bizarro


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con bizarro: bazar

bizarro, a

(Del ital. bizzarro, furioso < bizza, ira, rabieta.)
1. adj. Que es osado y valiente era un bizarro militar, que fue condecorado en varias ocasiones.
2. Que es generoso o espléndido. dadivoso
3. Que es extravagante, sorprendente o gracioso.

bizarro, -rra

 
adj. Valiente.
Generoso, lucido, espléndido.
Sinónimos

bizarro

, bizarra
Traducciones

bizarro

bizarr, brav

bizarro

מוזר

bizarro

bizarro

bizarro

ADJ
1. (= valiente) → gallant, brave
2. (= generoso) → generous
Ejemplos ?
Y asi hablando el fingido peregrino El bizarro semblante De su postiza barba separaba, Y su semblante juvenil mostraba De valor nobilísimo radiante.
Al cabo de una hora irguieron la cabeza; por el lado opuesto del bizarro rancho de dos pisos —el inferior de barro y el alto de madera, con corredores y baranda de chalet —, habían sentido los pasos de su dueño, que se detuvo un momento en la esquina del rancho y miró el sol, alto ya.
Más que en mí mismo, más que en mi sector bizarro y huraño a toda connivencia con el Poder Ejecutivo, yo pienso aún sin quererlo en los compañeros de la mayoría, porque tampoco a ellos nadie les pidió opinión ni asesoramiento sobre el Convenio que, sin embargo, han de votar - ¡duro trance!
De sus resultas retrocedieron en dispersion, dirigiendose al Cerro, á cuyo pié tenían sus cargas, mientras avanzaba de frente nuestra Infantería y completaba las ventajas de aquel desorden. Reecha yá él Esquadron de Madrid á la retaguardia de aquellos, con el auxilio del bizarro Gomandte.
---El desierto, señor, ¿Pues no os lo dige? ---¡Por Dios que sois bizarro! No alcanzo en el desierto que os aflije Volvais ó no volvais, en él ninguno Habrá que os eche en cara Mancha ó desdoro en vuestro honor alguno Desde vuestro bautismo.
De mi paso por tu casa, y por tu bizarro porte conmigo, no puedo darte pago ni gracias mejores que estos versos descosidos, desaliñados e informes, que escribo a escape, y en medio de la inquietud y el desorden.
Basta que sepas que a ruegos de Tenorio, se indultó del difunto Tello Arias al bizarro matador: el cual a don Luis Tenorio con fina amistad pagó la vida que le debía, rendido a tan gran favor.
Llegó el correo a Nápoles, y Rodolfo, con la golosina de gozar tan hermosa mujer como su padre le significaba, de allí a dos días que recibió la carta, ofreciéndosele ocasión de cuatro galeras que estaban a punto de venir a España, se embarcó en ellas con sus dos camaradas, que aún no le habían dejado, y con próspero suceso en doce días llegó a Barcelona, y de allí, por la posta, en otros siete se puso en Toledo y entró en casa de su padre, tan galán y tan bizarro, que los etremos de la gala y de la bizarría estaban en él todos juntos.
(y lo ratificaré en el valle de Josaphat, si algún militroncho se picare y me exigiese retractación) que entre un centenar, por lo menos, de generales que, en mi tierra, he alcanzado á conocer, ninguno me i areció más general á la de veras que don Agustín Lerzundi. ¡Vaya un general bizarro!
De perdonar vos me habéis dado lición. JULIA. ¡Qué bizarro caballero! Las almas lleva tras sí. (Sale HERNANDO .) = ( HERNANDO, GERARDO, GARCIA, DON JUAN, ANARDA, JULIA .) GARCIA .
Aquel bizarro ademán con que la espada sacó, el valor con que venció y dió la vida a Don Juan; la gala, la discreción en darme disculpa, el modo, gentileza y talle, todo me ha robado el corazón.
Decidme qué gente es ésta que me parece que os ha alborotado su venida." "No tengo lugar de responderos –dijo doña Estefanía–, sólo sabed que todo lo que aquí pasare es fingido y que tira a cierto designio y efeto que después sabréis." Y aunque quisiera replicarle a esto, no me dio lugar la señora doña Clementa Bueso, que se entró en la sala vestida de raso verde prensado con muchos pasamanos de oro, capotillo de lo mismo y con la misma guarni ción, sombrero con plumas verdes, blancas y encarnadas, y con rico cintillo de oro, y con un delgado velo cubierta la mitad del rostro. Entró con ella el señor don Lope Meléndez de Almendárez, no menos bizarro que ricame nte vestido de camino.