bienaventurado


También se encuentra en: Sinónimos.

bienaventurado, a

1. adj. Que tiene buena ventura o es dichoso. feliz
2. adj./ s. RELIGIÓN Que goza de Dios en el cielo, entre los cristianos.
3. Se aplica a la persona que es muy sencilla, inocente o cándida.

bienaventurado, -da

 
adj.-s. Que goza de la bienaventuranza eterna.
Excesivamente cándido.
adj. Afortunado, feliz.

bienaventurado, -da

(bjenaβentu'ɾaðo, -ða)
abreviación
que es afortunado y feliz Bienaventurado de ti con tantos hijos.
Sinónimos
Traducciones

bienaventurado

blessed, fortunate

bienaventurado

gesegnet

bienaventurado

Блаженная

bienaventurado

gezegend

bienaventurado

المباركة

bienaventurado

Velsignet

bienaventurado

Siunattu

bienaventurado

מבורך

bienaventurado

축복

bienaventurado

ADJ
1. (Rel) → blessed
2. (= feliz) → happy, fortunate
3. (= ingenuo) → naïve
Ejemplos ?
¡no es un artista! Por aquel tiempo no lo tenía para pensar en rivalidades y críticas injustas el bienaventurado mancebo. Se había enamorado.
Así, cuando se fueron las visitas de mi tía abuela —entre ellas un cura y dos licenciados— que llegaban a conversar de política o a jugar el tute o al tresillo, y una vez rezada las oraciones y todo el mundo acostado, no pensé sino en poner en práctica mi proyecto de robar una llave a la venerable señora. Pasadas como tres horas, ello me costó poco pues sabía en dónde dejaba las llaves, y además, dormía como un bienaventurado.
El gusto de los españoles por este tipo de solemnidades es tan conocido que no resultan difíciles de creer las hechicerías religiosas con que el abad de Sanlúcar celebró el traslado del bienaventurado don Juan Belvídero a su iglesia.
Es, por tanto, conveniente y sumamente digno del bienaventurado José que, lo mismo que entonces solía tutelar santamente en todo momento a la familia de Nazaret, así proteja ahora y defienda con su celeste patrocinio a la Iglesia de Cristo.
Estas son las razones por las que hombres de todo tipo y nación han de acercarse a la confianza y tutela del bienaventurado José.
Urbano V: «Queremos, y por las presentes os mandamos, que adoptéis la doctrina del bienaventurado Tomás, como verídica y católica, y procuréis ampliarla con todas vuestras fuerzas» (31).
6 Como también David proclama bienaventurado al hombre a quien Dios imputa la justicia independientemente de las obras: 7 Bienaventurados aquellos cuyas maldades fueron perdonadas, y cubiertos sus pecados.
Lo cual confirmaron con su conducta, pues Santo Tomás, el bienaventurado Alberto el Grande, y otros príncipes de los escolásticos no se consagraron a la contemplación de la filosofía, de tal suerte, que no pusiesen grande empeño en conocer las cosas naturales, y muchos dichos y sentencias suyos en este género de cosas los aprueban los maestros modernos, y confiesan estar conformes con la verdad.
Y para percibir más abundantes frutos de la divina bondad, interponed también delante de Dios el patrocinio eficacísimo de la Virgen María, que es llamada asiento de la sabiduría, y a la vez tomad por intercesores al bienaventurado José, purísimo esposo de la Virgen María, y a los grandes Apóstoles Pedro y Pablo, que renovaron con la verdad el universo mundo corrompido por el inmundo cieno de los errores y le llenaron con la luz de la celestial sabiduría.
Según este oráculo, es evidente que, por voluntad y orden de Dios, la Iglesia está establecida sobre el bienaventurado Pedro, como el edificio sobre los cimientos.
En la Muy Noble, Leal y Antigua Ciudad de Santiago de Guayaquil, en veinte y cuatro días del mes de Julio de mil y seiscientos y treinta y seis años, víspera del bienaventurado Apóstol Santiago...
“Yo te digo -dijo- que si un hombre en el mundo ha de ser bienaventurado con vino, que serás tu.” Y reían mucho los que me lavaban con esto, aunque yo renegaba.