basquiña


También se encuentra en: Sinónimos.

basquiña

 
f. Saya, negra por lo común, que usan las mujeres.
Sinónimos

basquiña:

sayafalda,
Traducciones

basquiña

SFskirt
Ejemplos ?
Arracadas, aretes o pendientes (desde la Edad Antigua). Basquiña, presente en la indumentaria femenina española desde el siglo XV, combinada con el "gonete" y desde la segunda mitad del siglo XVI con el jubón.
Manteo de debajo, falda interior confeccionada con bayeta o paño de lana basta, solapada por delante y muy usada en el medio campesino español, como alternativa de la saya o para abrigo por debajo de la basquiña.
Como uno de los diversos ejemplos del protagonismo del refajo en los diversos trajes típicos, folclóricos y populares españoles, pueden describirse los tipos que esta prenda presenta en la Región de Murcia: Refajo de listas, a rayas verticales de unos tres centímetros de anchura; usado a diario como ropa de trabajo, por lo que carece de bordados. Se hacía telares caseros y en invierno solía colocarse sobre otro vestido, a modo de basquiña.
Prognatismo: del griego πρo y γναθος (mandíbula). Mandíbula saliente. Basquiña: aquí se refiere a la falda del vestido. Guardainfante: también llamado tontillo o faldellín; armazón hecho con aros que servía para ahuecar la falda.
Basquiña es un tipo de falda o saya usada en España por la mujer en ceremonias, actos religiosos y para salir a la calle, desde el siglo XVI al XIX.
Utilizada como falda exterior que se ponía sobre la ropa para salir a la calle, la basquiña fue común tanto en el traje cortesano como en el popular; iba fruncida en la cintura, aunque con el tiempo fue modificando su forma, tejido, decoración y uso.
Durante el siglo XVIII solían confeccionarse en "damasco", "lamparilla", "principela", y con menos frecuencia, en tafetán, "griseta", "pelo de camello" y seda. Lo normal es que la basquiña estuviera forrada y llevase además un ruedo de "olandilla".
Este último sirvió de pista a Valeriano Bozal en su análisis del Capricho nº 15, cuando, siguiendo el libreto del sainete, se dice y se canta que una maja cortejada por un alférez que la saca de paseo "se pone la basquiña de moer con los dos flecos" - prenda con la que Goya viste a su personaje femenino del mencionado Capricho -, en una jugosa descripción hecha por el sastre que vistió a la susodicha maja.
Por ejemplo, en las Islas Canarias entre los siglos XVI y XIX, la saya fue el complemento tradicional del manto en la vestimenta femenina, formando un conjunto que sube por la espalda hasta la cabeza, recogiendo antiguas tradiciones indumentarias como la 'tapada' española o la tapada limeña, en América. Basquiña Falda Manteo de debajo Refajo Sayo
La denominación de refajo, asimismo, se asocia o identifica en ocasiones con otras prenda de función similar en la vestimenta femenina, como la pollera y la basquiña.
No obstante hay que mencionar la aparición de prendas semiinteriores como el cos (corpiño o especie de jubón femenino), y las "faldetas" o faldillas. A partir de la segunda mitad del siglo se impone el uso de la basquiña junto al gonete.
La alternativa en el vestido de la mujer o traje de vestir 'a cuerpo' fue la saya que evolucionó de prenda de una pieza a dos piezas independientes pero por lo general confeccionadas con las mismas telas, adornos, etc., aunque también podía combinarse el sayo alto -y sin escote- con la basquiña.