benéfico

(redireccionado de benéfica)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con benéfica: beneficio, benefico

benéfico, a

(Del lat. beneficus.)
1. adj. Que hace bien la lluvia es benéfica para el campo.
2. Que se hace para ayudar a los necesitados se ha organizado una rifa benéfica.

benéfico, -ca

 
adj. Que hace bien.
Relativo a la beneficencia.

benéfico, -ca

(be'nefiko, -ka)
abreviación
que hace un bien o ayuda fundación benéfica
Traducciones

benéfico

almo, benefico

benéfico

ADJ
1. (= acción, influencia) → beneficial
2. (= caritativo) → charitable
concierto benéficocharity concert
función benéficacharity performance
obra benéficacharity
organización o sociedad benéficacharity, charitable organization
Ejemplos ?
al complemento de obra tan benéfica, y a prohibir a todas las personas residentes en las dichas Provincias Unidas, o sujetas a su jurisdicción del modo más eficaz y por las leyes más solemnes de tomar parte alguna en dicho tráfico.
El rápido y terrible trastorno universal de sus ideas, sólo este objeto le dejó visible, y aquel contorno pálido y sangriento, aquel rostro agostado y macilento tan sólo a sus sentidos perceptible, es la oculta razón de su demencia, y el móvil de su mísera existencia. Ya ante su vista, como blanco sueño, benéfica visión consoladora, se presenta risueño, y el pobre loco en su ilusión la adora.
Por sus proporciones y por la benéfica influencia que han tenido en impulsar la correcta solución de un grave problema social, sobresalen las unidades de San Juan de Aragón, Independencia, Nonoalco, Tlaltelolco, Viveros de la Loma y Santa Cruz Meyehualco.
Y cuando una mano poderosa y benéfica de quien sabe mejor que los aduladores de las naciones lo que nos falta que andar, nos anima señalándonos gloriosos ejemplos, cuando una Reina ilustre y un Monarca bien intencionado tratan los primeros de llevarnos a la posible perfección, retardada, acaso, no por culpa de sus excelsos antecesores, sino tal vez por la sucesión de revoluciones desgraciadas que han afligido siempre nuestro país, en esta ocasión, ¿no se nos permitirá tampoco proclamar esta luminosa verdad, que un español fiel vierte en cooperación de los altos fines de sus Reyes?
La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Gobernador del Estado o Territorio o el Jefe del Gobierno del Distrito Federal, después de verificar el requisito de mayoría, si a su juicio es oportuna y benéfica para la industria la celebración del contrato-ley, convocará a una convención a los sindicatos de trabajadores y a los patrones que puedan resultar afectados.
Si el Ecuador se vio obligado a soportar la humillación, a abandonar el arma y alzar los brazos al cielo, en señal de rendición; mientras que en las fronteras de la Patria quedó el cañón enemigo emplazado y las bayonetas caladas, no fue aquello porque las naciones habían arreglado amistosamente el litigio secular de los dos pueblos hermanos, ni mucho menos, porque había la influencia benéfica del decantado Panamericanismo.
Cargue usted, señor Duende, de raciocinio, llénese bien los bolsillos de lógica, que aquí está llovida con profusión, como el maná lo estuvo en otro tiempo sobre el pueblo de Dios; ¡bendigamos la mano benéfica que nos la envía y no indaguemos de dónde la saca!
Es una inspiración eminentemente benéfica la reunión de todas las clases en un estado, en que la diversidad se multiplicaba en razón de la propagación de la especie.
Sueños fueron los puertos y ferrocarriles, canales y caminos, escuelas e inmigración, industrias y riquezas, trabajo y bienestar; el oro vino, pero no como lluvia benéfica que fecundiza la tierra, sino como un torrente devastador que arrancó del alma la energía y la esperanza y arrastró con las virtudes públicas que nos engrandecieran.
No olvidemos que nuestros tesoros naturales se hallan ignotos, esperando la mano hábil que los explote; la mano benéfica que los emita al comercio y los aplique a las artes y a la industria; que la formación y origen de nuestros ríos (vehículos de actividad y de riqueza) aún son incierto y problemáticos; que la tierra, fértil, virgen, extensa, pide cultivo, pero cultivo inteligente; y en fin, que las ciencias exigen ser estudiadas con filosofía, cultivadas con sistema, y la literatura requiere almas apasionadas, próvidas, sensibles a lo bello, y eminentemente poseídas de espíritu nacional.
Mientras tanto, QUETZALCOATL simbolizaba para todos ellos a la inteligencia, la capacidad creadora benéfica del ser humano, porque él, en su plenitud de bondad, no era como ellos habían sido, meros animales, simples serpientes que se arrastraban por los suelos únicamente en pos de alimento y placer.
Antes había sido TLAZOLTEOTL disfrazada, ahora XOCHITL había servido de pretexto para evitar el perfeccionamiento de un hombre que trataba de retomar el curso de la obra benéfica de QUETZALCOATL.