benigno


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con benigno: Benigno Aquino, tumor benigno

benigno, a

(Del lat. benignus, de buen natural < bene, bien + gignere, engendrar.)
1. adj. Que es bueno y afable. bondadoso
2. Se aplica a la estación y al clima que es templado y apacible. suave
3. MEDICINA Se refiere a la enfermedad y a la lesión que no es muy grave los médicos le han detectado un tumor benigno. maligno

benigno, -na

 
adj. Que se allana a ser o a mostrarse bueno, afable.
fig.Templado, apacible.
fig.Inofensivo.

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
que es piadoso, afable y benévolo carácter benigno
medicina masa de células anormales que no produce metástasis Extirparon un tumor benigno al paciente.

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
1. que es afable, piadoso, comprensivo Es un profesor benigno con sus alumnos.
2. meteorología que es templado Tuvimos un invierno benigno.
3. medicina se refiere a la enfermedad y a la lesión no dañina tumor benigno

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
que es piadoso, afable y benévolo carácter benigno
medicina masa de células anormales que no produce metástasis Extirparon un tumor benigno al paciente.

benigno, -na

(be'nigno, -na)
abreviación
1. que es afable, piadoso, comprensivo Es un profesor benigno con sus alumnos.
2. meteorología que es templado Tuvimos un invierno benigno.
3. medicina se refiere a la enfermedad y a la lesión no dañina tumor benigno
Traducciones

benigno

bénin

benigno

Benigne

benigno

حميدة

benigno

доброкачествени

benigno

Benign

benigno

良性

benigno

양성

benigno

ADJ
1. [persona] → kind, benevolent
2. [clima] → mild
3. (Med) [tumor] → benign, non-malignant; [ataque, caso] → mild

benigno-a

a. benign.

benigno -na

adj benign
Ejemplos ?
Dichosos los que aguardan A su playa feliz llegar en ella, Y el tiempo cuentan que en mirarse tardan Bajo el benigno sol de Italia bella.
70. Medite a este propósito aquello de la Sagrada Escritura: «¡Oh cuán benigno y suave es, Señor, tu espíritu en todas las cosas!
Contestó Zeus, que amontona las nubes: —Tranquilízate, Tritogenea, hija querida. No hablo con ánimo benigno, pero contigo quiero ser complaciente.
Serían indignas mis plegarias en tu santificado reino; no permitas que despliegue maldiciones a los podridos asesinos; no consientas que mi boca vocifere cuando estén caídos y los escupa; haz benigno de abrasarme en el sendero eterno de tu llama vida.
Españoles: Al llegar para mí la hora de rendir la vida ante el Altísimo y comparecer ante Su inapelable Juicio, pido a Dios que me acoja benigno a Su presencia, pues quise vivir y morir como católico.
No menos duro su corazón que aquellos minerales que fueron el solo placer de su juventud, jamás conoció las inefables dichas del amor, quizá porque en su niñez le faltaron las caricias maternales y no pudo compartir con algún hermano los juegos y las efímeras penas de los años infantiles. Benigno había vivido con sus padres y una hermana hasta los veinticinco años.
Grave el conde lo saluda con una rodilla en tierra, mas como grande del reino sin descubrir la cabeza. El emperador, benigno, que alce del suelo le ordena, y la plática difícil con sagacidad empieza.
Habitaba con los dos viejos una criada, casi de la misma edad que ellos; mujer fría como uno de sus amos, pero servicial y buena como el otro. No había más sirvientes porque Benigno y Severo cuidaban el jardín.
Media hora después llegaba Benigno con dos o tres tomos de Historia Natural de diversos autores en la mano, y antes de abrir la puerta con una llave igual a la que tenía Severo, un débil quejido le hizo detenerse.
Vivimos por fortuna bajo un príncipe benigno, nacido en tiempos ilustrados y formado por leyes suaves, que no permiten calcular el aumento de fondos públicos sino sobre el de las fortunas y bienes de los particulares.
Severo se ocupaba de sus crisálidas, próximas a romper el capullo convirtiéndose en mariposas, y quería que Benigno compartiese su entusiasmo, pero cada vez que le hablaba de ello el excelente anciano respondía: -Yo también guardo mi crisálida, que un día tendrá alas y se hará mariposa.
que en el caso del artículo III, se digne noticiarlo a los Serenísimos Señores infantes llamados en el mismo artículo por el orden que en el se nombran, interponiendo su benigno influjo para que sea una persona de las señaladas de su augusta casa la que venga a este Imperio, por lo que se interesa en ello la prosperidad de ambas naciones, y por la satisfacción que recibirán los mexicanos en añadir este vínculo a los demás de amistad con que podrán y quieren unirse a los españoles.