belígero

belígero, a

adj. culto Inclinado a la guerra.
Traducciones

belígero

belligero
Ejemplos ?
Euríalo dio muerte a Dreso y Ofeltio, y fuese tras Esepo y Pedaso, a quienes la náyade Abarbarea concibiera en otro tiempo del eximio Bucolión, hijo primogénito y bastardo del ilustre Laomedonte (Bucolión apacentaba ovejas y tuvo amoroso consorcio con la Ninfa, la cual quedó en cinta y dio a luz los dos mellizos): el Mecistíada acabó con el valor de ambos, privó de vigor a sus bien formados miembros y les quitó la armadura de los hombros. El belígero Polipetes dejó sin vida a Astíalo; Odiseo, con la broncínea lanza, a Pidites percosio; y Teucro, a Aretaón divino.
Por último, Sarpedón se puso al frente de los ilustres aliados, eligiendo por compañeros a Glauco y al belígero Asteropeo, a quienes tenía por los más valientes después de sí mismo, pues él descollaba entre todos.
Los demás batallaban, y una vocería inmensa se dejaba oír. Teucro Telamonio fue el primero que mató a un hombre, al belígero Imbrio, hijo de Méntor, rico en caballos.
Y mientras Dólope seguía combatiendo con la esperanza de vencer, el belígero Menalao fue a ayudar a Meges; y poniéndose a su lado sin ser visto, envasó la lanza en la espalda de aquél: la punta impetuosa salió por el pecho, y el guerrero cayó de bruces.
El numen belígero, embrazando el égida sobre cruento plaustro, vagaba iracundo, fatigando los ejes férvidos y agitando, flagelífero, cuadriga indómita.
Y en tanto, el belígero Menelao Atrida, que defiende el cadáver de Patroclo, ha muerto a uno de los más esforzados teucros, a Euforbo, hijo de Panto, acabando con el impetuoso valor de este caudillo.
Al verle derribado en tierra, compadecióse Licomedes, caro a Ares; y parándose muy cerca del enemigo arrojó la reluciente lanza, hirió debajo del diafragma a Apisaón Hipásida, pastor de hombres, y le dejó sin vigor las rodillas: este guerrero procedía de la fértil Peonia, y era, después de Asteropeo, el que más descollaba en el combate. Viole caer el belígero Asteropeo, y apiadándose, corrió hacia él, dispuesto a pelear con los dánaos.
nclinen a tu nombre, ô luz d' España, ardiente rayo del divino Marte, Camilo, y el belígero Africano, y el vencedor de Francia y d' Alemaña, la frente, armada de valor y d' arte; pues tú, con grave seso y fuerte mano por el pueblo Cristiano contra el ímpetu bárbaro sañudo pusiste osado el generoso pecho, cayó el furor ante tus pies desnudo, y el impio orgullo Vándalo deshecho, con la fulmínea espada traspasado, rindió l' acerba vida al fiero hado.
141 Belígero Mares, tú, sufre que cante las guerras que vimos de nuestra Castilla, los muertos en ellas, la mucha manzilla que el tiempo presente nos muestra delante; dame tú, Palas, favor ministrante, a lo que se sigue depara tal orden que los mis metros al fecho concorden y goze verdat de memoria durante.
Pero llegó Ayante con su escudo como una torre, se puso al lado de Odiseo y los teucros se espantaron y huyeron a la desbandada. El belígero Menelao, asiendo por la mano al héroe, sacóle de la turba mientras el escudero acercaba el carro.
Y el belígero Antíloco se llegó a él y le atravesó con la lanza, pues la broncínea coraza no pudo evitar que se la clavara en el vientre.
Al frente de los ptiotas estaban Medonte y el belígero Podarces; aquél era hijo bastardo del divino Oileo y hermano de Ayante, y vivía en Fílace, lejos de su patria, por haber dado muerte a un hermano de Eriopis, su madrastra y mujer de Oileo; y el otro era hijo de Ificlo Filácida.