batalla de Luchana

Luchana, batalla de

 
hist. Combate que tuvo lugar en 1836, durante la Primera Guerra Carlista. La batalla fue ganada por el general Espartero.
Ejemplos ?
Lo que le llevó a combatir en las acciones que tuvieron lugar en Pasajes, Fuenterrabía, Motrico, Deva, levantamiento del sitio de Bilbao, la toma de Guetaria, y en la Batalla de Luchana, donde se ganó la cruz Laureada de San Fernando y el ascenso a alférez de navío.
Tras la batalla de Luchana los carlistas pierden la oportunidad de tomar Bilbao y una de las últimas ocasiones de poder ganar la guerra.
Acciones de Pinares de Olmo y Ochagavía, Viscarret, combate de Peña de Orduña. Acción de Linzoain y Espinar. Combate en Villarreal de Álava y batalla de Luchana. Acciones de Galdácano, Baceite y Gandesa.
e conoce como batalla de Luchana a los combates que durante la Primera Guerra Carlista tuvieron lugar durante los días 1 al 25 de diciembre de 1836 en la que el ejército isabelino, partiendo desde su base en Portugalete, consiguió arrollar a las fuerzas carlistas que asediaban Bilbao desde el 25 de octubre.
También actuó con la Churruca en la batalla de Luchana, siéndole impuesta la cruz de San Fernando de primera clase en el propio campo de batalla por el general Espartero.
Sin embargo, muere sin descendencia en Portugalete, en uno de los enfrentamientos previos a la Batalla de Luchana y el título pasa a manos de su hermana María Manuela de Negrete, casada con Luis de Salamanca Martínez de Pisón (Marqués de Villacampo).
En la Primera Guerra Carlista participó en la sorpresa de Maella (1831), en la defensa de Lerombier (1835), en las avanzadas de San Sebastian (1836), en el levantamiento del asedio de Bilbao y en la memorable Batalla de Luchana, en la que cayó herido gravemente en la pierna izquierda.
En la Primera Guerra Carlista, la batalla de Luchana (1836) se produjo en torno a la parte de Luchana pertenenciente a Erandio, pero requirió que las tropas liberales provinientes de Portugalete atravesaran el río Galindo y Baracaldo para atacar las posiciones carlistas desde la parte baracaldesa de Luchana.
El general Tomás de Zumalacárregui intentó tomar la villa en 1835, aunque fracasó y resultó herido en las inmediaciones de Begoña, para días después morir en Cegama. Al año siguiente, resistió un segundo asedio en el que Baldomero Espartero derrotó a los carlistas en la Batalla de Luchana.
Durante la primera guerra carlista el general Espartero dio muestras de sus cualidades como militar que ya había demostrado durante las campañas americanas y entre las que destacaban su valentía -que fue lo que más contribuyó a convertirlo en un héroe nacional, especialmente tras su victoria en la batalla de Luchana-...
Especialmente satisfecho, un oficial envió según sus instrucciones el siguiente Oficio al Gobierno del que se extrae lo sustancial: Su victoria en la batalla de Luchana «puso el nombre de Espartero en labios de todo el mundo, al menos en la España liberal, y lo convirtió en objeto de pinturas, innumerables artículos en periódicos, de discursos parlamentarios y también sin duda, de conversaciones de café.
Sus éxitos militares durante la guerra carlista —la batalla de Luchana de diciembre de 1835 con la que rompió el sitio de Bilbao; el abrazo de Vergara que puso fin a la guerra en el norte— le proporcionaron una enorme popularidad rayana en la idolatría especialmente entre las clases bajas —para el pueblo Espartero era la «Espada de Luchana» y, tras su victoria en la guerra, pasó a ser el «Pacificador de España»—.