benigno

(redireccionado de benignos)
También se encuentra en: Sinónimos.

benigno, a

(Del lat. benignus, de buen natural < bene, bien + gignere, engendrar.)
1. adj. Que es bueno y afable. bondadoso
2. Se aplica a la estación y al clima que es templado y apacible. suave
3. MEDICINA Se refiere a la enfermedad y a la lesión que no es muy grave los médicos le han detectado un tumor benigno. maligno

benigno, -na

 
adj. Que se allana a ser o a mostrarse bueno, afable.
fig.Templado, apacible.
fig.Inofensivo.

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
que es piadoso, afable y benévolo carácter benigno
medicina masa de células anormales que no produce metástasis Extirparon un tumor benigno al paciente.

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
1. que es afable, piadoso, comprensivo Es un profesor benigno con sus alumnos.
2. meteorología que es templado Tuvimos un invierno benigno.
3. medicina se refiere a la enfermedad y a la lesión no dañina tumor benigno

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
que es piadoso, afable y benévolo carácter benigno
medicina masa de células anormales que no produce metástasis Extirparon un tumor benigno al paciente.

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
1. que es afable, piadoso, comprensivo Es un profesor benigno con sus alumnos.
2. meteorología que es templado Tuvimos un invierno benigno.
3. medicina se refiere a la enfermedad y a la lesión no dañina tumor benigno
Traducciones

benigno

bénin

benigno

Benigne

benigno

حميدة

benigno

доброкачествени

benigno

Benign

benigno

良性

benigno

양성

benigno

ADJ
1. [persona] → kind, benevolent
2. [clima] → mild
3. (Med) [tumor] → benign, non-malignant; [ataque, caso] → mild

benigno-a

a. benign.

benigno -na

adj benign
Ejemplos ?
Una vez hecha esta concesión, los acreedores benignos lograron convencer a los más duros, y el depósito se llevó a cabo, no sin sordas quejas.
El doctor Juan Villalobos, de aquella corte galeno, al personaje consagra toda su ciencia y su esmero; y en el pronóstico duda, y cauto no quiere hacerlo, hasta que síntomas note más favorables que adversos. De la juventud al cabo triunfó la fuerza, y el cielo miró con benignos ojos la angustia de todo un pueblo.
Doña Eulalia no habla nunca en latín ni en ningún otro idioma que no sea nuestro castellano puro y castizo; sus pies se apoyan siempre en el suelo cuando no está sentada o tendida; en vez de estar desmedrada, pálida y ojerosa, sé que está muy guapa y de tan buen color que parece una rosa de mayo; y el que ella repugne casarse con ninguno de los novios que su señor padre le ha buscado, y el que ande melancólica y retraída, y el que tenga por las noches y a solas, en su retirada estancia, coloquios misteriosos con seres invisibles, no prueba que esté endemoniada ni mucho menos. Los demonios jamás son tan benignos y apacibles con una criatura.
Y del mismo modo les dispensó también a los hombres, siendo el que dio el reino a Mario el mismo que le dio a Cayo César; el que a Augusto, el mismo también a Nerón; el que a los Vespasianos, padre e hijo, benignos y piadosos emperadores, el mismo le dio igualmente al cruel Domiciano; y ¿por qué no vamos discurriendo por todos en particular?
Y aunque en él reprueba generalmente a todos los demonios, de quienes dice que por’ su imprudencia atraen los vapores húmedos, y que no residen en la parte etérea, sino en la aérea debajo de la Luna, y en el mismo globo de este planeta; sin embargo, no se atreve a atribuir absolutamente a los demonios todos los engaños, malicias e imperfecciones que con razón le ofenden; pues a algunos de ellos, siguiendo el sentir de otros escritores, los llama demonios benignos, confesando, no obstante, que, generalmente, todos son imprudentes.
Ya la aljaba agitando belicosa, cual amazona fiera, las orillas atronaste del Guayas: ¿habrá insano que ose pulsar aquella sacra lira? Ella y el héroe que ensalzó, benignos, de nuestro amor acepten las primicias; ¡mas, ya no hay campos de Junín!
Diversos pensamientos me han nacido: como quien yo hoy cansado la amada espada contra sí volviera; y no a ella, empero, ruego me descoja, que no va al cielo más derecha vía, y no se aspira, al alto y lisonjero reino en más firme nave. ¡Benignos astros los que habéis seguido al vientre afortunado cuando aquel parto al mundo descendiera!
Para que sepas cuan benignos somos, el propósito es alabar a terceros: es de Epicuro o de Metrodoro o de algún otro de esa famosa oficina.
ISCURSO PRONUNCIADO EN EL CINEMA EUROPA, DE MADRID, EL DÍA 2 DE FEBRERO DE 1936 Por primera vez vemos a la Falange en una coyuntura electoral y nosotros, que no somos de derecha ni de izquierda, que sabemos que una y otra postura son incompletas, insuficientes, pero que no desconocemos, sin embargo, que en la derecha y en la izquierda, como esperando la voz que lo redima, está todo el material humano de que España dispone, al encontrarnos ante esta coyuntura electoral hemos tenido que estudiar, incluso con ojos benignos, los programas de la izquierda y de la derecha para ver si tenían algo aprovechable.
Feliz aquel a quien afable miras que en tu hablar se embebece, y a tu lado admira con tu talle delicado a viva luz de tus benignos ojos.
31 Toda amargura, y enojó, é ira, y voces, y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia: 32 Antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdónandoos los unos á los otros, como también Dios os perdonó en Cristo.
En la carta que se inscribe a los hebreos dice: «No os olvidéis de ser benignos y misericordiosos para con los pobres y miserables, pues con estos sacrificios se aplaca a Dios y se consigue su amistad.» Y, por consiguiente, donde dice: «más quiero de ti la misericordia que el sacrificio», no es necesario que entendamos otra cosa sino que prefirió un sacrificio a otro sacrificio, mediante a que aquel que todos llaman sacrificio es una figura o representación del verdadero sacrificio, y la misericordia es del mismo modo, verdadero sacrificio, por lo que dice lo que poco antes referí, «que con tales sacrificios se granjea la amistad y gracia de Dios».