birrete


También se encuentra en: Sinónimos.

birrete

(Del lat. birrus, capote con capucho.)
1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Prenda de vestir en forma de prisma, rematada por una borla, con que se cubren la cabeza los doctores y magistrados.
2. INDUMENTARIA Y MODA, RELIGIÓN Birreta, gorro de clérigo.
3. INDUMENTARIA Y MODA Gorro, prenda de vestir sin copa ni alas que cubre y abriga la cabeza. bonete

birrete

 
m. Gorro de forma prismática, coronado por una borla, que sirve de distintivo en determinados actos a los profesores de las facultades universitarias y a los magistrados, jueces y abogados.
Bonete (gorra).
Gorro.
catol. Birreta.
Sinónimos

birrete

sustantivo masculino

birrete:

gorrobonete, birretina, solideo, birreta, casquete,
Traducciones

birrete

beret, cap

birrete

SM
1. (= gorro) (Univ) → mortarboard (Jur) → judge's cap
2. (Rel) = birreta
Ejemplos ?
De la medalla de Bruto y de su reverso El retrato de Marco Bruto le saqué de una medalla de plata de su mismo tiempo, original, cuyo reverso va al pie de la tarjeta, bien digno de consideración, en que se ve entre los dos puñales el pileo o birrete, insignia de la libertad, y abajo en los idus de marzo la fecha del día en que dio la muerte a César.
¿Con cuánta usura me paga las candelillas que le enciendo los sábados!... Vedlo qué hermosote está con sus hábitos morados y su birrete rojo...
Acampamos, a la luz de las estrellas, cerca de un pozo, y cuando nos disponíamos a entregarnos al sueño, dos detonaciones resonaron, y una bala traspasó el birrete de Muley Benimulá.
Muley, que no pensaba en cuestiones científicas, me explicó la captura. -Bandido este... Otro escapó... Birrete de Muley, herido... Muley, sano.
Ría al oír esta frase el Mefistófeles que todos llevamos dentro del alma, agite las luengas plumas del rojo birrete, crispe diabólica mueca su irónica fisonomía, iluminada por un reflejo de infierno y lance al aire su carcajada de burla; sin tocar la alfombra porque al pensar en ella la veo, incontaminada por la atmósfera de la tierra, insexual y radiosa como los querubines de Milton.
Había infringido la ley del 19 ventoso 34 del año XI, artículo 1.°, 48, que prohíbe a todo individuo que no posea diploma el ejercicio de la medicina; de modo que, por denuncias oscuras, Homais había sido llamado a Rouen a comparecer ante el fiscal del rey en su despacho particular. El magistrado lo había recibido de pie, con su toga, armiño al hombro y tocado con birrete.
Y en su canto decía el ruiseñor: «No necesito la chinela de oro, niel botón colorado, ni el birrete negro, porque ya tengo el premio más grande, que es hacer llorar a un emperador.» Aquella noche, en cuanto llegaron a sus casas, todas las damas tomaron sorbos de agua, y se pusieron a hacer gárgaras y gorgoritos, y ya se creían muy finos ruiseñores.
Un birrete de velludo con un blanco airón, sujeto por un joyel de diamantes y un antiguo camafeo, descubre por ambos lados, tanta majestad cubriendo, rubio, cual barba y bigote, bien atusado el cabello.
-Alto ahí, camandulense, y mientras descansas maja estas granzas -saltó un viejo con opalanda y birrete, fértil de orejas, viudo del ojo izquierdo y tartamudo de la pierna derecha, a quien llamaban Cuzcurrita y que diz que era el barbero de los canónigos y de la curia, un pobre hombre que de a legua exhalaba olor a vinajeras de sacristía.
Y cuando el sol descendía, dejando esmaltado el cielo de rosa, morado y oro, con nubes de grana y fuego, tornó al alcázar, vistióse sayo pardo, manto negro, tomó un birrete sin plumas y un estoque de Toledo, y bajando a los jardines por un postigo secreto, do Juan Diente le esperaba entre murtas encubierto, salió solo, y esto dijo con recato al ballestero: «Antes de la media noche todo esté cual dicho tengo.» Cerró el postigo por fuera, y en el laberinto ciego de las calles de Sevilla desapareció, entre el pueblo.
Entró el notario, apretando con el brazo izquierdo contra su cuerpo la bata de casa con palmas bordadas, mientras que con la otra se quitaba y ponía rápidamente un birrete de terciopelo marrón, caído con presunción sobre e1 lado derecho por donde salían las puntas de tres mechones rubios que, recogidos en el occipucio, contorneaban su cabeza calva.
La joven Bruja, con su roja cabellera al viento, llegó la última de todas. Vestía un traje de tisú de oro, bordado con ojos de pavos reales, y un pequeño birrete de terciopelo verde en la cabeza.