patria.
Ni el hospital, ni el cementerio, a los cuales nos conduciría esta calzada de la derecha, tendrán a la hora presente el menor atractivo para nuestra curiosidad, que seguramente no va buscando ayes de agonía ni blandones funerarios.
Consagró la postrer mirada a las imágenes, cuyas vestiduras, al reflejo de la lámpara colgada de la techumbre y a la flava luz de dos altos blandones fijos en las andas, destellaban oro y colores, y, sin hacer genuflexión ni acatamiento alguno, pasó la verja.
V - Lo que es el mundo Terminados los sufragios y los oficios solemnes, último auxilio que presta la Santa Iglesia a los fieles, en el templo de Granada, que los Católicos Reyes consagraron victoriosos al Señor Omnipotente, en medio de la gran nave por do vuela el humo leve, que seis flameros de plata dan de olorosos pebetes, a la luz de cien blandones...
Trató de dormir, pero no acertaba a cerrar los ojos y recogerse para conciliar el sueño. Estorbábale mucho la absoluta tranquilidad del recinto, tranquilidad que agigantaba hasta el chisporroteo de los blandones.
-Basta ya, peregrino. (Dijo la religiosa siempre en pie. Tornó aquél a las tinieblas y revivieron lámpara y blandones). Basta ya.
V Muere el Sol, y las sombras del abismo Empiezan a salir en vuelo oscuro, Si bien esplendor puro De estrellas sustituye al parosismo, Que en el mar sepultado el noble Apolo, Sirve de templo el polo, Y al túmulo mortal, porque lo aliñen, Sombras enlutan, y blandones ciñen.
Manuel Bautista Pérez, y hasta cien compatriotas de éste en escaños, escuchando con reverente silencio el discurso que les dirigía Pérez y cuyos conceptos no alcanzaba a percibir con claridad el espía. Frente al dosel y entre blandones de cera había un hermoso crucifijo de tamaño natural.
De esas luces del siglo, que hoy acatan, los triunfos ved que por do quiera encumbran, ¡Pobre honor nacional, ellas te matan: blandones son que tu agonía alumbran!