basurero


También se encuentra en: Sinónimos.

basurero, a

1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que está empleada en recoger la basura en una población.
2. s. m. Lugar en el que se tira y acumula basura trasladaron el basurero fuera del límite del municipio. vertedero

basurero -ra

 
m. El que tiene por oficio recoger basura.
Sitio donde se amontona la basura.
Sinónimos

basurero

sustantivo masculino

basurero:

vertederoalbañal, estercolero, sentina, zahúrda, pocilga, muladar,
Traducciones

basurero

dump, tip, dustman, refusedump, rubbishtip, scavenger, garbage collector

basurero

Müllmann

basurero

popelář

basurero

skraldemand

basurero

roskakuski

basurero

éboueur

basurero

smetlar

basurero

ごみ収集人

basurero

청소부

basurero

vuilnisman

basurero

śmieciarz

basurero

sopphämtare

basurero

คนเก็บขยะ

basurero

çöpçü

basurero

người hốt rác

basurero

垃圾工, 转储

basurero

轉儲

basurero

/a
A. SM/F (= persona) → dustman/dustwoman, garbage collector (EEUU)
B. SM
1. (= vertedero) → rubbish dump (Agr) → dung heap
2. (LAm) (= cubo) → litter bin, trash can (EEUU)
Ejemplos ?
En Can Trias está instalado uno de los cuatro servicios existentes de inspección de vehículos (ITV) del Vallés Occidental, así como el basurero del municipio, mientras que, en Can Mitjans está la fábrica Sony en la que trabajan más de 1.500 empleados.
Confinado a un extremo de la población y sin objeto ya para las faenas diarias del comercio, era el basurero, digámoslo así, del Muelle nuevo y el cementerio de sus despojos.
Con el correr de los tiempos las reliquias fueron al basurero, y las que se conservaban en el convento las mandó encerrar en una caja el primer arzobispo republicano don Jorge Benavente, y en 28 de Septiembre de 1837 las remitió á Roma consignadas al general de la orden de predicadores.
El programa político, económico, social y represivo del neoliberalismo ha demostrado su ineficacia, su falsedad y la cruel injusticia que es su esencia. El neoliberalismo como doctrina y realidad debe ser arrojado, ya, al basurero de la historia nacional.
El sombrero, que, entre paréntesis, me había servido de gorro de dormir, estaba tan arrugado y abollado que hasta a una cazuela vieja y sin asas de un basurero la habría avergonzado la comparación.
y me desararé de ti, como quien tira al basurero cotidiano los deshechos de sus tripas sobrehastiadas y mandándote a la nada con tu polvo a cuestas, no tendré más remedio que la risa —qué última risa mejorada— de verte muriente en cementerios citadinos, bajo tu cruz...
¡Agria melancolía como asperón de hierro que raspa el corazón! ¡Amurallada piedad, erguida en este basurero!... Esta casa de Dios, decid, hermanos, esta casa de Dios, ¿qué guarda dentro?
Si nos estamos ahogando hoy en una democracia comunicativa que ha conducido a un terrorismo periodístico de los adoradores del chisme y el amarillismo, la lectura semiótica hará que nuestros estudiantes ubiquen tales textos en el lugar del basurero que merecen y a veces, por salud mental, comprenderán el por qué es mejor no leer ni ver noticieros, pues si a la vuelta de la esquina hay tranquilidad, y esto es naturalmente social que en ocasiones se pierda, siempre ha sucedido así en el pasado, el mundo globalizado de hoy escandaliza con ello y lo expone con un abultamiento informativo en el negocio de las cadenas noticiosas, por medio de una iconorrea sígnica poderosa para su consumo alimentador de psicópatas.
Ya no son solo los hombre eminente quienes las dan y las reciben. Desde el presidente hasta el basurero, todos tienen a quien recomendar y quienes les haya sido recomendado.
Comentándolo decía que Aquino "en eso salía a él"; además tenía la seguridad de que el can era un animal "fino, lo que se dice fino, pues tenía el paladar negro y era rabón de nacimiento" lo que indicaba una segura aristocracia perruna. Rataplán había sido basurero y ahora estaba jubilado.
La revolución había ido alzando al Poder, en veloz sucesión, a todos los viejos partidos de la oposición para que se viesen obligados a renegar de sus viejas frases y a revocarlas, no con sus hechos, sino incluso con la misma frase. Y, por último, reunidos en repulsivo montón, fueron arrojados todos juntos por el pueblo al basurero de la historia.
Ya sin problemas de acceso Cabronela decidida, sabiéndose protegida entró buscando ese beso. Llegó hasta los aposentos donde dormía el heredero y peor que el peor basurero apestaban virulentos.