Ejemplos ?
A diferencia de otras revistas de la editorial, concedía un gran interés a las secciones ajenas a la historieta, sobre todo humorísticas. Una de sus aportaciones fue la sección fija de textos humorísticos Diálogos para besugos, escrita por Armando Matías Guiu.
En la esfera tenebrosa que rodeaba su mente no había sino pavos haciendo clau clau; pollos que gritaban pío pío; montes de turrón que llegaban al cielo formando un Guadarrama de almendras; nacimientos llenos de luces y que tenían lo menos cincuenta mil millones de figuras; ramos de dulce; árboles cargados de cuantos juguetes puede idear la más fecunda imaginación tirolesa; el estanque del Retiro lleno de sopa de almendras; besugos que miraban a las cocineras con sus ojos cuajados; naranjas que llovían del cielo, cayendo en más abundancia que las gotas de agua en día de temporal, y otros mil prodigios que no tienen número ni medida.
¡América enviando a buscar "amarguras" del Viejo Mundo! ¿ No son los besugos, o los naufragios, lo suficientemente amargos como para declinar la copa de la vida en el mar?
-Dile al señor rector que las tendrá sin falta para anochecer, porque sé dónde hay dos como besugos, que están tan seguras como si estuvieran en una pecera.