bayeta

(redireccionado de bayetas)
También se encuentra en: Sinónimos.

bayeta

(Del fr. ant. baiette.)
1. s. f. TEXTIL Tela basta de lana floja y poco tupida.
2. Paño usado para fregar el suelo.

bayeta

 
f. Tejido de lana floja y poco tupida.
Paño para fregar el suelo.

bayeta

(ba'ʝeta)
sustantivo femenino
1. paño de lana para limpiar superficies Pasa la bayeta a la mesa.
2. textile tela elástica de lana La bayeta tiene una textura floja.
Sinónimos

bayeta

sustantivo femenino
aljofifa (Andalucía).
Aljofifa es la bayeta que sirve para fregar el suelo.
Traducciones

bayeta

baize

bayeta

SF
1. (= trapo de cocina) → (cleaning) cloth
¿has pasado la bayeta por la mesa?have you wiped the table?
2. (= tejido) → flannel
3. (Billar) → baize
4. (Andes) (= pañal) → nappy, diaper (EEUU)
Ejemplos ?
La casa estaba despojada, las paredes desnudas; la cuitada estaba en un aposento escuro, sin luz ninguna, lleno de bayetas, donde lloraban a tiento.
Súpolo éste, que faltar no podía oficioso que con el chisme fuese, y diz que su excelencia amainó, tan luego como tuvo aviso de que el arzobispo había tenido reunión de teólogos y que, como resultado de ella, traía el ceño fruncido y se estaban cosiendo en secreto bayetas negras.
Revolvíase en unas bayetas pardas, raídas y llenas de chorreaduras de aceite y caldo, con un ribete de arambeles por las orillas, a modo de randas o cucharetero.
Tengo fábricas de paño, De lana, raso y de seda, Fundas, damasco, persianas Y otras exquisitas telas Donde se visten los reyes Y los hombres de altas prendas Las fábricas de sayal, De añascados y otras telas, Bayetas y tafetanes, Es todo bien de mi cuenta.
Era la hora en que la comunidad de los padres dominicos, trayendo el estandarte de San Pedro Armengol, debía venir a la capilla de la cárcel de corte y cantar los credos a los sentenciados, quienes, según costumbre, tenían que oír el canto llano tendidos sobre unas bayetas negras.
Un callejón, que tapiales de hombres apiñados cierran, sirviéndole de linderos lanzas en vez de arboleda, ofrece paso hasta donde lecho de muerte descuella, en mitad del gran gentío, que como la mar olea; el reducido tablado, enlutado con bayetas, una gran tumba parece que el pueblo en hombros sustenta.
Un capítulo de gallinazos, graves y meditabundos, que también asoleaban sus ropas en las alturas de la basílica y en el palacio municipal, se desgajaron cautelosos, atraídos sin duda por aquellas bayetas de parvulillo, mientras que otros, más muchachos y traviesos, se agolparon al frente de la carnicería, por ver si lograban una parvidad de piltrafa.
Una vecina, tendera de zarazas, bayetas y lienzos padroneses, le propuso, para agrandar su establecimiento, la cesión de la cordonería.
Un campesino mete la caña entre el par de rodillos, los que van ligeramente cediendo, dejando al otro lado montones de bagazo todavía jugoso, mientras debajo un arroyuelo de guarapo corre inclinadamente a través de un canal de madera, un hombre fuerte, especializado en la tarea, que lo llaman "melero", de pie frente al pailón de bronce, encajado en un horno de ladrillos tornado en pozo de fuego, limpia con unas bayetas la cachaza de la superficie del guarapo hirviente.
Mantenía un gran comercio con la Provincia de Quito, enviando las ropas y frutos de Europa, sacando en cambio paños, bayetas, lienzos y otros texidos de algodón, y diversas manufacturas de aquel país; con Santa Fe comerciaba lienzos, codobanes, fresadas, mantas, y algunos géneros de Europa; con las Provincias del Chocó y Antioquia, oro, hierro, acero, carnes, quesos y vituallas.
Pallasca es, básicamente, un pueblo agrícola y se dedica, principalmente, al cultivo de la papa, el maíz y el trigo; siendo, además, significativa la crianza de ganado vacuno y lanar; otra ocupación, en menor escala, es la minería (oro) y la artesanía, sobre todo en el rubro de tejidos (las "bayetas", los ponchos...).
La indumentaria femenina de diario se compone de: anaco negro y estrecho que llega hasta un punto intermedio entre la rodilla y el talón, sostenido por una faja llamada huarmi chumbi, dos bayetas de vara y media, una blanca lishta y otra oscura que cubre la espalda, las que se sostienen con el tupo; en el uso del sombrero ocurre lo mismo que con los varones, sólo las personas mayores aún usan el sombrero blanco y el pichu jirguita.