beso

(redireccionado de besos)
También se encuentra en: Sinónimos.

beso

(Del lat. basium.)
1. s. m. Caricia o saludo que se hace con los labios le echó un beso desde el automóvil. ósculo
2. Ademán simbólico de besar los actores lanzaron besos al público desde el escenario.
3. Golpe violento producido al chocar dos personas o cosas. topetazo
4. beso de Judas El que se da con la intención de dañar a quien va dirigido.
5. comerse a besos a alguien coloquial Besar a una persona con repetición y vehemencia se comía a besos a su hijo.

beso

 
m. Acción de besar.
Ademán simbólico de besar.
beso de Judas El que se da con falsa intención.

beso

('beso)
sustantivo masculino
contacto de labios en señal de afecto beso de mamá
dar muchos besos La abuela se comía el niño a besos.
Sinónimos

beso

sustantivo masculino
ósculo*, pico (Colombia, Guat. y México), morreo (malsonante).

comer a besos locución besuquear, besotear (Argentina), besucar.
Traducciones

beso

kiss

beso

kus

beso

petó

beso

kys

beso

Kuss, Bussi

beso

kiso

beso

suudelma, suukko

beso

csók

beso

koss

beso

キス

beso

basiatio, basium, osculum, philema, suaviolum

beso

kus, zoen

beso

kyss

beso

beijo

beso

puss, kyss

beso

buse, öpücük

beso

polibek

beso

poljubac

beso

키스

beso

การจูบ

beso

nụ hôn

beso

接吻

beso

SM
1. (= con los labios) → kiss
dar un beso a algnto kiss sb, give sb a kiss
echar o tirar un beso a algn; dar un beso volado a algnto blow sb a kiss
beso de la muertekiss of death
beso de tornillo, beso lingualFrench kiss
2. (= choque) → bump, collision

beso

m. kiss.

beso

m kiss
Ejemplos ?
Y diciendo esto apoyó una mano en una de las ramas de los árboles inmediatos, cruzo una pierna sobre otra y quedose mirando, como sumido en delicioso éxtasis, a la mujer amada, que, hundiendo entre las flores su semblante de raso para mejor aspirar sus perfumes, brillaba toda bañada por los rayos del sol que convertía sus blandos cabellos en áureo y en sedoso y en resplandeciente remolino. -Güenos días -exclamó Pepa, estampando dos besos en las mejillas de Dolores.
Todavía recordaba aquella maravillosa noche en la que le había prometido matrimonio y entre el susurro de unos besos, ella se había dejado atrapar incondicionalmente de la pasión.
En tus manos blancas Llevas la madeja de tus ilusiones, Muertas para siempre, y sobre tu alma La pasión hambrienta de besos de fuego Y tu amor de madre que sueña lejanas Visiones de cunas en ambientes quietos, Hilando en los labios lo azul de la nana.
Galo una persona es necia, y no que él, ve, es marido, el que, siendo tío, de un tío muestra el adulterio. 78B Pero ahora de esto me duelo, de que, de una pura chica los puros, suaves besos, ha meado la puerca saliva tuya.
Pero tu alto amor, que el báratro fue más alto aquel, el que, aunque indómita, a llevar el yugo te enseñó, pues ni tan querida es la cabeza, para un padre agotado por la edad, de un tardío nieto que su única hija alimenta: 120 el cual, cuando, apenas al fin siendo encontrado para las riquezas del abuelo, su nombre éste ha inscrito en las testadas tablillas, y los impíos goces de un burlado pariente evitando, ahuyenta de su cana cabeza un buitre; ni tanto se regocijó en su níveo palomo ninguna 125 collera suya, de la que, se dice, mucho más ímprobamente besos con su mordiente pico siempre arranca que la que principalmente muy deseosa es, la mujer.
Tenía la boca de estatua ¡y las mejillas como flores marchitas, mejillas penitentes, descarnadas y altivas, que parecían vivir huérfanas de besos y de caricias.
Acababa de fijar ahincadamente la vista en el jergón donde reposaba el cuerpecito, amortajado con el traje de los días de fiesta y la marmota de lana blanca y moños de colores. Sobre la cara diminuta, pálida, se veían manchas amoratadas, señales de besos furiosos.
Si yo me libraba de ir al servicio, Juan Antonio hubiera tenío que dir y yo que casarme a escape contigo, es decir, farturarme en gran velocidá pa la mismísima gloria, pero es que de camino que yo me diba a la gloria, sus metía a ustedes en el purgatorio, porque yo, ya sin más que los siete reales de mi jornal, te diba a hacer pasar las de «Ivélica», y na más que de pensar que la niña de mis ojos no tuviera un trapito que ponerse, y que desayunarse con un mendrugo, y con un puñao de besos en la boca...
En cambio, ¡hágame usted el favor de creer, por esta primera lágrima que derramo desde que soy hombre, por estos primeros besos de mis labios, que todo lo que yo pueda agenciar en el mundo, y mis cuidados y mi vigilancia, y mi sangre, serán para Angustias, a quien estimo, y quiero, y amo, y debo la vida...
Lo más que yo pude hacer fue dar en ellos mil besos y, lo más delicado que yo pude, del partido partí un poco al pelo que él estaba; y con aquél pasé aquel día, no tan alegre como el pasado.
Doña Teresa había muerto al sentir en su mano los besos y las lágrimas del Capitán Veneno, y una sonrisa de suprema felicidad vagaba todavía por los entreabiertos labios del cadáver.
si ella estaba peor, él tenía, aunque fuese arrastrando, que ir a sus cubriles a comerse a besos aquella carita pálida de pómulos encendidos y aquellos ojos que eran como dos ventanales por los que parecía querer irse el alma de aquel cuerpo tan airoso a la vez que tan débil, tan esbelto, tan febril y tan lleno, a sus ojos, de tan hondos atractivos.