beaumontés

(redireccionado de beaumontesas)

beaumontés -tesa

 
Díc. del individuo de una facción de la nobleza de Navarra, partidaria de don Carlos de Viana y enemiga de los agramonteses, adictos al rey Juan II de Aragón.
Ejemplos ?
(Floristán: 308) Con todo esto, en mayo de 1521, sin esperar a las tropas, tuvo lugar un alzamiento generalizado en toda Navarra, como las significativas ciudades de Pamplona, Estella, Tafalla, Olite y Tudela e incluidas las que habían sido beaumontesas, y que había sido preparado desde el interior.
Durante los reinados de Francisco Febo y Catalina y Juan de Albret, continuaron los levantamientos beaumonteses, por lo que se buscó la mediación pacificadora del rey de Castilla, el cual se comprometió a alejar al conde rebelde, pero para llevar a cabo su misión las tropas castellanas ocuparon las posesiones beaumontesas, entre ellas Lerín.
En 1521, aprovechando la Guerra de las Comunidades que asolaba Castilla, y reinando Enrique II, que contaba con el apoyo incondicional de su cuñado Francisco I de Francia, deseoso de debilitar a toda costa a Carlos I de España, tuvo lugar un alzamiento generalizado en toda Navarra, incluyendo las ciudades beaumontesas, al tiempo que un ejército franco-navarro que vino por el norte, consiguió reconquistar toda Navarra.
En 1425 Carlos III el Noble, instituyó el condado de Lerín para su hija natural Juana, casada con Luis de Beaumont. La villa se convirtió en el centro de las posesiones beaumontesas (Sesma, Cirauqui, Eslava y Sada).
Entonces tuvo lugar un alzamiento generalizado en toda Navarra, incluyendo las ciudades beaumontesas como era la ciudad de Pamplona, que había sido preparado desde el interior.
Esto lo vemos en la sublevación contra las tropas castellanas en pueblos y ciudades beaumontesas, como ocurrió en Pamplona en 1521, cuando tropas navarras en alianza con francesas liberaron la totalidad del Reino de Navarra.
En 1460 en Barcelona se llegó a un acuerdo para alcanzar la paz; las plazas beaumontesas se entregaron, pero surgieron nuevas desavenencias y tratos con los castellanos que provocaron un segundo apresamiento de don Carlos, encerrándolo en Lérida, al que respondieron sus partidarios con un nuevo levantamiento y en Cataluña con una auténtica sublevación.