bestial


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con bestial: gotica

bestial

(Del lat. bestialis.)
1. adj. Que es muy grande o muy bueno. brutal
2. De las bestias.

bestial

 
adj. Brutal o irracional.
fig. y fam.De grandeza desmesurada, extraordinario.
Traducciones

bestial

bestial

bestial

وحشي

bestial

Bestial

bestial

ADJ
1. (= violento) → beastly, bestial
instintos bestialesbeastly o bestial instincts
fue un crimen bestialit was a beastly o brutal crime
2. (= enorme) → terrific, tremendous
la máquina hacía un ruido bestialthe machine made a terrific o tremendous noise
tengo un sueño bestialI'm incredibly tired
tengo unas ganas bestiales de irme de vacacionesI'm just dying to go on holiday
3. (Esp) (= estupendo) → smashing, super
¡es un tío bestial!he's a smashing o super guy!
pasamos un rato bestialwe had a smashing o super timewe had a whale of a time
Ejemplos ?
Domingo por la mañana... Hace mucho frío. La niebla cubre con intensidad a la urbe bestial. Una mujer se dirige a misa con tres pequeños.
¿Qué necedad más bestial que procurar persuadir al pueblo romano que Julio César era digno de muerte y indigno del imperio, habiendo visto que los más y mejores del mismo pueblo romano, favoreciéndole en las guerras civiles, le habían juzgado por benemérito de la corona y dignidad suprema?
Nuestra manifestación de protesta va dirigida contra el régimen policial que representa la Trilogía maquiavélica: Los estudiantes de la Universidad Católica no creemos en firmas ni tememos a las represalias, ya que desde este instante nuestro grito es de GUERRA: Guerra al continuismo del dictador de turno, guerra a la cacería inhumana que se está haciendo a varios compañeros de la. Y nuestra voz es de aliento a los universitarios merideños que en este momento sufren una bestial persecución.
La luz enceguecedora llamaba su atención al principio, poco a poco sus ojos se animaban; se reían al fin estrepitosamente, congestionados por la misma hilaridad ansiosa, mirando el sol con alegría bestial, como si fuera comida.
Y cuando menos lo espera, se encuentra enganchado por el engranaje del misterio bestial que en todos nosotros ha puesto el demonio, siempre en acecho del alma animal de estos pobrecitos salvajes.
Golpeó el gong, y un muchachito morisco, descalzo, corrió sobre las esteras hacia la mesa, recibió el duro "assani", presto como un galgo le trajo el vuelto, y pronto Fernando se encontró bajo las techadas callejuelas caminando al lado de su misterioso compañero, que, a pesar de gastar una magnífica chilaba, no se recataba de pasar al lado de grasientas tiendas donde hervían pescado día y noche, y puestos de té verde, donde en amontonamiento bestial se hacinaban piojosos campesinos descalzos.
Coplas bestiales Vistiéndose de azules, doña Gata levanta su bellísima alpargata y bailando ballet sin más vergüenza, no existe una diva que la venza. Mas la crítica bestial la ve enojona.
XIII Yantar bien, dormir bien, es lo de menos; pero soñar lo menos es afrenta; no es digno del dolor romper los frenos tan solo por la vianda suculenta; delante de un redil de vientres llenos ¡prefiero yo la humanidad hambrienta!… sueñan los grandes monstruos directrices en un mundo bestial…¡sin infelices!
Animábanse sólo al comer, o cuando veían colores brillantes u oían truenos. Se reían entonces, echando afuera lengua y ríos de baba, radiantes de frenesí bestial.
Yo no sé qué pasó en aquel momento por mí; recuerdo perfectamente que no sentí ningún desagrado por ese gesto bestial, sino, riéndome, también yo fruncí los labios, mostrándole los dientes al caníbal.
«Hay que poner a raya la procreación de tipos bajos y serviles, de almas pusilánimes y cobardes, de todo lo que es mezquino, feo y bestial en el alma, en el cuerpo o en las costumbres del hombre».
Los perros que lamen la sangre tibia, los gatos que desgarran los bofes palpitantes, los chimangos que esperan gritando su parte del festín, los muchachos que se llevan las achuras para la cocina, el padre que con toda su fuerza empuja la carretilla en la cual zangoletea media res, y la madre que apronta la olla, segura ya de poder llenarla, todos se sienten invadidos por la satisfacción bestial y profunda de la renovación de su victoria sobre el hambre.