batalla del Salado


Búsquedas relacionadas con batalla del Salado: batalla de Alarcos, batalla de las Navas de Tolosa

Salado, batalla del

 
hist. Victoria de las huestes cristianas de Alfonso XI de Castilla sobre los benimerines (1340), a orillas del río Salado (Cádiz).
Ejemplos ?
Relata la vida de Alfonso XI de Castilla y León desde su subida al trono cuando solo contaba con un año de edad en 1312 hasta la conquista de Algeciras de 1344, e incluye información sobre la lucha del rey castellano contra la dinastía de los benimerines y en la batalla del Salado.
Sitio de Algeciras (1278) Sitio de Algeciras (1309) Sitio de Algeciras (1369) Batalla del Salado Benimerines Parque Arqueológico de las Murallas Meriníes de Algeciras Reconquista Reino de Algeciras, Alicante, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2008.
En la Batalla del Salado, librada el día 30 de octubre de 1340, Juan Núñez de Lara, que se distinguió en el combate, luchó junto a Don Juan Manuel, el Maestre de la Orden de Santiago y otros ricoshombres en la vanguardia, tomando parte en el triunfo cosechado por las armas cristianas en aquella jornada, en la que fueron derrotados los reyes de Marruecos y Granada, después de haber sufrido numerosas bajas, y siendo además hechos cautivos numerosos musulmanes.
Entre el castillo y el león se levanta una barra nacida de dos dragantes de oro. Este representa la asistencia a la batalla del Salado, en los campos de Tarifa, del rey Alfonso XI de Castilla, en 1340.
Tras la derrota de la escuadra castellana, al mando de Alonso Jofre Tenorio en 1340 obtuvieron una serie de victorias: primero en la Batalla del Salado el mismo año.
En 1736 fueron trasladados los restos de Fernando IV y Alfonso XI a la Real Colegiata de San Hipólito de dicha ciudad, fundada por Alfonso XI en 1343 en conmemoración de la Batalla del Salado.
Durante su reinado consiguió llevar los límites cristianos hasta el Estrecho de Gibraltar tras la importante victoria en la batalla del Salado contra los Benimerines, en 1340 y la conquista del Reino de Algeciras en 1344.
No fue hasta la Batalla del Salado en 1340, cuando el Estrecho de Gibraltar fue dominado por los soldados cristianos, que dejaron de entrar ejércitos árabes procedientes del norte de África.
A ambos lados hay dos lápidas (laudas) cristianas. En una de ellas está escrita la crónica de la Batalla del Salado. La escritura está muy deteriorada, pero se han hecho estudios recientes para conseguir su trascripción.
En su origen fue un palacio mudéjar (edificado sobre otro árabe anterior), llamado Pelea de Benimerín, mandado edificar por el rey Alfonso XI hacia 1340 en conmemoración de la Batalla del Salado, financiado con el botín obtenido de dicha batalla.
Estableció la paz con Alfonso XI de Castilla, pero tras finalizar los cuatro años de paz pactados, se alió con los benimerines que habían pasado el Estrecho a las órdenes del sultán del Fez, Abu al-Hasan ben Uthman y presentó batalla a los castellanos, siendo derrotado en la batalla del Salado el 30 de octubre de 1340.
Las mesnadas de Haro, mandadas por Gonzalo de la Vega, se unieron a un amplio ejército que se formó para acudir a la Batalla del Salado el 30 de octubre de 1340, encontrándose entre las tropas de vanguardia y se supone que obtendrían parte del enorme botín resultante de la victoria.