beduino

(redireccionado de beduinos)
También se encuentra en: Sinónimos.

beduino, a

(Del ár. bedawi, el que vive en el desierto.)
1. adj./ s. Se aplica al árabe nómada que vive en los desiertos de África septentrional y Oriente medio.
2. s. Persona desaforada, de modales bárbaros.

beduino, -na

 
adj.-s. etnog. Díc. del árabe nómada, esp. del que vive en los desiertos de África septentrional y de Siria.

beduino, -na

(be'ðujno, -na)
abreviación
se aplica al árabe nómada del desierto Los beduinos son propios de Oriente medio y África septentrional.
Sinónimos

beduino

sustantivo masculino
(p. us.)bárbaro, desaforado.

beduino

, beduina
adjetivo y sustantivo
árabe* (nómada).

beduino:

nómadasaharaui, itinerante, errante, ambulante, migratorio, nómade, trashumante,
Traducciones

beduino

bedouin

beduino

bédouin

beduino

Beduine

beduino

贝都因人

beduino

貝都因人

beduino

ベドウィン

beduino

베두인

beduino

/a ADJ & SM/FBedouin (pey) → savage
Ejemplos ?
Los calumniados beduinos nómadas tienen rasgos que los abonan; entre ellos un delincuente podía librarse del castigo si lograba colocar la cabeza debajo del manto de una mujer exclamando me pongo bajo tu protección.
En el Egipto, pudo ejercitar tiranía sobre el hombre; en la India fue un apéndice que debía desaparecer con el dueño; en la China, víctima de la sensualidad y los celos masculinos, tuvo y tiene una triste suerte; en Grecia se le consideró, con algunas excepciones, como un objeto; entre los Hobas, los Beduinos y otras tribus, ha gozado de relativa libertad y de muy simpáticos fueros.
El cólera no diezma hoy a los beduinos por ser musulmanes, a los mujiks por ser cismáticos, ni a los napolitanos por ser apostólicos, sino por ser ignorantes y puercos.
Abría la marcha un bandido de larga lanza apoyada en el estribo de su potro. Por momentos, los beduinos se confidenciaban, acercando las cabezas protegidas por albornoces listados de brillantes colores.
"En los muros de la ciudad hay nueve puertas, y en cada una de ellas hay un caballo de bronce que relincha cuando los beduinos bajan de la montaña.
No obstante, estos grupos necesitaron la escolta de guardias armados para poder reprimir los constantes ataques que sufrían por parte de los beduinos.
Sin embargo, la ciudad volvió a ser destruida por el rey sasánida Sapor I (241-272). Se conocen asentamientos en la ciudad desde los siglos XII y XIII, pero después solo fue habitada por beduinos nómadas.
Es anecdótico que durante un inspección de sus tropas, Hussein vio un corpiño colgado de la antena de un tanque, y preguntó el porqué, a lo que los soldados beduinos respondieron que si él les ordenaba ser mujeres, lo serían.
Aunque su propio ejército de beduinos leales sufrió muchos muertos y heridos en la Guerra de los Seis Días, Hussein culpó de la derrota a los nuevos refugiados y a los veteranos en la orilla Este.
A pesar de los avances producto del petróleo, hoy en día los beduinos continúan llevando su vida errante, aunque en muchos casos han reemplazado los camellos por vehículos con motor y muchos miembros que ven peligrar el futuro de esta forma de vida han emigrado a las ciudades.
Los beduinos fueron acusados de comerciar con los cruzados, su grano confiscado y forzados a asentarse más al oeste. La flota egipcia también se enfrentó a los piratas beduinos en el Lago Tanis.
Se enfrentó a los beduinos, que fueron desposeídos de dos tercios de sus tierras con las que recompensó a los campesinos de El Fayum cuyas propiedades había confiscado.