bisabuelo

(redireccionado de bisabuelos)

bisabuelo, a

(Del lat. bis, dos veces + aviolus, abuelo.)
s. El padre o la madre de cualquiera de los abuelos de una persona conoció a dos de sus bisabuelos.

bisabuelo, -la

 
f. Respecto de una persona, el padre o la madre de su abuelo o abuela.

bisabuelo, -la

(bisa'βwelo, -la)
sustantivo masculino-femenino
el padre o la madre del abuelo o la abuela de una persona Pudo conocer a uno de sus bisabuelos.
Traducciones

bisabuelo

bisnonno, proavo

bisabuelo

pradědeček

bisabuelo

oldefar

bisabuelo

Urgroßvater

bisabuelo

isoisoisä

bisabuelo

pradjed

bisabuelo

曾祖父

bisabuelo

증조할아버지

bisabuelo

oldefar

bisabuelo

pradziadek

bisabuelo

bisavô

bisabuelo

gammelmorfar

bisabuelo

ทวด

bisabuelo

ông cố

bisabuelo

曾祖父

bisabuelo

/a SM/Fgreat-grandfather/great-grandmother
bisabuelosgreat-grandparents

bisabuelo-a

m., f. great-grandfather; great-grandmother.

bisabuelo -la

m great-grandfather, great-grandparent; f great-grandmother
Ejemplos ?
¿Reconocían nuestros bisabuelos en este exceso de artículos respecto a compradores, una causa de perturbación económica?" "La reconocían como la gran y constante causa de tal perturbación.
Uno supondría que los hechos de este fracaso, a los cuales hicieron frente nuestros antepasados, habrían bastado para convencerles de que debía haber algo radical y horriblemente equivocado en un sistema económico que fuese resposable de dicho fracaso o que lo hubiese permitido, y que no habrían necesitado más argumentos para inducirles a efectuar un cambio radical en dicho sistema." "Uno pensaría así, ciertamente," dijo el chico, "pero no parecía que a nuestros bisabuelos se les ocurriese en absoluto cargar a su sistema económico con la resposabilidad del resultado.
Y si retrocediéramos un poco hasta nuestros bisabuelos y tatarabuelos del siglo XIX, descubriríamos las “gramáticas” que antecedieron a las ya mencionadas: ediciones anteriores de la Gramática de Andrés Bello (avanzadísimas en su tiempo), la Arquitectura de las lenguas de Eduardo Benot, el Curso de Lengua Castellana de Longinos Cadena, a Miguel del Toro, a Caro y Cuervo, a Robles Dégano, etc.
Hemos escuchado las voces de campesinos, engañados por el PROCEDE y por el PROCECOM, despojados de sus tierras ejidales sin nada de precio para sus productos desesperados sin siquiera la oportunidad de poder emigrar a la ciudad o a otro país arrinconados contra el precipicio viendo como las grandes empresas, las agroindustrias y los centros turísticos empiezan a apoderarse de sus tierras y en lugar de ejercito llegan los diputados, los senadores, los partidos políticos, los funcionarios del gobierno federal a quitarles las tierras de sus abuelos, de sus bisabuelos, de sus padres y que debía de ser de sus hijos.
Aspiraba nada menos que a resucitar a los ojos de sus compatriotas nuestro pasado –es decir, el presente de sus bisabuelos–, y conocedor del engaño de cuantos lo intentaban a pura fantasía, buscaba y rebuscaba en todo género de viejas memorias para levantar sobre inconmovibles sillares el edificio de su erudita ciencia histórica.
Ni volveré a repetir lo dicho arriba, ni ensalzaré a sus abuelos o bisabuelos, como hacen los retóricos; pues, aun según éstos, más los merece quien nació de humildes padres, si con sus buenas obras ennobleció la bajeza de su alcurnia.
Uno puede mirar atrás cien años más fácilmente que cincuenta hacia delante. Un siglo no es tan largo en retrospectiva. Podría haber conocido a tus bisabuelos. Posiblemente lo hice.
Se arroja así a los niños y adolescentes al acabóse cultural. Ignorancia de lo que antes nuestros abuelos y aún bisabuelos, sabían al dedillo como joyas de su cultura.
Más vale que primero sólo vea una persona." Entonces tú dijiste, si no lo he soñado, "Prometeme, entonces, que no se lo dirás." Tu padre pareció dudar acerca de prometertelo, pero insististe, y tu madre intervino, y él al final lo prometió, y cuando abrí los ojos le vi sólo a él." Hablaba totalmente en serio cuando dije que no estaba seguro de no haber soñado la conversación que imaginaba que había oído por casualidad, tan incomprensible era que estas personas supiesen algo de mi, un contemporáneo de sus bisabuelos, que yo mismo no supiese.
Parece absurdo esperar que nadie crea que convicciones como esas fueron seriamente mantenidas por los seres humanos; pero que no solamente fueron mantenidas por nuestros bisabuelos, sino que fueron responsables del largo retraso en eliminar el antiguo orden, después de que se hiciese general la convicción sobre sus intolerables abusos, está tan bien establecido como puede estarlo un hecho en la historia.
El cuarto testigo, el presbítero Simón Torres y Loyola, Cura Capellán del Real Hospital, dice: "Que tiene sabido y entendido que el Capitán Don Agustín de Carrión y el Gobernador Don Pedro de Alarcón, bisabuelos y troncos en la América del interesado, fueron de los primeros pobladores de la Villa y Cerro de Oro de Zaruma, y luego el primero pasó a serlo también de esta ciudad, y que el Capitán Salvador Román, Cabo Principal del descubrimiento de la referida Villa y otro de sus causantes".
Su hijo, mi abuelo, fue el primer barón; tengo entendido que fue un hombre sabio, de gran prestigio y muy querido de príncipes y princesas, que lo invitaban a todas sus fiestas. A él va la admiración de mi familia, pero yo no sé por qué los viejos bisabuelos me inspiran más simpatía.