bestia


También se encuentra en: Sinónimos.

bestia

(Del lat. bestia.)
1. s. f. Mamífero cuadrúpedo grande, en especial los domésticos de carga.
2. adj./ s. m. y f. Persona ruda e ignorante. animal
3. bestia de albarda Asno, animal.
4. bestia de carga 1. Animal doméstico utilizado para transportar cargas como la mula, el macho y el jumento: guiaba una recua de caballos y detrás llevaba las bestias de carga. 2. Persona que realiza las tareas más agotadoras o que es explotada en su trabajo.
5. bestia negra o parda despectivo Persona que es objeto de rechazo o animadversión.
6. mala bestia despectivo Se aplica a la persona malintencionada.
7. a lo bestia loc. adv. Sin miramientos rompió los legajos a lo bestia, sin reparar en su contenido.

bestia

 
f. Animal cuadrúpedo, esp. el doméstico de carga.
com.-adj. fig.Persona ruda e ignorante.

bestia

('bestja)
sustantivo femenino
1. zoología animal cuadrúpedo bestia de carga
2. persona ruda Es una bestia despiadada.
Sinónimos

bestia

sustantivo femenino
adjetivo y cosustantivo masculino

bestia de carga adjetivo y cosustantivo masculino acémila, mula, asno, macho.
Traducciones

bestia

beast, animal

bestia

bête, animal

bestia

Tier, Vieh

bestia

ζώο

bestia

الوحش

bestia

bestia

bestia

野兽

bestia

野獸

bestia

Beast

bestia

החיה

bestia

bestia

짐승

bestia

Beast

bestia

A. ADJ
1. (= bruto) ese tío bestia le ha vuelto a pegar a su mujerthat brute o animal has been beating his wife again
no lo vayas a asustar ¡no seas bestia!you're not going to frighten him, are you? don't be such such a brute o such an animal!
los hinchas llegaron en plan bestia (Esp) → the supporters came looking for trouble
poner a algn bestia (Esp) esa tía me pone bestiaI've really got the hots for her
2. a lo bestia: un deporte parecido a la lucha libre pero más a lo bestiaa sport that's similar to wrestling but more rough
lo tuyo son mentiras a lo bestiayour lies are real whoppers
todo lo haces a lo bestiayou make a mess of everything you do
hoy hemos entrenado a lo bestiawe trained really hard today
comimos a lo bestiawe really stuffed ourselves, we pigged out
conducen a lo bestiathey drive like idiots
bebe a lo bestiahe drinks like a fish
3. (= ignorante) → thick
es tan bestia que no sabe ni sumarhe's so thick he can't even add up
¡anda, no seas bestia! ¡eso no puede ser verdad!don't be an idiot! that can't be true!
4. (con admiración, asombro) ¡qué bestia! ¡ha ganado todos los partidos!she's amazing o incredible! she's won all the matches!
¡qué bestia! ¡se come cuatro huevos diarios!it's amazing! she eats four eggs a day!
¡qué bestia eres, le has ganado al campeón!what a star! you beat the champion!
B. SMF (= bruto) ¡eres un bestia!you're a brute!, you're an animal!
el muy bestia se ha bebido media botella de whisky él solothat animal drank half a bottle of whisky on his own
es un bestia con el trabajohe works like a dog
C. SF (Zool) → beast
ser una mala bestiato be a nasty piece of work
bestia de arrastredraught animal, draft animal (EEUU)
bestia de cargabeast of burden, pack animal
bestia de tirodraught animal, draft animal (EEUU)
bestia feroz, bestia salvajewild animal, wild beast
bestia negra, bestia pardabête noire
Ejemplos ?
Alfredo es alto y estirado como una chimenea, tiene la espalda recta y dos cicatrices que le cortan la cara. El gesto se le escapa de las manos para alcanzar no sé qué bestia mecánica que rueda en un cuestabajo.
Creí que otra pareja pasaba ante mí; la eterna, la que vive desde que la Humanidad sintió algo más que la punzada del estómago hambriento y la cólera homicida de la, bestia que necesitaba matar para existir; la que está esculpida en mármoles a los que los siglos han dado la amarillez del ámbar; la que ha pasado las puertas de los poetas y los artistas, en horas decisivas, para marcar su trabajo con el sello de la inmortalidad: él, arrogante arquero, coronado de rosas; ella, pálida y ceñuda, con el reloj apoyado en los potentes pechos, de los que manan el Olvido y la Nada, marchando tras el jovenzuelo, como una amante vieja, sumisa y recelosa, que teme perderlo.
-Pos no le digo a osté na del mío; yo soy albardonero y de los de punta; pero, ¡lo que pasa!, to está ea vez más peor, poique es que el que tiée una bestia la tiée, además de esmayá, como quien dice, en cueros vivos.
Pero lo que descendió luego del tren, cuyos frenos al rojo habíanlo detenido junto a los paragolpes del desvío; lo que fue arrancado a la fuerza de la locomotora, entre horribles maullidos y debatiéndose como una bestia, eso no fue por el resto de sus días sino un pingajo de manicomio.
¡Oh, cuántas veces una flor graciosa que al primer rayo matinal se abría, y gloria del vergel la proclamaba la turba de los hijos de la Aurora, y algún tierno amador la destinaba a morir perfumando el casto seno de la más bella y más feliz pastora!, ¡oh, cuántas veces mustia y desmayada no llega a ver el sol, que de improviso la abrasa el hielo, el viento la deshoja, o quizá hollada por la planta impura de una bestia feroz ve su hermosura!
Te perjudica cierta mala hablilla en la que de ti se cuenta que bajo el valle de tus sobacos un bravo cabrío habita. Él da miedo a todas, y no es admirable: pues mala de veras es una bestia, y no con que una bonita chica se acueste.
Pensó algo que lo hizo sonreír mordazmente. Tras de su vista se asomó un fulgor de bestia. Con paso lento se aproximó hasta la desmayada.
Que una ave zarrapastrosa tuviera esa voz virtuosa sorprendióme aunque el sentido fuera tan poco cabal, pues acordaréis conmigo que pocos habrán tenido ocasión de ver posado tal pájaro en su portal. Ni ave ni bestia alguna en la estatua del portal que se llamara "Nunca más".
A punto estaba de caer ante el monstruo del planeta rojizo, cuando apareció la nave guardiana que él había rehuido y lanzó un estrepitoso rayo súper láser que destruyó a la bestia.
Los ayes desgarradores del moribundo se mezclaban con los de la bestia mecánica para perderse unidos en los imperceptibles remolinos del espacio.
Allí, en el río, estaba el peligro de la ciudad, la pesadilla de Valencia, la mala bestia cuyo recuerdo turbaba el sueño de las gentes honradas, haciendo amargo el vino y desabrido el pan.
Mientras el hombre vaga en los remotos siglos prehistóricos sobre la tierra cubierta de matorrales, aprovechando sus frutos espontáneos, como un parásito inútil, no existen sociedad, historia ni familia; el día en que, bajando los ojos al suelo, piensa por primera vez en los pechos inagotables de la gran madre y araña su superficie en busca del yugo de sus entrañas, empieza la gran epopeya de la bestia convertida en ser humano.