bizantino

(redireccionado de bizantina)
También se encuentra en: Sinónimos.

bizantino, a

(Del lat. byzantinus.)
1. adj. HISTORIA Del Imperio bizantino o de Bizancio, posteriormente Constantinopla, actual Istanbul.
2. s. HISTORIA Persona natural de este imperio o ciudad.
3. adj. Se refiere a la discusión inútil que trata de un tema poco importante o que es demasiado sutil incurrir en disquisiciones bizantinas.

bizantino, -na

 
adj.-s. De Bizancio.
adj. Díc. de la discusión baldía o demasiado sutil.
lit. novela bizantina Subgénero de la novela idealista, de tema amoroso y aventurero, muy cultivado en el Renacimiento.
Traducciones

bizantino

decadent

bizantino

bizantino

bizantino

Byzantijnse

bizantino

拜占庭

bizantino

拜占庭

bizantino

Byzantské

bizantino

Byzantinske

bizantino

비잔틴

bizantino

/a
A. ADJ
1. (Hist) → Byzantine
2. (= baldío) → idle, pointless; (= irreal) → over-subtle, unreal
discusión bizantinapointless argument
3. (fig) (= decadente) → decadent
B. SM/FByzantine
Ejemplos ?
La tétrica pesadilla bizantina huyo al mismo tiempo del arte, con sus fealdades y monstruos atormentados de rigideces, ante el nuevo y fuerte soplo de vida.
Es la última obra de Cervantes. Pertenece al subgénero de la novela bizantina. En ella escribió la dedicatoria a Pedro Fernández de Castro y Andrade, VII Conde de Lemos, el 19 de abril de 1616, cuatro días antes de fallecer, donde se despide de la vida citando estos versos: El autor ve claramente que le queda poca vida y se despide de sus amigos, no se hace ilusiones.
Un antecedente de las mismas fue Giotto (1267-1337), pintor aún dentro de la órbita del Gótico, pero que desarrolló en sus pinturas conceptos como volumen tridimensional, perspectiva, naturalismo, que alejan su obra de los rígidos modos de la tradición bizantina y gótica y preludian el Renacimiento pictórico.
En su afán por recuperar, o no perder los conocimientos clásicos la cultura bizantina ejerció una función fundamental recopilando y catalogando lo mejor de las tradiciones griega y romana, realizando, en cambio, pocas aportaciones novedosas.
El Patriarca y los dignatarios de la Iglesia constituyeron el primer centro de poder para los griegos dentro del Estado otomano, un centro que consiguió inflirtrarse en las estructuras del Imperio otomano, atrayendo también a la antigua nobleza bizantina.
La división entre los principados francos favoreció a la aristocracia bizantina, que poco a poco fue recuperando la mayor parte del territorio griego.
Éste fue el inicio del Principado, aunque las instituciones de la República continuaron existiendo como tales hasta el Dominado. Incluso en la era bizantina, el Emperador compartía el título de cónsul con otro cónsul.
El Partenón conservó su carácter religioso a lo largo del tiempo como iglesia bizantina, como iglesia latina y como mezquita musulmana.
Sin embargo, desea vivir y terminar obras que tiene en el magín, cuyo título escribe: Las semanas del jardín, El famoso Bernardo y una segunda parte de La Galatea. En el género de la novela bizantina, cuenta Cervantes, se atreve a competir con el modelo del género, Heliodoro.
Miguel de Cervantes cultivó, pero a su original modo, los géneros narrativos habituales en la segunda mitad del siglo XVI: la novela bizantina, la novela pastoril, la novela picaresca, la novela morisca, la sátira lucianesca, la miscelánea.
Entre los turcomanos líderes de los otomanos surgió un gran poder en torno a Osman y su hijo Orhan I. Esmirna fue conquistada en 1330, y la última posesión bizantina, Filadelfia (la actual Alasehir), cayó en 1390.
En ellas explora distintas fórmulas narrativas como la sátira lucianesca (El coloquio de los perros), la novela picaresca (Rinconete y Cortadillo), la miscelánea (El licenciado vidriera), la novela bizantina (La española inglesa, El amante liberal) o, incluso, la novela policíaca (La fuerza de la sangre).