beatificar

(redireccionado de beatificados)

beatificar

(Del lat. beatificare < beatus, feliz + facere, hacer.)
1. v. tr. RELIGIÓN Declarar el papa beata a una persona beatificó a dos monjas misioneras.
2. Hacer feliz a una persona.
3. Hacer una cosa respetable o venerable.
NOTA: Se conjuga como: sacar

beatificar

 
tr. Hacer [a uno] bienaventurado o feliz; hacer venerable [una cosa].
catol. Declarar el Papa que [un siervo de Dios] goza de la eterna bienaventuranza y se le puede dar culto.

beatificar

(beatifi'kaɾ)
verbo transitivo
religión declarar el Papa a alguien digno de culto El Papa beatificó a la Madre Teresa de Calcuta.

beatificar


Participio Pasado: beatificado
Gerundio: beatificando

Presente Indicativo
yo beatifico
tú beatificas
Ud./él/ella beatifica
nosotros, -as beatificamos
vosotros, -as beatificáis
Uds./ellos/ellas beatifican
Imperfecto
yo beatificaba
tú beatificabas
Ud./él/ella beatificaba
nosotros, -as beatificábamos
vosotros, -as beatificabais
Uds./ellos/ellas beatificaban
Futuro
yo beatificaré
tú beatificarás
Ud./él/ella beatificará
nosotros, -as beatificaremos
vosotros, -as beatificaréis
Uds./ellos/ellas beatificarán
Pretérito
yo beatifiqué
tú beatificaste
Ud./él/ella beatificó
nosotros, -as beatificamos
vosotros, -as beatificasteis
Uds./ellos/ellas beatificaron
Condicional
yo beatificaría
tú beatificarías
Ud./él/ella beatificaría
nosotros, -as beatificaríamos
vosotros, -as beatificaríais
Uds./ellos/ellas beatificarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo beatificara
tú beatificaras
Ud./él/ella beatificara
nosotros, -as beatificáramos
vosotros, -as beatificarais
Uds./ellos/ellas beatificaran
yo beatificase
tú beatificases
Ud./él/ella beatificase
nosotros, -as beatificásemos
vosotros, -as beatificaseis
Uds./ellos/ellas beatificasen
Presente de Subjuntivo
yo beatifique
tú beatifiques
Ud./él/ella beatifique
nosotros, -as beatifiquemos
vosotros, -as beatifiquéis
Uds./ellos/ellas beatifiquen
Futuro de Subjuntivo
yo beatificare
tú beatificares
Ud./él/ella beatificare
nosotros, -as beatificáremos
vosotros, -as beatificareis
Uds./ellos/ellas beatificaren
Imperativo
beatifica (tú)
beatifique (Ud./él/ella)
beatificad (vosotros, -as)
beatifiquen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había beatificado
tú habías beatificado
Ud./él/ella había beatificado
nosotros, -as habíamos beatificado
vosotros, -as habíais beatificado
Uds./ellos/ellas habían beatificado
Futuro Perfecto
yo habré beatificado
tú habrás beatificado
Ud./él/ella habrá beatificado
nosotros, -as habremos beatificado
vosotros, -as habréis beatificado
Uds./ellos/ellas habrán beatificado
Pretérito Perfecto
yo he beatificado
tú has beatificado
Ud./él/ella ha beatificado
nosotros, -as hemos beatificado
vosotros, -as habéis beatificado
Uds./ellos/ellas han beatificado
Condicional Anterior
yo habría beatificado
tú habrías beatificado
Ud./él/ella habría beatificado
nosotros, -as habríamos beatificado
vosotros, -as habríais beatificado
Uds./ellos/ellas habrían beatificado
Pretérito Anterior
yo hube beatificado
tú hubiste beatificado
Ud./él/ella hubo beatificado
nosotros, -as hubimos beatificado
vosotros, -as hubísteis beatificado
Uds./ellos/ellas hubieron beatificado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya beatificado
tú hayas beatificado
Ud./él/ella haya beatificado
nosotros, -as hayamos beatificado
vosotros, -as hayáis beatificado
Uds./ellos/ellas hayan beatificado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera beatificado
tú hubieras beatificado
Ud./él/ella hubiera beatificado
nosotros, -as hubiéramos beatificado
vosotros, -as hubierais beatificado
Uds./ellos/ellas hubieran beatificado
Presente Continuo
yo estoy beatificando
tú estás beatificando
Ud./él/ella está beatificando
nosotros, -as estamos beatificando
vosotros, -as estáis beatificando
Uds./ellos/ellas están beatificando
Pretérito Continuo
yo estuve beatificando
tú estuviste beatificando
Ud./él/ella estuvo beatificando
nosotros, -as estuvimos beatificando
vosotros, -as estuvisteis beatificando
Uds./ellos/ellas estuvieron beatificando
Imperfecto Continuo
yo estaba beatificando
tú estabas beatificando
Ud./él/ella estaba beatificando
nosotros, -as estábamos beatificando
vosotros, -as estabais beatificando
Uds./ellos/ellas estaban beatificando
Futuro Continuo
yo estaré beatificando
tú estarás beatificando
Ud./él/ella estará beatificando
nosotros, -as estaremos beatificando
vosotros, -as estaréis beatificando
Uds./ellos/ellas estarán beatificando
Condicional Continuo
yo estaría beatificando
tú estarías beatificando
Ud./él/ella estaría beatificando
nosotros, -as estaríamos beatificando
vosotros, -as estaríais beatificando
Uds./ellos/ellas estarían beatificando
Traducciones

