beneficencia


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con beneficencia: justicia

beneficencia

(Del lat. beneficentia.)
1. s. f. Disposición a hacer el bien.
2. Práctica o costumbre de ayudar al necesitado con dinero o por otros medios.
3. Conjunto de organizaciones de carácter benéfico.
4. Ayuda que recibe una persona necesitada a través de asociaciones benéficas vive de la beneficencia.

beneficencia

 
f. Virtud de hacer bien.
Práctica de obras buenas, esp. de caridad.
Conjunto de fundaciones benéficas y de los servicios gubernativos referentes a ellas.
Traducciones

beneficencia

caridade

beneficencia

慈善

beneficencia

慈善

beneficencia

צדקה

beneficencia

자선

beneficencia

SF
1. (= virtud) → doing good
2. (tb asociación de beneficencia) → charity, charitable organization
vivir de la beneficenciato live on charity
beneficencia socialsocial welfare

beneficencia

f beneficence
Ejemplos ?
Los hospitales, hospicios, panteones, casas de expósitos y demás establecimientos de beneficencia, bajo las reglas que se prescriban.
menos de los que esperaba. El muy tacaño ahora se le ocurrió ponerse dadivoso y lo regaló todo, o casi, a las dizque casas de beneficencia.
El Consejero Presidente y los Consejeros Electorales durarán en su cargo dos procesos electorales ordinarios y podrán ser reelectos para otro; durante su ejercicio no podrán tener ningún otro empleo, cargo o comisión oficial y sólo podrán recibir percepciones derivadas de la docencia, de la práctica libre de su profesión, de regalías, de derechos de autor o publicaciones, siempre que no se afecte la independencia, imparcialidad y equidad que debe regir el ejercicio de su función; podrán ejercer cargos no remunerados en asociaciones científicas, literarias o de beneficencia.
— Sólo se exceptúan de la enajenación que queda prevenida, los edificios destinados inmediata y directamente al servicio u objeto del instituto de las corporaciones, aún cuando se arriende alguna parte no separada de ellos, como los conventos, palacios episcopales y municipales, colegios, hospitales, hospicios, mercados, casas de corrección y de beneficencia; como parte de cada uno de dichos edificios podrá comprenderse en esta excepción una casa que esté unida a ellos y la habiten por razón de oficio los que sirven al objeto de la institución, como las casas de los párrocos y de los capellanes de religiosas.
No invertirlo en obras de beneficencia porque hace un bien por un lado y hace un mal por otro, le quita a un pobre para darle a otro pobre, combate un mal —que el Estado tiene otros muchos medios de combatirlo— fomentando otro mal.
El juego en los casinos lo podrá permitir o prohibir la dirección del instituto; ahora, el dinero que ingresa nosotros no queremos que pase al instituto, porque no queremos que parezca que esto sea posible por el juego de los casinos ni mucho menos. Se hará una caja aparte y se invertirá en obras de beneficencia: ciegos, inválidos y eso.
O sea que con lo que venga de los casinos no se construirán casas, porque eso sería un ingreso extra y la idea entonces podría decirse que se sostiene a base del juego en los casinos, y este plan es un plan que después podrá aplicarse en otros países de América y queremos que quede bien claro que no necesita del juego de casinos para llevarlo adelante; por lo tanto, los fondos que provengan del juego en los casinos irán a obras de beneficencia, en una caja aparte del instituto.
La Beneficencia Pública del Distrito Federal en 1934 atendía a los desvalidos para satisfacerlos en sus necesidades más imperiosas y estrictamente vitales considerando que todo lo que a ello excediera, significaba un lujo.
La liquidación se limitará a la realización del activo social, para pagar las deudas de la sociedad, y el remanente se aplicará al pago de la responsabilidad civil, y en defecto de ésta, a la Beneficencia Pública de la localidad en que la sociedad haya tenido su domicilio.
Desempeñar otro empleo, cargo o comisión en los sectores público, privado o social, salvo los no remunerados en asociaciones científicas, docentes, artísticas, de beneficencia, o Colegios de Profesionales en representación de la Auditoría Superior de la Federación, y III.
El balance económico de la Beneficencia Pública durante el período que comprende el presente informe, es el siguiente: Se redujo a cincuenta y tres mil pesos el pasivo de un millón, doscientos veintiún mil pesos que existía, y a la fecha se cuenta con una existencia de un millón de pesos, hecho que permite el mantenimiento y ampliación de todos los servicios y la creación de otros nuevos, así como el haber podido aumentar los sueldos a 1,042 trabajadores.
Sólo podrán ser removidos por causa grave en los términos del Título IV de esta Constitución y no podrán tener ningún otro empleo, cargo o comisión, con excepción de aquéllos en que actúen en representación del Instituto y de los no remunerados en actividades docentes, científicas, culturales o de beneficencia.