basílica de San Pedro del Vaticano

San Pedro del Vaticano, basílica de

 
arq. Templo de Roma construido sobre la tumba del apóstol san Pedro. La primitiva basílica, edificada en el emplazamiento de un antiguo oratorio, fue comenzada por Constantino en el año 319. En el s. XV se decidió reconstruirla. Bramante, Rafael, Sangallo el Joven, Miguel Ángel, Giacomo della Porta, Maderno y Bernini fueron los arquitectos de esta obra. Alberga en su interior selectas obras maestras del Renacimiento y del Barroco.
Ejemplos ?
Las otras tres basílicas mayores, todas caracterizadas por tener una puerta santa y un altar papal, son: La Basílica de San Pedro del Vaticano La Basílica de San Pablo Extramuros La Basílica de Santa María la Mayor La Archibasílica surge en el siglo III en tierras de los Lateranos, noble familia romana caída en desgracia bajo Nerón, cuya propiedad pasó por tanto al dominio imperial.
Al mismo tiempo, además de recibir modestos encargos de pintura en grisalla para la Basílica de San Pedro del Vaticano, se inició en 1634 en la realización de mosaicos, colaborando con Giovanni Battista Calandra, el más destacado especialista del género en su tiempo.
En noviembre de 1503, es nombrado arquitecto pontificio, llevando a cabo dos intervenciones: el llamado Palacio de los Papas y la nueva Basílica de San Pedro del Vaticano, proyecto este último que solo llegó a comenzar y que sería más tarde continuado y modificado por Rafael, Antonio de Sangallo y Miguel Ángel, para ser concluido en el siglo XVII por Carlo Maderno.
La Catedral de Sevilla, es la catedral gótica más grande del mundo, y el tercer templo en cuanto a tamaño tras la Basílica de San Pedro del Vaticano en Roma, y San Pablo en Londres.
Los sepulcros llegaron a convertirse en la gran especialidad del escultor. Poco antes de 1470 proyectó el sepulcro de Pío II para la Basílica de San Pedro del Vaticano.
Otras basílicas importantes del siglo IV son: Basílica de San Juan de Letrán, Basílica de Santa María la Mayor, Basílica de San Pablo Extramuros y Basílica de San Pedro del Vaticano (329).
Jesús y san Andrés, Tesoro di San Pietro, capilla dei Beneficiati, Basílica de San Pedro del Vaticano. Origen de la música, Palazzo Caetani, Roma La Virgen con el Niño y ángeles, óleo sobre tela - 50 x 30 cm, Museo del Louvre, París Enciclopedia Italiana di Scienze, Lettere ed Arti, Ed.
El Vaticano le dio la bienvenida el año 1514, y a la muerte de Donato Bramante supervisó (en compañía de Rafael y Giuliano da Sangallo) la construcción de la Basílica de San Pedro del Vaticano; fue Fra Giocondo quien mejoró y fortaleció los cimientos del edificio y los pilares que no habían sido correctamente diseñados para soportar la cúpula.
En Mantua tuvo empleo durante dos décadas, y falleció antes de ocupar un puesto como arquitecto de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Originalmente se iba a ubicar en la basílica de San Pedro del Vaticano, el lugar de enterramiento de los papas; pero finalmente, tras la muerte del papa, se instaló como cenotafio (es decir, sin alojar el cuerpo del difunto) en San Pietro in Vincoli en el Esquilino, iglesia protegida por la familia della Rovere, de la que procedía Julio II, y de la que había sido cardenal titular.
Su diseño para el palacio es una síntesis de la Basílica de San Pedro del Vaticano, la iglesia jesuita de San Ignacio en Roma y el Palazzo Montecitorio, diseñada por Gian Lorenzo Bernini.
Proyecto para la basílica de San Pedro del Vaticano En su proyecto para la Basílica de San Pedro, Peruzzi toma la opción centralizada planteada por Bramante: una planta de cruz griega rematada con ábsides semicirculares e inscrita en un cuadrado.