beodo

(redireccionado de beodos)
También se encuentra en: Sinónimos.

beodo, a

(Del lat. bibitus, bebido.)
adj./ s. Borracho, embriagado un beodo seseante intentaba llegar al final de la calle. ebrio

beodo, -da

 
adj. Embriagado o borracho.
Sinónimos

beodo

, beoda
adjetivo
borracho*, ebrio, embriagado, bebido, chungo (Venezuela) (malsonante). sobrio.

beodo:

alumbradobolo, bebido, embriagado, borracho, alcoholizado, pedo, ebrio, caneco, mamado, briago, ajumado, curda, achispado, como una cuba (loc.),
Traducciones

beodo

опиянен, пиян

beodo

drunken

beodo

/a
A. ADJdrunk
B. SM/Fdrunk, drunkard
Ejemplos ?
(Cadena SER), Manuel Martín Televisión Porpuntos.com (La 7 Región de Murcia), José Luis Viñas Prensa escrita Fomento pierde todos los puntos en el asfalto (La Razon), Alfredo Semprún Radio Tráfico y motos (Punto Radio Bilbao), Almudena Cacho Televisión Volver (Callejeros, Cuatro), Nacho Medina y Marce Rodríguez Honorífico Ponle Freno de Antena 3 Solidario AESLEME y Stop Accidentes Prensa escrita Beodos en peligro (Coche Actual)...
Los escritores liberales han dicho que el general Jorge Ubico Castañeda renunció luego de los acontecimientos de los últimos días de junio de 1944 para evitar un inútil derramamiento de sangre en el país; por su parte, los opositores a su régimen indican que lo hizo para darle un escarmiento a Guatemala, y que por eso dejó en su lugar a los tres militares más beodos e incompetentes de su plana mayor: Eduardo Villagrán Ariza, Buenaventura Pineda y Ponce Vaides.
Sin embargo, los opositores al régimen de Ubico indican que lo hizo para darle un escarmiento a Guatemala y que por eso dejó en su lugar a los tres militares más beodos e incompetentes de su plana mayor: Eduardo Villagrán Ariza, Federico Ponce Vaides y Buenaventura Pineda.
Algunas de las novelas de Marcial Lafuente Estefanía publicadas por Zinco Colección «Gran Oeste» N° 48: El fracaso de los beodos (90 Ptas) Colección «Ringo» N° 18...
Era el responsable de arrestar a los delincuentes, vagos y beodos y conducirlos a la cárcel, que estaba por lo general en el mismo edificio del cabildo.
La familia Sampedro, que iba a sentarse a cenar, cerró las maderas, por no oír el rasgueo de las guitarras, los canticios de los beodos, el estridor de las trompas, el repique de las panderetas.
¡Eh, miserables, beodos, pobres de solemnidad, prostitutas, mendigos, vagos, rateros, bandidos, pordioseros, peregrinos, y vosotros los desterrados, y vosotros los holgazanes, y sobre todo, vosotros, oh poetas!
Y en tanto bajo el pórtico suntuoso desnudos duermen pobres y vasallos, y turban las carrozas su reposo, rodando al relinchar de seis caballos: Llorad sobre esos ricos y beodos que ahogan en el vino sus desvelos, que un cielo se formaron de estos lodos, y en verdad, en verdad no habrán dos cielos.
Sí, Dios es todo: es la verdad secreta que busca el sabio con tenaz porfía, de toda ciencia cual postrera meta; y es Dios lo que la ardiente fantasía y el corazón persigue del poeta: lo que busca el amante en los amores, lo que busca el artista en la belleza, y busca el ambicioso en los honores, y el avariento busca en la riqueza, y en el claro laurel los triunfadores: lo que en la orgía buscan los beodos, y en el torpe deleite el libertino; que aún por indignos insensatos modos van los humanos ese bien divino con insaciable sed buscando todos.
Los religiosos eran arrastrados por los claustros, aporreados o cruzados con las bayonetas; los altares ardían; la bodega, inundada de vino, se llenaba de beodos, que bailaban vestidos con las casullas y las capas pluviales de los ornatos.
Amiga mía, pierde la pedantería a este siglo diez y nueve. A todos sopla la musa de la vanidad; y todos, hoy de vanidad beodos, nacemos con ciencia infusa.
¡Necios magnates, de ambición beodos: por más que la fortuna caprichosa reparta su favor de varios modos, hemos de ser, unidos en la fosa, ante Dios una vez iguales todos!