beatificar

béatifier

beatificar

beatify

beatificar

beatificare

beatificar

VTto beatify
Ejemplos ?
y traten a los antes citados como excomulgados y maldecidos por haber incurrido en la ira y la indignación de Dios Todopoderoso, y de la gloriosa Virgen María, Su Madre, y de los apóstoles beatificados san Pedro y san Pablo...
Unicamente, como para dar este salto al vacío uno se toma el mayor tiempo posible, en el instante en que el verdugo se dispuso a pasarle la soga por el cuello con la misma ceremonia que si se tratara del Toisón de Oro, pues este tipo de personas cuando ejerce su profesión ante el público se aplican con habilidad e incluso con cierta gracia, Eustaquio le rogó que se detuviera un instante para que pudiera rezar aún dos oraciones a San Ignacio y a San Luis Gonzaga, santos que había reservado para el final porque habían sido beatificados aquel mismo año 1609...
Desde entonces, muchos han sido canonizados y beatificados por el Vaticano, como San Oliver Plunkett, el Beato Dermot O'Hurley y la Beata Margaret Ball.
os Mártires Pasionistas de Daimiel fueron un grupo de sacerdotes y hermanos de la Congregación Pasionista asesinados por las fuerzas anti-clericales durante la Guerra Civil Española. Fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 1 de octubre de 1989.
La causa para la canonización de los Mártires Pasionistas de Daimiel fue abierta en 1984. Fueron declarados Venerables el 28 de noviembre de 1988 y beatificados por el Papa Juan Pablo II el 1 de octubre de 1989.
El día 16 de agosto de 1936, diecinueve hermanos del convento franciscano de la cercana Consuegra, con su Director Víctor Chumillas a la cabeza, fueron martirizados en la zona de Valhondillo del término municipal de Fuente el Fresno, y fueron beatificados, junto con otras 498 Víctimas de la persecución religiosa durante la Guerra Civil Española, el 28 de octubre de 2007 en Roma El pueblo se encuentra dentro de los antiguos Estados del Duque, situados en los Montes de Toledo.
La segunda capilla a la derecha es la Cappella della Passione (capilla de la Pasión), con frescos en los lunetos representando escenas de la Pasión de Cristo, como Jesús en el huerto, El beso de Judas, y seis lienzos sobre las pilastras: Cristo en la columna, Cristo ante los guardias, Cristo ante Herodes, Ecce Homo, Subida al Calvario y Crucifixión. El retablo de la Virgen con Niño y jesuitas beatificados, reemplaza al retablo original obra de Scipione Pulzone.
ata'pang (muerto en 1680) fue un jefe chamorro de la aldea Tumon en la isla de Guam (Marianas) que es conocido en historia principalmente por haber asesinado al sacerdote jesuita español Diego Luis de San Vitores y al mártir católico de Filipinas de 18 años de edad de nombre Pedro Calungsod el 2 de abril de 1672. Ambos misioneros fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II.
Así como hubo bastantes otros mártires (sobre todo en Nagasaki), los primeros fueron especialmente reverenciados, el más celebrado de los cuales fue San Pablo Miki, de la Compañía de Jesús. De los 26 mártires de Japón, 23 de ellos fueron beatificados el 15 de septiembre de 1627, y los 3 jesuitas en 1629.
En 1999, 108 polacos católicos víctimas de la invasión a Polonia, incluyendo 3 obispos, 52 sacerdotes, 26 monjes, 3 seminaristas, 8 monjas y 9 laicos, fueron beatificados por Juan Pablo II y son conocidos como los Ciento ocho mártires de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial.
En este acto, también fue beatificado el Padre San José de Anchieta (llamado el "Apóstol de Brasil"), quién al igual que el Hermano Pedro también era natural de la isla de Tenerife. El Hermano Pedro y el Padre Anchieta a su vez, se convirtieron en los primeros canarios en ser beatificados.
Algunos de los maestros de la Orden han alcanzado altos honores dentro de la liturgia o la jerarquía católica: dos son considerados santos (1, 3); cinco están beatificados (2, 6, 9, 23, 76); dos tienen el título de venerables desde tiempo inmemorial (4, 5); actualmente uno tiene abierto el proceso de beatificación (78).