belicoso

(redireccionado de belicosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

belicoso, a

(Del lat. bellicosus.)
1. adj. Inclinado a la guerra espíritu belicoso.
2. Que tiende a entablar discusiones o riñas. agresivo

belicoso, -sa

 
adj. Guerrero, marcial.
fig.Agresivo, pendenciero.
Sinónimos
Traducciones

belicoso

belliqueux

belicoso

oorlogszuchtige

belicoso

krigeriske

belicoso

krigiska

belicoso

ADJ (= guerrero) → warlike; (= agresivo) → bellicose, aggressive
Ejemplos ?
El señor José miró a su compañera con ojos tristes, pensó en lo bien que le sentaría a ambos la prometida buñolada; fueron esfumándose rápidamente en su imaginación sus belicosos propósitos, y -Pos vamos pa allá y coste que lo jago por darte gusto, na más que por eso, porque lo que es yo no tengo ganas de pasar bocado -repúsole al Melindres, cuando éste, llegado que hubo la señá Rosario, incorporose diciendo: -A ca der Peluso y más vivo o sos mando a dambos a la grillera.
Lo único que hay de determinado y ya indiscutible es, que la dinastía incásica tuvo hábitos belicosos y de conquista, y qué fué ingénita en ella la generosidad para con los vencidos.
Dile ya adiós para siempre a tus tan jaleadas gallardías, a los ímpetus belicosos de tu carácter, a la banca donde pagaban sin regateos la habilidad suprema de tus manos; a las hembras de tronío que al verte pasar entornaban graciosa y maliciosamente el párpado y decíanse las unas a las otras con ponderativas expresiones: -Valiente vivo va por ahí.
Eran estos mulatos belicosos, y corrían toda aquella cordillera haciendo guerra y mucho daño a los indios de la tierra, que son los llamados gibaros, y pertenecen a esta jurisdicción; los cuales, apretados de los mulatos, se venían a valer de los españoles y algunos por esta causa se bajaron de la sierra y se redujeron y convirtieron (a la santa fe católica).
Y siendo cual eres, ¿reuniste a tus amigos, surcaste los mares en ligeros buques, visitaste a extranjeros, y trajiste de remota tierra una mujer linda, esposa y cuñada de hombres belicosos, que es una gran plaga para tu padre, la ciudad y el pueblo todo, causa de gozo para los enemigos y una vergüenza para ti mismo?
Los que habitaban en la Arcadia al pie del alto monte de Cilene y cerca de la tumba de Epitio, país de belicosos guerreros; los de Féneo, Orcómeno en ovejas abundante, Ripa, Estratia y Enispe ventosa; y los que poseían las ciudades de Tegea, Mantinea deliciosa, Estinfalo y Parrasia: todos éstos llegaron al mando del rey Agapenor, hijo de Anceo, en sesenta naves.
Fatalmente, á los belicosos huantinos les supo á chicharrón de sebo el nombramiento, y en la primera oportunidad pro- picia se rebelaron contra la autoridad provincial.
Con tal caudillo llegaron los ligeros abantes, que dejaban crecer la cabellera en la parte posterior de la cabeza: eran belicosos y deseaban siempre romper con sus lanzas de fresno las corazas en los pechos de los enemigos.
Ojalá, ¡padre Zeus, Atenea, Apolo!, fuese yo tan joven como cuando, encontrándose los pilios con los belicosos arcadios al pie de las murallas de Fea, cerca de la corriente del Jardano, trabaron el combate a orillas del impetuoso Celadonte.
Mas éstos no se curaban entonces del combate horrísono, por no tener quien los llevara a la pelea: el divino Aquileo, el de los pies ligeros, no salía de las naves, enojado a causa de la joven Briseida, de hermosa cabellera, a la cual hiciera cautiva en Lirneso, cuando después de grandes fatigas destruyó esta ciudad y las murallas de Tebas, dando muerte a los belicosos Mines y Epístrofo, hijos del rey Eveno Selepíada.
Y ni los bravos licios a pesar de haber roto el muro de los dánaos, lograban abrirse paso hasta las naves; ni los belicosos dánaos podían rechazar de la muralla a los licios desde que a la misma se acercaron.
Los indios arbacos, belicosos por carácter y arrojados por resentimiento, no perdonaron medio alguno para acabar con los españoles, y para conseguirlo después de acometer los unos la retaguardia de Losada, incendiaban los otros la montaña para envolver sin recurso a sus enemigos.