bizcocho

(redireccionado de bizcochos)
También se encuentra en: Sinónimos.

bizcocho

(Del lat. bis, dos veces + coctus, cocido.)
1. s. m. COCINA Masa compuesta de harina, huevos, azúcar y otros ingredientes, cocida al horno.
2. COCINA Pan que se cuece dos veces para que se seque y se prolongue su duración.
3. ARTES DECORATIVAS Objeto de porcelana sin barnizar. biscuit
4. bizcocho borracho COCINA El que ha sido bañado en almíbar, vino dulce o licor.
NOTA: También se escribe: biscocho

bizcocho

 
m. Pan sin levadura que se cuece dos veces para que se conserve mucho tiempo.
Masa compuesta de harina, huevos y azúcar, que se cuece al horno.

bizcocho

(biθ'kotʃo)
sustantivo masculino
culinario masa de harina, huevo y azúcar cocida al horno bizcochos con mermelada
Sinónimos

bizcocho

sustantivo masculino
pastel, mantecada (Colombia, México y Venezuela), queque (América Central, Bolivia, Chile y Perú).

bizcocho:

facturagalleta, bizcotela, rosco, brioche (NoRAE), tarta, tortita, pastelillo, melindre, torta, bollo,
Traducciones

bizcocho

Zwieback, Biskuit

bizcocho

piškotový moučník

bizcocho

sukkerbrødskage

bizcocho

sokerikakku

bizcocho

biskvit

bizcocho

スポンジケーキ

bizcocho

카스텔라

bizcocho

gebak

bizcocho

sukkerbrød

bizcocho

biszkopt

bizcocho

pão-de-ló, bolo

bizcocho

sockerkaksbotten

bizcocho

เค้กที่ฟู

bizcocho

pandispanya

bizcocho

bánh xốp

bizcocho

торта

bizcocho

蛋糕

bizcocho

SM
1. (Culin) (= pastel) → sponge cake; (más pequeño) → sponge finger, lady finger (EEUU)
embarcarse con poco bizcochoto set out unprepared
bizcocho borracho sponge soaked in wine and syrup
2. (Náut) → hardtack
3. (= cerámica) → biscuit ware
4. (Méx) (= galleta) → biscuit
5. (Méx) (= órgano sexual) → cunt
Ejemplos ?
Confundiéronse las españolas en expresiones de gratitud, y el maestro, obligándolas a que tomasen asiento, las obsequió con vino del Rin, bizcochos y confituras de varias clases.
-Pero qué querrás tú, don Cerote -exclamó la vieja incorporándose bruscamente con los ojos chispeantes de indignación- si querrás tú que con tres riales que me diste por Pentecosté y entre ellos una perra gorda con tosferina, te tenga yo a pasto y a toas horas bizcochos, mostachones y chocolate de la Riojana; ¡pos ni que estuvieras pagando un pupilaje en el Recreo!
Te gusta por lo mismo que te gusta er chocolate con bizcochos, porque el Manuel es uno de los hombres por el que pudiera darse con una piedra en los dientes la que más presumiera de bonita.
Después de la leche nos sirvieron vino blanco con bizcochos, prototipo en las aldeas de digestivos y confortantes, y cuyas virtudes se tienen en tanto, que lo mismo se administra este agasajo a un moribundo que en una boda.
Concluyó por fin el banquete con vino blanco y bizcochos, y mientras el fraile y mis tíos se fueron a dormir la siesta y mis primas a vestirse para ir a vísperas, yo me largué al campo a tomar el aire, que buena falta me hacía.
Y ese otro suntuoso que tiene torres como lanzas y alegría como de salón; ese que ha dado una parte de sus salas a dos pueblos de nuestra familia,-a Colombia, que tiene ahora mucho que hacer, al Perú, que está triste después de una guerra que tuvo,-ése es el pueblo bravo y cordial de Uruguay, que trabaja con arte y placer, como el de Francia, y peleó nueve años contra un mal hombre que lo quería gobernar, y tiene un poeta de América que se llama Magariños: vive de sus ganados el Uruguay, y no hay pueblo en el mundo que haya inventado tantos modos de conservar la carne buena, en el tasajo seco, en caldos que parecen vino, en la pasta negra de Liebig, y en bizcochos sabrosos...
II - El almuerzo En el estrecho recinto de una franciscana celda, cómoda, aunque humilde y pobre, y de extremada limpieza, de la Rábida el prelado con sus dos huéspedes entra, y después que sendas sillas les ofrece y les presenta, abre franco y obsequioso una mezquina alacena, de donde bizcochos saca, una redoma o botella del vino más excelente que da el condado de Niebla, aceitunas, pan y queso, y tres limpias servilletas, acomodándolo todo en una redonda mesa, no lejos de la ventana que daba vista a la huerta.
Aquí las flores deleitan el sentido del olfato, las aves el del oído, la naturaleza entera el de la vista, las brisas el del tacto, que según aseguran los sabios, está esparcido por todo el cuerpo, y por último, podemos corrernos con un cuartillo de leche de vaca, recreo sabrosísimo del gusto, leche con bizcochos...
Vive de bizcochos de jengibre, pensé; no toma nunca lo que se llama un almuerzo; debe ser vegetariano; pero no, pues no toma ni legumbres, no come más que bizcochos de jengibre.
Medité sobre los probables efectos de un exclusivo régimen de bizcochos de jengibre. Se llaman así, porque el jengibre es uno de sus principales componentes, y su principal sabor.
Despacháronse extraordinarios a todas partes con aviso de lo ocurrido en aquel tremendo día; y en ocho que duraron las fiestas quedó Timbreo casi pereciendo, porque el gasto de bollos, bizcochos, conservas, bebidas heladas y chocolate ascendió a más de lo que puede sufrir el bolsillo de un dios que protege la buena poesía.
Quiero pasar en silencio, por no molestar al lector y porque no me tilde de prolijo y tal vez de goloso, los hojaldres hechos de flor de harina y manteca de cerdo en pella; los multiformes bizcochos, entre los cuales sobresale la torta ó bollo maimón; los nuégados, los polvorones, las sopaipas, los almíbares y las perrunas, exquisitas, á pesar de lo poco simpático del nombre que llevan.