benemérita


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

benemérita


la benemérita adjetivo la guardia civil.

benemérita:

Guardia Civil
Traducciones

benemérita

benemerita

Benemérita

SF la Benemérita (= la Guardia Civil) → the Civil Guard GUARDIA CIVIL
Ejemplos ?
NTONIO DOMÍNGUEZ HIDALGO DESDE MI BANQUILLO Trayectorias didácticas Primera Edición 2007 INTRODUCCIÓN Desde el primer momento en el cual entré a mi salón de clases para estudiar el profesorado de educación primaria en la Benemérita Escuela Nacional de Maestros de México, allá por el año 1960, llevaba el entusiasmo reflejado en mis ojos, según cuentan hoy, algunos de mis compañeros que cursarían conmigo tan humanista carrera y que son en su mayoría, ya jubilados.
DECRETO POR LO QUE SE LA DESIGNA CIUDAD BENEMÉRITA QUITO-.-Octubre 14.-El Poder Ejecutivo expidió el decreto No 1684, por el cual declara a la ciudad de Santa Rosa provincia de El Oro como "Ciudad Benemérita2 Y le confiere al estandarte cantonal de la misma ciudad la condecoración de la Orden Nacional "Al Mérito" en el grado de Caballero.
Considerando: Que la ciudad de Santa Rosa provincia de El Oro; conmemora, el día 15 del mes en curso, el primer centenario de su cantonización que durante este lapso, su esfuerzo y laboriosidad han contribuido al progreso y engrandecimiento de la provincia y por ende, al del país, y que es, deber de los poderes públicos reconocer los valores morales de los pueblos que mediante su contribución patriótica tienden al mayor prestigio de la Patria. Decreta: Art. 1o- Declarase a Santa Rosa, Ciudad Benemérita. Art.
En 1887 se hace necesario fundar una institución rectora del normalismo mexicano: La Escuela Nacional de Maestros, hoy Benemérita.
Después, hacia l936, con las ingentes obligaciones revolucionarias de ampliar el nivel cultural de los mexicanos, las secundarias iban cumpliendo semejante misión y se funda otra institución para tal motivo: la Escuela Normal Superior de México. Ésta, cual su Benemérita antecedente, también ejerció su afanosa influencia en miles de jóvenes.
Ella, cuando no tenía que temer lo que ahora, fue el germen de la federación, la que ha dado pasos enormes en esa carrera de que jamás retrocederá; y aunque no tengo espíritu profético, soy vecino de allí, conozco a sus habitantes y sé que ellos no abandonan lo que una vez han sostenido, y si ahora ejecuta ese paso de resignación es el ultimátum de los sacrificios que hace esa benemérita provincia, por atender el objeto primario, que ahora tiene, de exterminar a ese Imperio usurpador”.
Todo esto comenzó a inquietarme desde que practicaba en las escuelas con primero de primaria cuando iba en el último grado de mi profesorado normalista en la Benemérita Escuela Nacional de Maestros; por eso mi encuentro con los maestros Ballesteros, Doña Emilia Elías y Don Antonio, marcó los inicios de mi trayecto investigador.
En la benemérita y muy digna Ciudad de san Miguel de Tucumán a nueve días del mes de Julio de mil ochocientos diez y seis. Terminada la sesión ordinaria el Congreso de la Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto, y sagrado objeto de la independencia de los Pueblos que lo forman.
Sois el titular de este viejo Principado marinero y minero, agricultor y ganadero, industrial y comercial, literario, señorial y popular que presta su nombre a la benemérita Fundación que es hoy nuestra anfitriona y pienso que, como Premio Príncipe de Asturias que soy e interpretando el sentir de mis compañeros, los demás premiados a mayor mérito y justicia, me cumple agradeceros, en nombre de todos, vuestra presencia aquí y vuestra tutela.
Ingresó en 1923 a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil, destacándose en el curso de los años como un brillante estudiante, que hizo historia de méritos alcanzados por su capacidad y labor desarrollada. En 1944 fue acreedor a la Presea que la Benemérita Sociedad Filantrópica del Guayas otorga al mejor estudiante de la Facultad.
Como su padre, Don Ismael Pérez Pazmiño, siente íntimamente las llamadas de la filantropía, porque su proverbial sentimiento humanitario define a su personalidad como una antena receptora de beneficencia y acción i- social. Es así que en 1945 la Benemérita Institución de ¡I la Cruz Roja Provincial del Guayas llama al Dr.
-¡Pos eso es lo que se va a ver esta noche!, porque lo que es esta noche se jura aquí la Costitución; porque lo que es yo no me voy a Vélez ni conducío por la Benemérita, y esta noche duerme mi compadre en el Batatar y yo metío en un calabozo, con un grillete ar pie y esposas en dambas manos.