batalla del Ticino


Búsquedas relacionadas con batalla del Ticino: batalla de Metauro, batalla de Trasimeno, Quinto Fabio Máximo

Ticino, batalla del

 
hist. Batalla que significó la derrota de Roma, en el 218 a C, frente a Aníbal.
Ejemplos ?
y regresó a Lilibea para prepararse para ir al encuentro de la flota enemiga, la cual se desplazaba frente a la costa norte de Sicilia y de Italia, cuando fue llamado por el Senado a unirse a su colega en Italia, para frenar a Aníbal, ya que Escipión estaba herido tras la Batalla del Ticino.
Los cartagineses volverían a hacer daño al ejército romano en la batalla de Geronium. La batalla en sí fue más pequeña que la batalla del Ticino.
Poco después de cruzar el Ticino, sobre el cual había construido un puente, su caballería y su infantería ligera, que él dirigía en persona, se encontró con la caballería de los cartagineses, también comandada por el propio Aníbal. El encuentro (denominado batalla del Ticino) se llevó a cabo y los romanos fueron derrotados.
Cantor, Antiquity, p. 153 En la primera batalla en suelo italiano, la Batalla del Ticino, en 218 a. C., Aníbal venció a los romanos, bajo el mando de Escipión el viejo, en una pequeña batalla de caballería.
Sempronio recibió las noticias de la batalla del Ticino y fue convocado por el Senado romano para ayudar a Publio Cornelio Escipión.
Escipión aún estaba recuperándose de las heridas recibidas en la reciente Batalla del Ticino pero Sempronio deseaba entablar batalla lo antes posible, particularmente debido a que la época para la elección de los nuevos cónsules estaba cerca -, Sempronio realizó los preparativos para una batalla a gran escala, sin hacer caso de la precaución que mostraba Escipión para enfrentarse a Aníbal.
Cantor, Antiquity, p. 153 En la primera batalla en suelo italiano, la Batalla del Ticino, en 218 a. C., Aníbal venció a los romanos, bajo el mando de Publio Cornelio Escipión el Viejo, en una pequeña batalla de caballería en Tesino.
La batalla del Ticino, una simple escaramuza entre la caballería romana liderada por el cónsul Publio Cornelio Escipión y la caballería cartaginesa, puso de manifiesto por primera vez en suelo itálico las cualidades militares de Aníbal.
Archivo:Manufatura de Frans van Maelsaeck - Cipião Salva o Pai na Batalha do Ticino, 1629.jpg Escipión en la Batalla del Ticino, tapiz de Frans van Maelsaeck, 1629.