Ejemplos ?
Al llegar son recibidos por los vecinos: Betty, una mujer sociable y bebedora, sus hijos Susanna y Peter, y el matrimonio formado por Kip y Joan.
La historia sigue las aventuras de Rubi Malone (interpretada por la actriz Eliza Dushku), una mercenaria bebedora y muy mal hablada.
La rama reciente, todavía viva, con su bebedora médula fuerza arrebató del portento y al tacto se endureció de él 745 y percibió un nuevo rigor en sus ramas y fronda.
De nada sirvió tu triste muerte, muerto triste, descolgado y vuelto a colgar a cada hora en baratas camisetas con tu efigie, porque todos se conforman con ser barro de tarro, espuma bebedora en jarro, sed adormecedora, cacharro.
Al verla, Serapion se enfureció: – ¡Ah! ¡Estás aquí demonio, cortesana impúdica, bebedora de sangre y de oro! –y roció de agua bendita el cuerpo y el ataúd sobre el que dibujó una cruz con su hisopo.
Cuando hubo desaparecido, la gotita de agua dulce dijo grave y sentenciosamente: —No tiene más que su merecido. ¡Vaya con la pretensión y petulancia de esa vagabunda bebedora de aire!
Escila vuelve, y ciertamente confiarse a la mitad del ponto 900 no osa, y o bien por la bebedora arena deambula sin ropas, o, cuando cansado se hubo, hallando unos apartados recesos del abismo, en esa recluida agua refrigera sus miembros.
¿y del que en yerba el vicio va paciendo de las mieses, que igualan las aradas, porque después no se echen de granadas? ¿Del que el humor en lagos recogido con bebedora arena lo destierra?
Y no de la jabalina pesada va, sino de la corva hoz, su diestra, con la que ora su exceso modera y, extendidos por todas partes, sus brazos contiene, ora en una hendida corteza una vara 630 injerta y sus jugos apresta para un prohijado ajeno, y que sienta sed no tolera y las recurvas fibras de la bebedora raíz riega con manantes aguas.
1830.; Hydrangea: nombre genérico que deriva de las palabras griegas: (ὕδωρ hydra) que significa "agua" y ἄγγος (gea) que significa "florero" o "bebedora de agua".
Puesto que con el consumo elevado, compulsivo y frecuente de alcohol, el cerebro sufre modificaciones adaptándose y experimentando cambios bioquímicos, los cuales se reflejan en los comportamientos, pensamientos y emociones de la persona bebedora, mismos que producen entre otros efectos, el deseo compulsivo e incontrolable de beber alcohol.
Nueva York: Dover, 2003. Visuárupa tenía tres cabezas: una era bebedora de la droga soma, otra bebedora de vino y la otra comedora de alimentos.