batalla de Waterloo


Búsquedas relacionadas con batalla de Waterloo: batalla de Trafalgar

Waterloo, batalla de

 
hist. Derrota del ejército francés de Napoleón por un ejército formado por tropas prusianas y británicas (18 junio 1815) en Waterloo (Bélgica), al S de Bruselas. Tras la derrota Napoleón se trasladó a París, donde al poco tiempo abdicó.
Ejemplos ?
Cuando con la ayuda inglesa España logró expulsar a los franceses, y tras la Batalla de Waterloo, Fernando VII recuperó el trono, tuvo que enfrentarse con la independencia de las colonias.
Napoleón es finalmente derrotado en la Batalla de Waterloo en 1815, y el nuevo mapa de Europa entra en vigor según lo acordado en el Congreso de Viena de 1814.
a batalla de Waterloo (francés:) fue un enfrentamiento entre el ejército francés comandado por el emperador Napoleón Bonaparte y las tropas británicas, holandesas y alemanas dirigidas por el duque de Wellington y el ejército prusiano del mariscal de campo Gebhard Leberecht von Blücher, cerca de la localidad de Waterloo (Bélgica), el 18 de junio de 1815.
Tras la celebración del matrimonio entre su hija María Luisa de Habsburgo-Lorena con Napoleón en 1810, el Imperio austriaco se mantuvo al lado de Francia durante un período, pero finalmente, en 1813 Francisco I tuvo que aliarse con Prusia y Rusia para hacer frente a la pretendida hegemonía de Napoleón sobre Europa, alianza que se mantuvo hasta la derrota definitiva del emperador francés en la batalla de Waterloo en junio de 1815.
El nombre de la batalla procede de uno de los famosos discursos de Winston Churchill, pronunciado en la Cámara de los Comunes el 18 de junio de 1940, coincidiendo con el 125 aniversario de la batalla de Waterloo: Frente a la férrea postura de Winston Churchill, Primer Ministro británico, Hitler se vio obligado a seguir adelante con las hostilidades, y comenzó a diseñar un plan de invasión denominado Operación León Marino.
En época de Napoleón, este llevaba siempre corbata negra con borde blanco, hasta que la mañana del 18 de junio de 1815 decidió cambiarse de corbata, perdiendo ese día la batalla de Waterloo, según indica el señor Beausset, prefecto de palacio.
La Batalla de Waterloo fue desastrosa para Napoleón Bonaparte, siendo una aplastante victoria para la Séptima Coalición y su general Arthur Wellesley, el Duque de Wellington, conocido desde entonces como "El duque de Hierro", todo ello mientras que el rival de Talleyrand, Joseph Fouché se convertía en el presidente del gobierno provisional y maniobró para crear un nuevo gobierno, "de acuerdo y al antojo de la Coalición", traicionando a Napoleón I, a quien antes de ir a la Batalla de Waterloo había presionado para que cediera sus poderes a la asamblea que ahora él presidía.
Dejó Viena para comandar las fuerzas aliadas en la campaña de Waterloo, situándose en Bélgica junto con las tropas prusianas de Gebhard Leberecht von Blücher y luchando primero en la batalla de Quatre Bras, para volver cuatro días más tarde a enfrentarse a Napoleón en la batalla de Waterloo, donde éste fue definitivamente derrotado, abdicando de nuevo el 22 de junio y siendo deportado posteriormente a la lejana isla de Santa Elena.
Victorioso y elevado a la condición de héroe en Inglaterra, fue obligado a regresar a Europa para mandar las fuerzas anglo-aliadas en la batalla de Waterloo, tras la cual Napoleón fue exiliado permanentemente a Santa Helena.
Lafayette se rehusó al llamado de Napoleón para servir en el nuevo gobierno, pero aceptó la elección para la nueva Cámara de Representantes bajo el Estatuto de 1815. Ahí, después de la derrota de Napoleón en la Batalla de Waterloo, Lafayette exigió su abdicación.
Después de la batalla de Waterloo y ulterior caída de Napoleón, Murat y Carolina entienden que no cabe ya esperar clemencia por parte de Luis XVIII o los austriacos.
Luchó como comandante de las tropas belgas y holandesas en la Batalla de Quatre Bras (16 de junio de 1815) y en la Batalla de Waterloo (18 de junio de 1815), donde resultó herido.